'Outlander' 2x01 Review: Nuevos (ambos) comienzos

Por Esther Vega

Después de varios meses de espera eterna, y de un mes de promoción por parte de Starz – la cadena por cable que emite la serie en USA- en la que han destripado gran parte del argumento de esta nueva temporada, ya tenemos aquí la vuelta de Outlander. Antes de empezar con la review propiamente dicha, quiero destacar el trabajo de Tobias Menzies, que en este capítulo hace que se nos pongan -otra vez- los pelos de punta, esta vez, con su interpretación de Frank.
¡Cuidado Spoilers!

Pero… ¿y esto?

Con cara de perplejidad nos hemos quedado cuando hemos visto los primeros minutos del capítulo. Incluso, aquellos que ya nos hemos leído los libros – y por lo tanto ya nos lo esperábamos- nos hemos visto impactados por la primera secuencia. Claire aparece en Craigh Na Dun desconcertada y deseando estar muerta. ¿Qué ha pasado? Me temo, y si siguen el orden de los libros, que tendremos que esperar al final de la temporada para saber qué ha pasado. Por ahora, parece que tenemos a una Claire sola y desconsolada de vuelta a su época, que se confirma poco después por la presencia de un señor que la dice que está en 1948. Su desazón sigue creciendo cuando este señor le dice que la batalla de Culloden la ganaron los británicos por lo que, el objetivo que tenía con Jamie – que era impedir esta lucha- parece que ha fracasado.

¿Bienvenida?

En cuanto se entera de su vuelta, Frank va a verla al hospital. Parece que físicamente está bien y él está muy contento de tenerla de nuevo a su lado. El personaje de Frank es un personaje curioso. Me explico: Frank es el marido ideal, preocupado por su mujer y condescendiente. Claire le quería - ¿le quiere? – pero claro, Jamie no es competencia para él y Frank es siempre el segundón –para Claire y para la audiencia- que además tiene ese antepasado malo malísimo – Black Jack- que nos es imposible no relacionar. En fin, creo que este capítulo hace justicia a Frank y aunque el hombre tiene debilidades – que las tiene – no duda en seguir queriendo estar con Claire a pesar de que ella, haya amado a otro hombre.

Volviendo al episodio, Claire y Frank se acomodan en la casa del Reverendo Wakefield, el cual sirve de amigo a Frank en su perplejidad. Todavía no se sabe cómo Claire ha vuelto, de dónde ha vuelto –con unos ropajes del S.XVIII muy auténticos- y por qué ha vuelto. Mientras que Frank prefiere darle su tiempo, el reverendo es más de la opinión de hacerla hablar ya.

Mientras, Claire busca desesperadamente en los libros cuál fue el resultado de la rebelión Jacobita y si hay alguna referencia de Jamie, si él murió en la batalla de Culloden. Encuentra a la señora Graham como cómplice – recordemos que ella era la única que creía en la posibilidad de que Claire hubiera viajado en el tiempo – y ella le recomienda de que deje ir a Jamie y no lo convierta en un fantasma de su relación con Frank. Después de esta charla, Claire decide darle una oportunidad a Frank y contarle todo lo que ha ocurrido desde su partida. Todo. Dos años de ausencia que han dado para mucho y que acaba con la revelación de que ¡ella sigue enamorada de Jamie y que va a esperar un hijo suyo!. Los que nos hemos leído el libro sabemos de que va la historia, pero intuyo que la gente que sigue solo la serie no sabe esto a qué viene…¿Pero no se supone que está embarazada con Jamie en el barco? ¿se va ya a su época?. Calma y veréis, no os va a defraudar. Ante esta revelación, Frank se alegra un momento hasta que cae en la cuenta de que el bebé no puede ser suyo (por partida doble además: es estéril y hace dos años que no tiene relaciones con ella), así que cambia su alegría por furia.

Después de una instructiva conversación con el reverendo, éste le hace ver que si todavía sigue queriendo una familia al lado de Claire – y dado que el padre real está muerto- éste es su momento. Frank habla con Claire y le propone empezar de nuevo en Boston y ser el padre de su bebé (con dos condiciones: que el niño le considere como su verdadero padre y que Claire deje ir a Jamie, emocionalmente hablando). Ella acepta, por lo que ambos viajan a Boston a empezar una nueva vida.

Primeros pasos en Francia

Aquí introducen una cortinilla muy bonita con las manos tendidas de los dos hombres, Frank y Jamie. Frank le tiende su mano para ayudarla a salir del avión cuando nos superponen al mismo tiempo la mano de Jamie, ayudándola a salir del barco en el en el que acaban de desembarcar en la Francia de 1745.

Claire y Jamie encuentran un sitio para dormir y Claire intenta convencer a Jamie sobre su plan para terminar con la rebelión jacobita. Jamie no las tiene todas consigo, hacer que ganen la guerra es mucho mejor plan que intentar acabar con la rebelión de sus compatriotas, pero Claire insiste en que es la única opción, ya que ella no sabe ni de las tácticas ni las estrategias que se llevaron a cabo. Parece que ambos quedan conformes y deciden ir a visitar al tío de Jamie, Jared, reconocido jacobita que vive en Francia para que les presente a algunos hombres influyentes. Cuando le piden ayuda a Jared, éste les promete que lo pensará pero que mientras tanto Jamie puede quedarse en su casa de París cuidando de su negocio de vinos mientras él hace un viaje.

Claire metepatas

Ya nos estamos acostumbrando a las meteduras de pata de Claire – todas comprensibles desde nuestra óptica del S.XXI- y como no, esta ocasión no va ser diferente. Claire va a dar un paseo por el puerto, cuando ve a un hombre que lo están sacando a escondidas hacia una bodega. Ella es muy avispada y le ve una especie de póstulas en las manos que la hacen sacar su vena de enfermera. Ante todos los presentes dice que ese hombre tiene viruela y que tienen que ponerle en cuarentena. El capitán del puerto, en presencia del Compte de St Germain – dueño del barco de donde procede el enfermo- dice que si el hombre tiene viruela, tienen que quemar el barco con todo lo que haya dentro para que no se propague por la ciudad. Evidentemente, esto le sienta un poco mal al conde, ya que pierde todo el cargamento y por tanto, mucho dinero, y se encara a los Frasers diciéndoles que se la pagarán.

Termina el episodio viendo cómo queman el barco del Compte y cómo nada más comenzar una nueva vida en Francia ya se han ganado un nuevo enemigo que seguro que nos trae muchas más aventuras. ¡Vive les Fraisers!

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba