'Outlander' 2x12 Review: ¿ha sido todo en vano?

Por Esther Vega

Parece que todo lo que han tenido que hacer Jamie y Claire por impedir Culloden ha sido en vano. A pocos días de celebrarse la gran batalla, que acabará con la destrucción de la forma de vida de los escoceses, nuestros protagonistas de 'Outlander' intentarán impedirla con sus últimas armas.

¡Cuidado spoilers!

Encuentros inesperados

Han pasado varios meses desde que lucharon (y ganaron) en Prestopans y nuestros protagonistas vuelven donde está acampado el ejército escocés. Al ver el estado de los soldados (sin comida , con frío y sin poder descansar bien) toda esta situación ha minado aún más su moral: Culloden está a tan sólo unos días y el estado de los hombres no es muy alentador. No saben dónde está el ejército británico por lo que Jamie envía a una expedición Dougal para que investigue cómo de cerca están. Además, pronto habrá un consejo de guerra y Jamie quiere que el Bonnie Prince esté allí, por lo que manda a Murtagh a por él: quiere evitar que de ese Consejo salga la batalla de Culloden y confía en que el príncipe le escuche.

Claire es una mujer prevenida por lo que va a Inverness a conseguir provisiones para la batalla. Cuando entra en la botica se encuentra con Mary Hawkings, la cual está comprando una botella de láudano. Vemos a Mary muy cambiada: cuando volvió a casa a Inverness, Alex se puso en contacto con ella y ahora están juntos aunque parece que la salud de Alex es un poco delicada. Mary le echa en cara a Claire que intentara convencer a Alex de que la dejara, que no era buen partido para ella cuando estaban en París. Claire intenta excusarse en que creía hacer lo correcto para ella (aunque nosotros sabemos las verdaderas intenciones eran salvar a Frank) y quiere disculparse con Alex en persona.

Pacto con el enemigo

Se realiza el Consejo de guerra con Bonnie Prince a la cabeza. Sus generales le proponen Culloden como campo de batalla y Jamie, intentando alejar ese pensamiento de sus cabezas intenta convencerles: Culloden es un terreno llano y ellos, sin caballería ni artillería estarían vendidos a la merced de los ingleses. Propone esperar al oro francés, que todavía no ha llegado, para comprar comida y armas para así animar a sus hombres. El príncipe no le escucha, no quiere retirarse y decide que lucharán en Culloden.

Claire va a la posada donde están alojados Alex y Mary. Alex Randall está muy mal e intenta aliviar su tos con una infusión. De repente… ¡Black Jack entra en la habitación! Parece que ha ido a ver a su hermano pero Claire no se encuentra cómoda estando en la misma habitación y quiere irse. Mary le dice que no sabe lo que harían sin Jack, él está pagando las facturas mientras Alex se recupera, además está embarazada. Claire no cree que Alex se pueda recuperar y así se lo hace saber, para la desesperanza de Mary.

Black Jack cree que Claire es medio bruja (o bruja entera) y le pide que cure a su hermano. Lamentablemente, la salud de Alex es incurable aunque se compromete a aliviar su dolor a cambio de que él le diga dónde está el ejército británico y sus próximos movimientos. Black Jack accede: están acampados a 19 kilómetros del ejército escocés y en dos días celebrarán el cumpleaños de su general.

Claire, enfermera a tiempo completo

Collum llega al campamento escocés muy perjudicado y pide ver a su hermano Dougal y a su sobrino Jamie. Claire, que ya se encuentra en el campamento otra vez, va a inspeccionar el estado de salud del jefe del clan y ve que no es bueno. Collum quiere hablar con Claire en privado: lleva muchos años sufriendo y quiere acelerar su muerte. Claire, le da un brebaje para que se lo beba cuando esté preparado para irse. Claire tiene una relación amor-odio con él, por un lado es el tío de Jamie y la acogió en su castillo pero por otro no hizo nada para salvarla ni a ella, ni por supuesto a Geillis, de ser quemadas en la hoguera por brujas. Colum le dice que no quemaron a Geillis inmediatamente, que esperaron a que tuviera el niño – recordemos que estaba embarazada de Dougal - y que ahora el niño está con una buena familia McKenzie: lo llamaron William.

Alex está cada vez peor. Claire le ayuda en lo que puede, pero es incapaz de curarle. Esta situación le causa una frustración tremenda a Jack que no duda en hacerla latente con Claire. Alex, consciente de que no se va a recuperar, quiere dar un futuro a Mary y a su hijo por lo que le pide a Jack que se case con ella. Así le dará su apellido y ella tendrá sustento. Bkack Jack no acepta y Claire intenta convencerle. Murtagh no entiende cómo Claire quiere casar a una muchacha tan inocente como Mary con el monstruo de Jack así que se ofrece voluntario para ser él el que se case con ella. Claire le agradece su ofrecimiento pero Jack Randall puede darle a Mary algo que él no puede si muere: una pensión vitalicia del ejército británico y un apellido inglés. Jack no parece muy convencido de ser esposo y padre de nadie pero Claire le plantea la situación como un perfecto acto de amor hacia su hermano para ganar su redención.

La subsistencia del clan McKenzie

Dougal ya está de vuelta de su expedición, y en cuanto se entera que su hermano está en el campamento, va a verle. Collum está allí, no porque se haya vuelto jacobita y quiera apoyar la rebelión – recordemos que firmó un pacto de neutralidad- sino porque quiere zanjar algunos asuntos del clan para cuando él ya no esté. Quiere que su hijo Hamish sea el próximo jefe del clan McKenzie y quiere que su mentor sea Jamie. Dougal, ninguneado por su hermano, se enfada ya que ni le propone como sucesor ni como mentor de su hijo. Collum cree que el resto del clan no le quiere como jefe tampoco, y como muestra le hace ver la cantidad de hombres que le han seguido a luchar por los jacobitas, solamente tres o cuatro. Collum elige a Jamie porque cree en su integridad y en que no sacrificará a sus hombres innecesariamente.

Poco después, en otro consejo de guerra y gracias a la información que Claire les ha conseguido, proponen al Bonnie Prince realizar un ataque sorpresa contra el ejército inglés mientras éste está celebrando el cumpleaños de su general, proponen hacer otro ataque sorpresa.

Poder morir en paz

Dougal habla con Collum y vemos que tiene un gran pesar, han compartido mucho dolor, desde el momento en el que ambos eran unos niños y Collum tuvo la mala suerte de caerse del caballo y acabar gravemente herido. Desde ese momento, cree que su hermano le ha traicionado al empeorar desde la caída, y se lo hace saber cuando… Collum muere sin oír ni siquiera su discurso…

En la pensión, Jack y Mary se casan delante de un Alex moribundo. Finalmente, Alex muere y aunque Mary y Claire están muy afectadas, Jack entra en cólera y empieza a golpear a su hermano.

Claire le cuenta todo esto a Jamie y le dice que ella sabe que Black Jack morirá a la mañana siguiente en Culloden y que si Jamie logra parar la batalla (con el ataque sorpresa de por la noche al campamento inglés) ella misma le ayudará a matarlo, tal y como le prometió en París.

Jamie va al ataque, junto el resto de los generales cuando le dicen que… ¡el Bonnie Prince se ha perdido en la oscuridad! Jamie, que sabe lo que les avecina, quiere atacar sí o sí, pero el general se retira y no le queda más remedio que abortar el ataque y volver al campamento. Ahora sí ¡nos preparamos para Culloden!

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba