'Les Revenants' 2x01/02 Review: una presa que separa la vida y la muerte

Por Cristina Company

Aunque en la ficción solo han pasado seis meses, nosotros hemos tenido que esperar tres años para saber qué había pasado con los protagonistas de 'Les Revenants'. En un doble episodio de inicio, Fabrice Gobert, creador de la serie francesa, nos ha contado qué es lo que pasó con estos fantasmas que reaparecieron en 2012.

(¡Cuidado SPOILERS!)

Recapitulemos

Al final de la primera temporada, Lucy había conseguido recolectar un gran número de ‘resucitados’. Estos van a por los que acaban de llegar: Camille (acompañada por su madre Claire), Simon, Victor (acompañada por Julie), la señora Costa, entre otros. Además, descubrimos, al mismo tiempo que ella, que Adèle estaba embarazada (y no creímos que era de Thomas, sino de Simon).

El resto de personajes permanecen en La mano tendida mientras que la germandería les protege. Al salir, ven que el pueblo está inundado y los habitantes que quedaban en él, desaparecidos (o muertos).

Una vida que nace de la muerte

La primera escena de la temporada sucede dentro de una ambulancia. En ella, encontramos a Adèle, débil y sangrando. La ambulancia se dirige a un hospital fuera de la ciudad pero el camino no es el mismo, no pueden salir de la ciudad. Por tanto se quedan en el hospital de Annecy, donde Adèle es cuidada por su hija Chloé y el párroco de la ciudad.

Las complicaciones durante el embarazo son cada vez mayores, por lo que deciden adelantar el parto. Adèle confiesa que no quiere saber nada de su hijo, que ha intentado abortar varias veces pero era imposible. Ante esta actitud, el párroco decide preguntar: Thomas no es el padre del bebé. Esta situación nos lleva hasta Simon, el padre biológico del niño, el cual está pendiente de la situación de Adèle y el hijo que tienen en común.

Pese a que la situación del niño es cada vez más mala, Adèle se niega a visitar a su hijo. Parece ser que al final del segundo capítulo entra en razón y se dirige a verlo. Sin embargo, llega tarde: el niño ha muerto. Adèle, con mucho arrepentimiento, se dirige al cadáver del bebé y lo toca. En este preciso instante, vuelve a latir el corazón del niño. Tenemos al primer hijo con una madre viva y un retornado. Una trama que sin duda nos plantea un nuevo tipo de personaje.

Los misterios de la inundación

Nadie, de las pocas personas que quedan en la ciudad, sabe por qué ocurrió dicha inundación, tan deprisa y cómo. La policía y los militares rodean y controlan toda la ciudad. Hay un nuevo encargado de la búsqueda de respuestas: Berg el cual dirigirá a la policía buscando una solución posible.

Ni el nivel del agua que no varía ni un milímetro, ni los cuerpos desaparecidos, ni ningún otro elemento es capaz de resolver este dilema. Pero Berg está dispuesto a resolverlo. Durante su búsqueda exhaustiva de pruebas atropella a un hombre que se encontraba en medio de la carretera en la presa. Este hombre resulta ser Toni, el cual se suicidó cuando iba con Víctor en el coche.

La reaparición de Toni, su regreso, abre una nueva incógnita entre los policías. Las autoridades recurren a la investigación de Jérôme, el único que dio una declaración férrea sobre lo sucedido. Sin embargo, se niega a explicar que Toni es un ‘revenant’, está demasiado centrado en encontrar a su hija y a su mujer. Tanto, que ha olvidado por completo a su hija Léna.

Por su parte, Léna sigue buscando explicaciones y respuestas. En el momento que consigue hablar con Toni para poder descubrir qué ha pasado, aparece Pierre y lo convence para ir a La mano tendida y refugiarse allí con ellos. Algo que a Léna no le parece buena idea.

Mientras Pierre se ocupa de Toni, Berg sigue en busca de pruebas. Solamente encuentra vallas cerradas, carreteras incompletas y agujeros enormes que no llevan a ningún sitio. Esperemos que en el momento que descubra qué está pasando, sea capaz de creerlo.

¿Arropado por su familia?

En estos capítulos, Víctor ha recobrado mucha importancia. De su historia, sabíamos que falleció en el momento en el que Pierre y otro hombre más entraron a robar a su casa y mataron a toda su familia.

Pues tras tanto tiempo sin apenas conocer nada, ha aparecido la madre de Víctor (o Louie, su nombre original). Julie no confía plenamente en la madre del niño y Víctor se mantiene ausente. Su carácter tan frío con su madre y las acciones controladoras y manipuladores de ella, nos llevan a pensar que algo más ocurrió.

Resulta bastante curioso cómo la mujer, al ver un dibujo de su hijo, le riñe por tener prohibido dibujar. ¿Tendrá una especie de poder premonitorio y por ello su madre no quiere que dibuje? Por ahora, debemos permanecer atentos a lo que ocurra en esta trama.

Una atmósfera fría que lo envuelve todo

No ha sido hasta mitad del primer capítulo en el que hemos sabido algo de los personajes que desaparecieron en la primera temporada. Con la reaparición de Audrey, una compañera de Camille, descubrimos que en esta nueva temporada llegarán al pueblo otra oleada de ‘revenants’. Estos, que viven apartados en el otro lado de la presa, se encuentran encerrados, pues la única forma de salir de allí es a través de una barca que conecta con el otro lado del pueblo, la cual está custodiada por una serie de hombres (con cara de pocos amigos) que les impiden salir.

En este lado de la presa se encuentra también Lucy, que junto a Simon, parecen ser de las pocas personas que saben lo que se está llevando entre manos y lo que quieren conseguir con esta nueva oleada de ‘revenants’.

Camile se encuentra viviendo junto a su madre en este lado de la presa. Aunque Claire hizo un gran esfuerzo personal al alejarse del resto de su familia para estar junto a su hija, esta no parece estar del todo conforme, dejándola incluso de lado con la llegada de Audrey y Esteban, dos compañeros suyos de clase que murieron en el accidente de autobús.

Pero no todos los retornados se encuentran a este lado de la presa. Serge y su padre Milán, que da nombre a este segundo capítulo, se encuentran en su casa en las afueras. A través de un flashback, descubrimos que fue Milán uno de los artífices que, junto a un joven Pierre, atacaron la casa de Víctor acabando con la vida de este y su madre. De su padre, por su parte, descubrimos que no está muerto.

El segundo capítulo acaba con una escena chocante sobre la que se genera un cliffhanger de lo más intrigante. La policía y militares siguen en busca de la niña desaparecida. Uno de los perros policía parece tener el rastro y al seguirlo encontramos a muchos hombres muertos colgados de los árboles. Puede que sean los militares que murieron defendiendo a los que se encontraban en La mano tendida el día de la horda (último capítulo de la primera temporada).

Tendremos que esperar para saberlo.

Sin duda alguna, algo que llama la atención de este inicio de la nueva temporada de ‘Les Revenants’, es que viene renovada con nuevos personajes. En cambio, la trama principal que envuelve la serie parece que seguirá siendo buscar respuesta al extraño suceso que hace que un grupo de personas vuelvan a la vida. Veremos si en este caso, tres años de espera son suficientes para que las respuestas superen a las preguntas.

Para dar el primer paso, tendremos que esperar como poco, a la siguiente semana.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba