'Queen of the South' 1x04 Review: florecer en la oscuridad

Por Betty M. Martínez

No sabemos si Teresa llegará a ser ‘Queen of the south’. Bueno, sí lo sabemos por las pistas que la Teresa del futuro nos va dejando. Sin embargo, a día de hoy, cuando llevamos cuatro capítulos, la única verdad es que Camila es la auténtica reina del sur. Esta semana ha dado una lección magistral de cómo manejar el “negocio”.

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Quien no arriesga no gana

Es más que evidente que Camila va a por todas en su guerra contra Epifanio, pero esta semana ha dado algunos pasos de gigante en los preparativos de la contienda e, incluso, ha dado algunos que nos han parecido un tanto arriesgados de más. Es muy lógica su estrategia de captar aliados a través del mejor argumento posible en este tipo de negocios (la rentabilidad económica), pero no tengo muy claro si esa razón tiene el suficiente peso para “comprar” a Batman.

Recordemos. Batman es el hombre de paja de Epifanio. Me explico. Durante su campaña por el Gobierno de Sinaloa, Epifanio debe parecer un respetable hombre de negocios (insisto en el verbo “parecer”, que no “”ser). Para conseguir dar esa imagen ha cedido el control nominal (que no real) a Batman para evitar preguntas incómodas.

Y ahí es donde Camila mete su cucharadita de veneno. Le dice a Batman que no espere quedarse como gran jefe del cártel cuando Epifanio sea gobernador porque su marido pretende mandar tanto en la política como en el negocio. Pero, además, tampoco va a haber negocio en el que mandar porque Camila se va a quedar con el pastel completo.

¿He dicho ya que Camila es una gran mujer de negocios? Sé que es una delincuente. Sé que sus negocios son moralmente reprobables. Sé que es una asesina. Sé todo eso, pero hay que asumir que es terriblemente hábil y peligrosamente astuta. Va a intentar aislar por completo a Epifanio privándole hasta de su hombre de confianza. Es brillante. Hay que reconocerlo.

El problema está en saber si ha sido lo suficientemente convincente como para conseguir que Batman muerda el anzuelo, pero hasta para eso ha sido sibilina. Batman pregunta qué obtendrá él si se pone de su lado y ella le responde “te compensaré del modo que te mereces”. Vale y eso ¿qué significa… en realidad? ¿Qué lo va a hacer partícipe de los beneficios? ¿Qué se convertirá en su hombre de confianza? ¿Qué lo enterrará en el desierto por traidor? Lo que pensemos nosotros no importa. La duda está en saber cómo ha interpretado Batman esa oferta.

El valor de una libreta

Pero Batman ha tenido mucha tarea en este capítulo. No parecía demasiado listo, pero ha conseguido descubrir que Brenda habló con Teresa y, lo que es más relevante, que ambas están en Dallas. En otras palabras, que están en el territorio de Camila.

Y allá que se va Batman a por Teresa. La encuentra y se la lleva. Y de camino a México aprovecha para hacer la gran pregunta. ¿Dónde está la libreta? Y Teresa miente. “He hecho copias y si me pasa algo las recibirá la DEA”. Teresa, por favor, si de verdad aspiras a ser ‘Queen of the South’ vas a tener que empezar a mentir mejor. Era más que evidente que te lo estabas inventando todo sobre la marcha.

Pero, al margen de eso, yo tengo otra pregunta. ¿Qué hay en la dichosa libreta? ¿Qué puede ser tan importante como para que el pseudo-jefe del cártel de Sinaloa cruce la frontera para recuperarla? ¿Qué secretos oculta como para que no le sea ni siquiera mencionada a Camila?

Por cierto, había dicho que Batman había resultado ser más listo de lo que parecía. Pido disculpas. Error mío. ¿De verdad creía que Camila iba a permitir que se llevara a una de sus chicas? Es más ¿en serio pensaba que iba a dejarle cruzar la frontera con “esa” chica? Batman, pareces un aficionado. Tener “amigos” en las fuerzas del orden es casi de primero de narcotráfico o, al menos, de primero de narconovela.

Teresa suma puntos

En fin, que Teresa se ha salvado por los pelos de caer en las garras de Epifanio, pero sigue bajo el control de Camila, que cada día está más convencida de que puede ser una pieza muy importante en su futura guerra contra Epifanio. Por cierto, me he llevado una decepción con James. ¿Cómo que habría que habérsela entregado a Epifanio desde el principio? ¿Qué pasa? ¿Qué al final toda esa preocupación por su bienestar y su seguridad era pura estrategia de acercamiento?

Pero lo que Camila no sabe es que Teresa no es solo valiosa por el secreto que oculta, sino porque tiene madera. Nadie tiene que decirle cómo salir de situaciones comprometidas. Su instinto la lleva a actuar. Y a acertar. La semana pasada evitó que la “empresa” perdiera 50.000 dólares. Esta semana volvió a evitar que les robasen.

Sin hablar. Solo observando. Mirando atenta cada detalle. Teresa aprende cómo funciona el negocio. Sin hacer ruido. Sin grandes aspavientos. Teresa va ascendiendo en la organización. Ya no es una mula más. Es alguien que hace las entregas y salva los imprevistos de la mejor manera.

Está claro que estamos asistiendo al nacimiento de una nueva reina. Habrá que ver cómo consigue quitarle la corona a Camila. Por ahora, está haciendo lo mejor, dadas las circunstancias. Está floreciendo en medio de la oscuridad.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba