'Pasión y poder': Fernando Colunga como villano y otras razones para darle una oportunidad

Por Betty M. Martínez

Desde que Nova anunció la emisión de ‘Pasión y poder’ han sido muchos los telenoveleros, yo incluida, que han esperado el día del estreno con mucha ansiedad y, sobre todo, curiosidad. No sé cómo se desarrollará ‘Pasión y poder’, pero lo que sí sé es que José Alberto Castro ha conseguido captar nuestra atención. ¿Por qué?

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

El paso del galán de galanes al lado oscuro

Confieso que Fernando Colunga encabeza mi ranking de galanes favoritos. Es el ejemplo perfecto de galán tradicional made in Televisa. Sus críticos censuran que repite una y otra vez el mismo rol, pero lo que nadie puede negar es que desde hace años nos conquista en cada uno de sus papeles. Es absolutamente indiscutible que es una apuesta segura para cualquier producción.

‘Pasión y poder’ no ha sido la excepción. Vuelve Fernando Colunga, pero esta vez hay más. Desde la primera secuencia, desde la primera vez que oímos su voz, desde el primer momento en que vemos su rostro comprendemos que algo ha cambiado. Esta vez no es el galán que enamora a la protagonista, y, de paso, a todas las espectadoras. Esta vez es el villano que hace sufrir, y mucho, a la heroína.

Reconozco que cuando me senté en el sofá para conocer a Eladio Gómez Luna tenía muchas dudas ¿Sería capaz de odiar a un personaje interpretado por Fernando Colunga después de tantos años adorando sus interpretaciones?

La respuesta a esa pregunta es que aún no he conseguido odiarlo, pero ya he empezado a detestarlo. Eladio Gómez Luna es la completa antítesis de lo que ha sido Fernando Colunga en estos últimos años. Maltratador, manipulador, controlador, soberbio, engreído, prepotente, vengativo, traicionero, mentiroso, cruel, vil, ambicioso, rencoroso…

Pero a pesar de todos esos adjetivos, lo más curioso es que puedo seguir diciendo de Fernando Colunga lo que siempre he dicho de él como galán. Nunca defrauda. Es cierto que aún le está tomando la medida al personaje y se nota que todavía no ha interiorizado el rol. Algunos movimientos están muy robotizados, algunas actitudes están un tanto forzadas y aún no ha encontrado el tono exacto de voz. Sin embargo, en algunas escenas ha conseguido darme miedo y en algunos momentos me han dado hasta ganas de abofetearlo, es decir, lo normal en un villano, así que, insisto, Fernando Colunga nunca decepciona y demuestra que puede ser algo más que el galán de galanes.

Duelo de galanes en el amor y en el dinero

Si Fernando Colunga es el villano, ¿a quién ponemos de galán? La verdad es que para José Alberto Castro no ha debido ser fácil encontrar un actor para interpretar a Arturo Montenegro. Si pones a un peso pesado como villano, necesitas a otro peso pesado para equilibrar a los dos personajes y ahora mismo Televisa no anda sobrada de galanes con el nivel suficiente como para darle la réplica a Colunga y resultar creíble. Entonces, ¿quién ha asumido el reto? Otro nombre propio que suele responder notablemente en sus interpretaciones. Jorge Salinas.

¿Ha sido un acierto? Es pronto para decirlo. Aún hemos visto muy poco y han sido pocas las escenas en las que ambos han coincidido, pero, por ahora, parece que funciona. La ventaja para Jorge Salinas es que pisa terreno conocido al interpretar al galán, aunque deberá hacer un esfuerzo para no resultar demasiado “blando” frente a los ataques del villano.

Ataques que ya sabemos que van en dos frentes. Por un lado, en el empresarial y, por otro lado, en el sentimental. Y parece que este va a ser el más interesante. Eladio está casado con Julia, el gran amor de Arturo. Y la pregunta que absolutamente todos nos hacemos es ¿conseguirá Jorge Salinas quitarle la chica a Fernando Colunga? Señores, señoras, hagan sus apuestas. Yo no me atrevo.

Jorge Salinas ya sabe lo que es perder a la chica en el último momento (aún sigo sin explicarme el final de ‘La esposa virgen’), pero también consiguió quedarse con Ana Brenda Contreras en ‘La que no podía amar’ (a pesar de que durante toda la telenovela apostamos por José Ron como galán triunfador), así que todo es posible. ¿Habrá llegado el día en que Fernando Colunga salga derrotado o regresará del lado oscuro para recuperar su trono de galán? Aunque solo sea por esta duda, ‘Pasión y poder’ se merece una oportunidad.

Ellas: la sufridora y la insufrible

Visto el elenco masculino, reconozco que no tenía mayor interés en saber quiénes serían las protagonistas femeninas. El villano y el galán tienen tanta fuerza y tanta personalidad que apuesto a que podrían defender la historia fuesen quienes fuesen sus compañeras de reparto. Sin embargo, los que podrían ser personajes de relleno, también apuntan maneras.

Comencemos por el eje del odio entre Eladio y Arturo. Susana González es Julia, esposa del primero y gran amor del segundo. Para mí ha sido una sorpresa que este papel se lo llevara esta actriz. Que no se me malinterprete. Es bastante correcta, pero, visto el elenco, me esperaba otro nombre con más relumbrón. Sin embargo, por ahora convence. Cada mirada, cada gesto nos muestran a una mujer temerosa, asustada, aterrada. Ya se ha cansado de llorar, pero hay que reconocer que todas sus lágrimas han estado perfectamente justificadas y parece que va a seguir sufriendo.

Además, su interacción con Jorge Salinas y Fernando Colunga confirma lo acertado de su elección. Julia transmite pavor cada vez que tiene cerca a Eladio, lo que resulta bastante curioso después de haberlos visto en otro tipo de actitudes en ‘Pasión’ (definitivamente, Televisa tiene que renovar al responsable de titular las telenovelas). En cuanto a su feeling con Arturo, después de ver su primer encuentro (o reencuentro), está claro que el casting ha sido más que acertado.

Por otro lado tenemos a Marlene Favela como Nina. Por ahora, no se la puede etiquetar de villana porque todavía no ha hecho ninguna jugarreta digna de mención, pero tiene todas las papeletas para serlo. He intentado buscar calificativos para definirla, pero la mejor descripción la ha hecho uno de los personajes. Es una “naca con dinero”. Una mujer que vive pendiente de las apariencias. No importa si su hija descubre que su prometido es un miserable, la boda debe seguir adelante porque la cancelación sería una humillación pública injustificable. Todo vale con tal de evitar el “qué dirán”.

La verdad es que ya tengo curiosidad por saber cómo consiguió Nina casarse con Arturo porque es la completa antítesis de Julia. Espero que nos lo vayan contando. ¿Conoce Nina la historia entre Arturo y Julia? ¿Se aliará con Eladio para hacerles la vida imposible a su marido y su amada?

Definitivamente las idas y venidas entre estos cuatro personajes pueden resultar bastante interesantes porque son muchos los movimientos posibles, así que he aquí otra razón para darle una oportunidad a ‘Pasión y poder’.

Los jóvenes piden paso

Si el cuarteto protagonista ya invita a pegarse a la pantalla, hay una trama secundaria que también consigue captar nuestra atención. Por si no fuera suficiente que los Gómez Luna y los Montenegro estuviesen enfrentados en los negocios y en rencillas románticas del pasado, ahora resulta que la hija de Arturo y el hijo de Eladio se enamoran. Aún no hemos visto el romance, pero ya nos han dejado perfectamente claro que lo habrá.

Aquí reconozco que me he llevado una decepción. Si la historia adulta tiene varias posibles vías de desarrollo, la trama juvenil resulta demasiado evidente y casi previsible. Que nos hagan dudar de que Eladio sea el padre de David ya desde el principio y que al mismo tiempo surja el romance con Regina nos presenta la historia casi masticada. Por favor, la trama tiene posibilidades, no nos la estropeen desde el inicio.

Al margen de lo que nos depare el guion, lo bueno es que dos jóvenes actores como Michelle Renaud y José Pablo Minor tienen una oportunidad de oro para aprender de sus “padres” y “madres” en la ficción. Esa es otra buena razón para ver ‘Pasión y poder’ ¿estaremos asistiendo a los primeros pasos de un relevo generacional?

En fin, por ahora el elenco principal resulta lo más interesante y atractivo de ‘Pasión y poder’. Confiemos en que el duelo entre Fernando Colunga y Jorge Salinas, entre Eladio y Arturo, tenga el nivel que le presuponemos y sea suficiente para que lleguemos a ver cómo acaba la guerra abierta entre los Gómez Luna y los Montenegro.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba