'Outlander' 2x09 Review: entrenando un ejército

PorEsther Vega

¡Nos preparamos para la guerra! Último episodio de transición antes del desencadenamiento de las batallas contra los ingleses. Claire y Jamie siguen intentando cambiar el curso de la historia pero esta vez, ganando la guerra.

¡Cuidado spoilers!

Convirtiendo a granjeros en soldados

Claire y Jamie llegan a caballo al campamento donde están los hombres del clan Fraser, con Murtagh incluido. Éste no les da una gran bienvenida ya que ve que son pocos los hombres que Jamie ha conseguido reclutar de parte de su abuelo Lord Lovat. El viejo zorro no le apoya oficialmente por lo que los mejores hombres se han quedado con él y otros muchos han desertado.

Al día siguiente, se reencuentran con Agnus, Rupert y, por supuesto, Dougal. Colum, como líder del clan McKenzie, no ha cambiado de opinión (en el pasado capítulo firmó un documento de neutralidad) por lo que los tres han venido de forma independiente a luchar junto con el clan Fraser. Jamie ve que sus hombres no están preparados para una batalla (la mayoría ganaderos o agricultores) por lo que cree conveniente entrenarlos.

Murtagh se pone manos a la obra y comienza a prepararlos, pero ve con frustración que los hombres no saben ni colocarse. Mientras, Claire tiene un recuerdos de cuando ella era enfermera en la II Guerra Mundial: ve a los hombres formar y jugar antes de la batalla en los dos espacios temporales.

Duelo McKenzie – Fraser

Uno de los momentos que va a repetirse en este capítulo son los múltiples enfrentamientos entre Jamie y Dougal. En este caso, Dougal quiere ir ya a la batalla, presentarse ante el Bonnie Prince para ganarse su apoyo, pero Jamie le para ya que ve que sus hombres todavía no están preparados.

Por otro lado, Jamie está preocupado porque desde que llevan en el campamento Claire no parece ella misma, está demasiado callada y ausente. Claire ve el broche de Jamie “Je suis prest” y lo relaciona con el de los soldados que ella conoció en la II Guerra Mundial. Está preocupada por tener que vivir otra guerra, por lo que Jamie le pide perdón por haberla llevado allí y él dice que la mantendrá a salvo.

Los hombres siguen con el entrenamiento y como Jamie les ve con poco ánimo, les da un discurso sobre su experiencia de soldado en Francia y de lo que es enfrentarse a un ejército profesional. Les intenta motivar para que se tomen el entrenamiento en serio y que sean disciplinados. Cuando ya parece que lo ha conseguido, Dougal echa todo por tierra cuando entra como un salvaje atacando a los hombres qué rápidamente salen despavoridos. Dougal quiere llevar todo el rato el mando, pero Jamie le deja claro que son sus hombres y su clan y que se hará lo que él diga y que si a Dougal no le parece bien, que puede marcharse y luchar con otro. No le queda más remedio que aceptar a regañadientes.

Parecía que se quedaba conforme pero no, inmediatamente Dougal se va a hablar con Claire para que ella convenza a Jamie de que está en un error y que tiene que pedirle ayuda. Como Claire no acepta a la primera, le intenta chantajear con contarle el pacto que hicieron en el que ella le prometió matrimonio (si Jamie moría) a cambio que Dougal le dejara a sus hombres para salvar a Jamie de Wentworth. Claire se enfada todavía más, Jamie sabe de sobra ese pacto porque ellos lo comparten todo, por lo que el chantaje no surge efecto y lo único que consigue Dougal es cabrear más a Claire.

Traumas del pasado

Claire sigue con sus flashbacks, no hace más que ver a los soldados del pasado en los hombres del clan Fraser. Jamie está realmente preocupado por ella, ya que se suelen contar todo lo que les preocupa, en este caso, Claire está siendo muy reservada y le dice que todo está bien.

Esa noche, mientras Jamie está consultando unos documentos, entra Dougal con diez hombres que acaba de reclutar. Dougal dice que son voluntarios pero se vuelven a sus hogares en cuanto Jamie les da oportunidad: una cosa es luchar contra los ingleses y otra es cometer traición por una causa en la que no creen.

Durante los entrenamientos con fusil, Claire tiene otro recuerdo y se desvanece: ella está en un coche con varios soldados y de repente, son abatidos por una bomba. Uno de los soldados está en línea enemiga herido. Claire y el otro soldados han tenido más suerte y están en una trinchera a salvo esperando el momento de poder rescatarle. Cuando el soldado ve una oportunidad, se lanza a salvar a su amigo cuando se oyen unos disparos que acaban con su vida. Se producen varias explosiones y ella se queda tendida en la trinchera tapándose los oídos, no quiere oír a los soldados pedir ayuda ya que no puede hacer nada por ellos, y no se levanta hasta que la encuentran otros soldados de su bando al día siguiente. Esta situación le causó a Claire un trauma muy fuerte que había cerrado ese día y que ahora, con la preparación para la nueva batalla ha reabierto. Jamie, que ya sabe que es lo que le pasa, le dice que se vaya a Lallybroch pero Claire le dice que no quiere volver a sentirse inútil en una trinchera y menos cuando la gente que va a luchar es gente a la que quiere.

William Grey

Por la noche, mientras Jamie está fuera haciendo sus necesidades, un chico le ataca y pretende cortarle la garganta. Jamie le hace frente y enseguida ve que es inglés. Le intenta sonsacar información sobre el campamento británico y el chico, de 16 años, le dice que no va a conseguir información de ninguna forma, aunque le torture. Claire entra en escena y cuando ve que Jamie intenta utilizar la fuerza contra el chico, se hace la desvalida y, como si fuera una rehén de los escoceses, le dice que se entregará a Jamie si deja libre al muchacho. Jamie le sigue el juego y comienzan un forcejeo pactado en el que pronto el chico cae y le cuenta todo lo que sabe. Se llama William Grey y les informa sobre la posición del campamento británico y las armas que poseen. Jamie le perdona la vida y él le dice que tiene una deuda de honor.

Esa misma noche van al campamento británico a robar los ejes de las ruedas de los cañones y quemar las ruedas. Cuando vuelven a su campamento, recogen todas sus pertenencias y se dirigen hacia donde está el campamento del ejército del Bonnie Prince. En el próximo capítulo seremos testigos de una batalla real: Prestonpans que ocurrió el 21 de septiembre de 1745 y en el que, según la historia, ganaron los escoceses. Pero ahora que están intentando cambiar la historia… ¿ganarán?

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba