‘Les Revenants’ 2x03/04 Review: Un nuevo personaje que une distintas historias

PorCristina Company

La segunda semana que disfrutamos de la nueva temporada de 'Les Revenants' también viene acompañada de dos capítulos. Poco a poco, nos adentramos en los secretos más escondidos de aquellos que volvieron y vamos descubriendo qué elementos son esenciales para su vuelta.

(¡Cuidado SPOILERS!)

Un bebé querido por todos

Es hora de volver a casa para Adèle, Chloé y el nuevo miembro de su familia. Uno de los médicos que la acompaña le pregunta qué hacer con el niño, cuál es su habitación. Como las intenciones de Adèle era no tener el bebé ni siquiera se molestó en preparar un cuarto para él.

Aunque la madre no muestre ni un intento de acercamiento a su hijo, su hermana mayor sí que lo hace. De momento, es algo que a Adèle no le importa. Sin embargo, escucha a Chloé cantarle una canción que Simon le cantaba a ella antes de morir. Los sentimientos que afloran en Adèle la enfurecen hasta el punto de prohibirle que se acerque al bebé.

Tras ello, Simon sigue visitando a su hija y vigilando al bebé por orden directa de Lucy. Chloé insiste en que cuando vaya a por el bebé que se lleve también a ella, que no la deje sola.

Horas después, el niño no para de llorar y Adèle decide, de una vez por todas, acercarse y permanecer junto a él hasta dormirse. En ese momento, Simon acude y se lleva al bebé. Lucy se lo entrega a una pareja que murieron justo días después de dar a luz a un niño. Estos resultan ser los padres de Simon. Lucy le prometió que volvería a verlos y ha cumplido con su palabra.

Pese a que siguió el consejo de Lucy de no contarles nada sobre quién era él, sus padres se acercan a él. Con una pistola descargada, apunta y dispara a su mujer, algo que perturba a Simon. Este suceso crea un acto de inseguridad en el propio personaje el cuál no cree apropiado que sigan cuidando al bebé. Por tanto, decide ir, personalmente, y devolvérselo a Adèle, la cual era la principal sospechosa de la desaparición del niño.

El niño que todo lo sabe, pero que nada dice

Si el personaje de Victor ya nos parecía inquietante, en estos dos capítulos no ha sido para menos. Desde que lo vimos aparecer enfrente del autobús, provocando el accidente, nos ha intrigado quién era y cuál era el ‘poder’ que poseía.

En el tercer capítulo aparece el hermano de Victor y conforme su familia crece y se va consolidando, Julie se da cuenta de que no tiene ya motivos para quedarse con él. Cada vez sus dudas sobre su papel en la vida de Victor son más grandes. La señora Costa le hace recapacitar sobre que, aunque ellos no puedan marcharse, ella sí.

En el momento de despedirse de Victor, este le dice que le prometió que no iba a abandonarle y, aunque va a incumplir la promesa, el niño no se inmuta. Con su inexpresividad que tanto lo define como un personaje misterioso, se sincera con Julie: le indica que ella lo necesita a él mucho más que él a ella. Si no, ¿qué va a ser del niño que crece en su vientre? En este mismo instante cualquier espectador pegado a la pantalla se queda dubitativo. ¿Qué bebé? Pues, tal y como afirma Victor, es fruto de la violación de la que fue víctima en el puente. Finalmente, Julie se marcha de la ciudad, atravesando el lago que formó la inundación.

Tras ello, se dirige a su casa pero está completamente destrozada. Tras cambiarse de ropa, se dirige a la antigua casa de Victor en busca de pistas sobre qué esconde esta extraña familia.

Al no encontrar nada, va en busca de una vecina la cual le ofrece alojamiento y le comenta que toda la ciudad culpaba a Victor de lo sucedido en la presa. No sabe si son habladurías o no, pero si algo saben es que es un niño del que todavía no sabemos nada.

Por otra parte, Berg es un personaje que, desde que llegó nos ha causado bastante intriga. En estos episodios hemos descubierto un poco de su pasado: En su niñez, coincidió temporalmente con Lucy, Milán, los Costa y Víctor. Se junta con Jerôme para averiguar sobre el fenómeno ‘revenant’ que les rodea. Esto les lleva hasta casa de Victor en el que, tras un armario se esconden miles de dibujos que, si los observamos con atención, son premonitorios de todos los accidentes que han ido pasando.

Las consecuencias del pasado

Sabíamos que en esta serie había un personaje que hacía de nexo de unión entre las historias, Lucy. Sin embargo, esta semana hemos podido ver cómo hay una conexión aún mayor. El personaje que une todas las historias es Milán.

Milán es el padre de Serge y Toni. Mientras Toni sigue preso en la Mano Tendida, Serge vive con su padre. Su pasado, que apenas conocíamos, se ha desvelado en estos dos capítulos. Él fue el responsable de la muerte de Lucy y de su novio Morgane. Además, cada vez que descubríamos una muerte a manos de Milán, él indicaba que los estaba salvando, expirando de sus múltiples pecados o llevándolos a una nueva vida. Por tanto, vemos un nuevo tema que, hasta ahora no habíamos presenciado: el tema religioso. Son muchos los comentarios de los personajes que nos indican que la llegada de este fenómeno ‘revenant’ viene acompañado del tema que se nos presenta.

Por otro lado, Lena no sabe dónde buscar ayuda por lo que, como ya hizo en la primera temporada, decide buscar consuelo en Serge. Ambos quieren información sobre sus seres queridos. Serge le promete que, si le dice dónde está Toni, la llevará con su madre y hermana.

Sin embargo, Milán lo persuade para que acabe con su vida y pueda ‘volver’ y reunirse con su familia. Cuando se supone que van de camino al otro lado de la presa, le dispara una vez consigue información sobre dónde está Toni. Sin embargo, Milán no cree que su hijo haya cumplido. Efectivamente, sigue viva y el padre le clava un cuchillo. Le indica a su hijo que tiene dos opciones: o dejar que se desangre o matarla sin que sufra. Pero él decide disparar a su padre y llevar a Lena con su familia para que se recupere.

Serge decide hacer con su padre lo mismo que este hacía con sus víctimas, encerrarlas debajo de una trampilla (tal y como muere Lucy). Cuando se despierta de nuevo, intenta salir y manipular emocionalmente a Serge pero este lo vuelve a disparar. Finalmente, Serge se va a buscar a Toni y a sacarlo de allí. Paralelamente, cuando Milán vuelve, se encuentra con Lucy. Le pide compasión y esta lo perdona. Pero, Milán es arrojado al mar para que no entorpezca los planes del resto de ‘revenants’.

En los cuatro capítulos de esta segunda temporada, la policía y los espectadores nos hemos adentrado en los fenómenos naturales que han causado la inundación. Poco a poco, va recobrando importancia y veremos cuál es la razón de esta causa natural y por qué estaban colgados los agentes de policía en los árboles. Además, en los capítulos de esta semana hemos podido llegar a la conclusión que querer recuperar la vida, tras la muerte, solo genera más muerte (tal y como nos ha contado Virgil, el nuevo amigo de Camille). Aunque son muchas las dudas que tenemos, de momento, tenemos que esperar a los dos próximos episodios.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba