Peligroso viaje a Bolivia de Teresa, James y Güero Queen of the South 2x05-06 Review: O muere uno o mueren todos

Queen of the South 2x05-06 Review: O muere uno o mueren todos
Queen of the South 2x05-06 Review: O muere uno o mueren todos

Por Betty M. Martínez

La verdad es que esta temporada ‘Queen of the South’ está resultando bastante extraña. Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo, resulta que no, que pasa algo tan sumamente surrealista que consigue que nos replanteemos todo lo que creíamos saber. Eso sí, hay algunas cosas que se veían venir.

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Guerra de machos

Estas dos semanas han pasado muchas cosas, pero lo más interesante es que hemos tenido la oportunidad de ver cómo se las ingenian para trabajar juntos James y el Güero. Pongamos los antecedentes sobre la mesa. Güero estuvo colaborando con la DEA durante su “muerte”, lo que hace que Camila se la tenga jurada. Mientras Güero lidiaba con los federales, James ha creado una relación muy especial con Teresa, su compañera de trabajo y, además, ¿novia? del piloto.

Con estos antecedentes, era más que evidente que estos dos no podían llevarse bien porque habría que añadir que James mira de una forma muy especial a Teresa (algo de lo que hasta el Güero se ha dado cuenta) y Teresa es bastante ambigua en su relación con él. Así pues, tenemos a dos machos alfa librando su particular batalla en medio de la guerra que mantienen Camila y Epifanio.

Hay que reconocerles algo a estos dos. Tienen claras sus prioridades o, mejor dicho, su prioridad. Teresa. En cuanto ella está en peligro, ambos cooperan codo a codo para protegerla, rescatarla o ponerla a salvo. Y, además, lo hacen sin necesidad de decirse nada. Ambos tienen claro que lo importante es que ella esté bien. Todo lo demás es secundario.

James y Guero
James y Guero

Es más, el Güero nos ha dado la gran sorpresa al salvarle la vida a James. ¿Por qué se pregunta él? Y de paso nosotros. Porque James mantuvo a salvo a Teresa cuando Güero no pudo. No hay razón más poderosa que esa. No sé si llegarán a ser amigos. Lo dudo, pero tampoco me atrevo a asegurarlo. Pero sí sé que hay un lazo muy especial que los une. No sé si es lealtad. No sé si es gratitud. No sé si es un extraño código de honor. No sé lo que es. Pero la relación de los dos gallos de este corral aún está por definir. Y, desde luego, no va a ser tan simple como nos habíamos imaginado.

La neutralidad de Teresa

Y en medio de la guerra de gallos, ¿qué dice Teresa? Nada. La pobre bastante tiene con intentar que sus dos galanes no se maten entre ellos. Perdón por lo de galanes. Ya sé que esto no es una telenovela, pero hay que decir que en estos dos últimos capítulos han sucumbido a la tentación de darle el toque romántico a esta serie. Ha sido muy narconovela. Reconozcámoslo.

En fin que me desvío de lo importante. Como siempre, Teresa es la que tiene que solucionar todos los problemas, imprevistos y situaciones que se planteen por muy surrealistas que sean.

Porque para surrealista su “buena muerte”. La verdad es que no me apetece profundizar mucho en la incursión de Teresa en la religión de El Santo porque me da un poco de repelús y, además, lo confieso, no he conseguido acabar de entenderlo. Lo que sí me ha quedado claro es que Teresa sí sabe lo que es la lealtad.

Cuando El Santo le obliga a elegir a James o al Güero para el sacrificio. “O muere uno o mueren todos”. Teresa no necesita pensarlo. Prefiere sacrificarse ella a tener que elegir entre los dos hombres de su vida. ¿Cómo valoramos eso? ¿Es un extraordinario gesto de generosidad? ¿Una prueba de que es posible amar a dos hombres y no estar loca? ¿Un síntoma de una personalidad con tendencias suicidas?

Al margen de eso, la situación ha sido tan surrealista que ni la voy a comentar porque creo que cada uno debe sacar sus propias conclusiones tras ver la triple incursión de Teresa, James y Güero en el Camino de la muerte.

En lo que todos coincidiremos es en que Teresa tiene un pacto con Dios, con el diablo o con los dos porque es la única explicación que encuentro a que consiga salir viva y prácticamente ilesa de todas y cada una de las veces que ha estado a punto de morir. ¿Cuántas han sido? ¿Alguien las ha contabilizado? Yo ya he perdido la cuenta. No estaría de más que incluyesen a su ángel de la guarda en los títulos de crédito porque se está ganando el sueldo a pulso.

Teresa
Teresa

El negocio sigue adelante

En cuanto a Camila, ha tenido menos protagonismo, pero claro ¿para qué vamos a prestarle atención a la presidenta de la empresa si la que está gestionando el negocio es la consejera delegada? Siempre me he declarado muy fan del personaje de Verónica Falcón, pero esta temporada Alice Braga le está ganando terreno. Camila será la jefa, pero Teresa se está haciendo con la autoridad.

Primero, consigue el acuerdo con El Santo, que no ha sido nada, pero nada fácil (me parece a mí que ni siquiera Teresa tiene muy claro lo que ha pasado). Segundo, evita que Rey Jorge se eche para atrás. Y recordemos que ese contacto también se consiguió por obra y gracia de Teresa. Camila, en serio, está bien que evites riesgos (como lidiar con La Capitana), pero deberías vigilar más de cerca tus intereses porque, ahora mismo, los activos más importantes de tu organización (jefe de seguridad, proveedor y transportista) muestran un gran respeto por tu ¿socia? ¿empleada de confianza?

Claro que Camila tiene otras cosas en la cabeza. Su particular guerra con Epifanio la tiene bastante ocupada y si encima tu hija se presenta en la puerta de tu casa sin avisar, más aún. Atención con Isabela. Parecía que era parte del atrezzo, pero en menos de diez minutos ha dado un giro radical.

Ha dejado atrás esa inocencia infantil que le hacía creerse que la crisis de su familia era pasajera o que su padre era ahora un respetable gobernador y ya ha asumido la realidad. El matrimonio de sus padres no tiene arreglo y Epifanio sigue siendo el líder del cártel.

Además, ha tenido su primera toma de contacto con los negocios de la familia. El problema es que lo ha hecho desde la posición equivoca. ¿Qué pasará cuando Camila y Epifanio descubran que su hija es cliente de la empresa familiar? ¿Conseguirán ponerse de acuerdo para evitar que la situación se complique aún más? ¿Dejarán a un lado sus diferencias por el bien de su hija?

Va a ser interesante cómo se comportan estos dos enemigos acérrimos, pero, por ahora, nuestra atención está en otros enemigos. ¿Cuánto tiempo mantendrán James y Güero esa especie de tregua? ¿Se decidirá Teresa por alguno de los dos? Y, sobre todo, ¿quién es el Judas?

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba