Rogelio de la Vega: 10 claves de un personaje imprescindible en ‘Jane The Virgin’

Por Betty M. Martínez

No pudo ser. El pasado domingo, en los Critic’s Choice Awards, Jaime Camil se quedó sin el premio al mejor actor de reparto en una serie de comedia. Sin embargo, aunque el galardón no adorne su estantería, ha conseguido un reconocimiento no menos importante. Rogelio de la Vega es un personaje absolutamente imprescindible en ‘Jane The Virgin’. ¿Por qué?

1.- Porque es el galán de la historia

Como ya todos sabemos, ‘Jane The Virgin’ es la versión made in USA de la venezolana ‘Juana la Virgen’, así que era de esperar que tuviera muchos nexos de unión con las telenovelas. Uno de los aspectos donde, a priori, podría desarrollarse esa conexión sería en los personajes.

Sin embargo, al galán y al tercero en discordia se les nota a kilómetros no han dicho un “mi, amor” en su vida, pero no importa. Rogelio de la Vega se basta y se sobra él solo para mostrarle al mundo cómo debe ser el protagonista de la telenovela de éxito del prime time. Es el galán de manual y ‘La pasión de Santos’ el ejemplo de absolutamente todos los elementos que debe tener una telenovela. Es más, Rogelio se comporta como todo un galán hasta cuando no está en el set de grabación.

2.- Porque lo interpreta Jaime Camil

Por si ese rol de galán no fuese suficiente para captar al público telenovelero, encima lo interpreta Jaime Camil, uno de los actores más reconocidos en el mundo de las telenovelas. Incluso entre los seguidores del género ‘Jane The Virgin’ es “la serie en la que sale Jaime Camil”.

Hay que reconocerle varias cosas a Jaime Camil. La primera, la capacidad de arriesgarse. Tenía una posición muy acomodada en el mundo telenovelero y renunciar a ser la gran estrella de una producción de Televisa para apostar por una serie al otro lado de la frontera podía salir muy bien o muy mal. Se la jugó y obviamente acertó.

Además, la jugada era doblemente arriesgada porque es el galán de telenovelas interpretando a un galán de telenovelas, pero a un galán muy particular. Con un personaje como Rogelio era muy fácil caer en la ridiculización, pero Camil conserva un perfecto equilibrio. Es una caricatura, sí, pero nunca traspasa la línea de la ofensa o del mal gusto. Rogelio es todo un personaje, pero jamás será un personajillo.

Y, por encima de todo, Jaime Camil demuestra que trabajar en telenovelas no significa, en absoluto, (como algunos creen erróneamente) ser un actor de segunda división. Cada vez que Rogelio de la Vega aparece en pantalla, Camil demuestra la formación actoral que tiene y, entre otros aspectos, las telenovelas fueron su escuela.

3.- Porque es galán por partida doble

Siguiendo con la conexión telenovelera, Rogelio representa perfectamente los valores de un galán. Apasionado, temperamental, sentimental… Justin Baldoni cumple con bastante corrección el papel que le toca, pero está a años luz de cualquier galán de Televisa a la hora de mostrar sus emociones. Rogelio transmite más en una mirada rápida a Xiomara en medio del salón que Rafael en toda una parrafada a Jane a la luz de las velas. ¡¡Y no digamos cuando se enfada!!

Su relación con Xiomara ha tenido sus más y sus menos, pero está claro que Rogelio intenta recuperar lo que tuvieron en el pasado y construir un futuro en común. Sin el uniforme de Santos, Rogelio también es un galán que lucha por llegar a comer perdices con la mujer de su vida.

Pero aún va más allá, sus dudas y sus miedos ante el compromiso nos muestran que detrás de esa fachada de divo encantado de conocerse, hay un personaje con muchos matices.

4.- Porque intenta ser un buen padre

Conocimos a Rogelio casi al mismo tiempo que él conoció a su hija, con lo que hemos sido testigos privilegiados de un master exprés sobre cómo ser padre. Lo que otros intentan aprender en 20 años, Rogelio lo ha interiorizado en unos meses. Tal vez no sepa cambiar un pañal, pero sabe estar al lado de su hija siempre que lo necesita. Es más, en algunas ocasiones lo hace desde la sombra (beca de nombre impronunciable), con lo difícil que debe ser estar en la oscuridad para alguien tan acostumbrado a la luz de los flashes.

Jane ha conseguido humanizar a Rogelio ¿alguien imaginaba que aquel actor enamorado de sí mismo sería capaz de renunciar a un papel protagonista por no alejarse de la familia? No, ¿verdad? Pues lo ha hecho y sin hacer de ello una tragedia. Bueno, vale, sí es cierto que sufrió una ligera crisis existencial, pero ni aun así se arrepintió de la decisión que había tomado.

5.- Porque nos hace reír

Dejando ya a un lado las conexiones telenoveleras, Rogelio es, sin ninguna duda, el personaje más divertido de toda la serie. A los que no hayan visto nunca ‘Jane The Virgin’ les recomiendo encarecidamente que nunca, jamás, por nada del mundo, se levanten del sofá en una escena de Rogelio (bueno, tampoco con los otros personajes, pero hoy toca hablar de Rogelio).

Tiene una capacidad innata para arrancarnos desde una media sonrisa hasta la mayor de las carcajadas y, encima, sin previo aviso. Puedes estar en una escena muy dramática, en el instante de mayor tensión, pero, de repente, Rogelio dice algo o pone una de sus incontables muecas y, sin darte cuenta, estás secándote las lágrimas de la risa.

6.- Porque tiene dotes para la música

Rogelio de la Vega no es sólo un reconocido actor, sino que también tiene dotes para la música. Bueno, maticemos, en las actuaciones que hemos visto, ha habido un poco de todo.

Ensayos que invitan a ver el estreno. Amagos de composición que nos han sonrojado. Y actuaciones que han quedado opacadas por elementos colaterales. Sigo pensando que los pasajeros del “Rosalinda” fueron muy injustos con Rogelio y Xiomara. Solo por haberse atrevido con aquel estilismo se merecían más aplausos que la fuente de chocolate.

7.- Porque nos provoca mucha ternura

Por otro lado, Rogelio es mucho más que el personaje simpático. Ha evolucionado mucho desde el principio y eso también se nota en las emociones que nos transmite. En los primeros capítulos Rogelio era quien nos hacía reír, sí o sí, pero en las últimas semanas hemos conocido a un personaje con un trasfondo mucho más intenso. Hemos descubierto que esa personalidad arrolladora de gran estrella de la televisión oculta a un hombre que ha sufrido por amor y que se ha sentido profundamente solo.

Confieso que en uno de los últimos capítulos cuando vimos su afán por tener amigos, me dieron ganas de atravesar la pantalla y decirle eso que preguntábamos en el parque cuando éramos niños “¿quieres ser mi amigo?” Son muy pocos los personajes que tienen esa capacidad para empatizar con los espectadores y a Rogelio le sobra.

8.- Porque ha aprendido a organizar sus prioridades

Desde el principio hemos tenido claro que Rogelio es una estrella incuestionable. Hasta los guionistas traicioneros tuvieron que bajar las orejas y casi suplicarle que regresara a ‘La pasión de Santos’ porque sin Santos no es que la audiencia sintiera demasiada pasión por ver la telenovela. Creo que solo le falta que lo contraten como imagen de una campaña publicitaria. ¿Os lo imagináis diciendo eso de “porque yo lo valgo”? Yo soy capaz hasta de visualizarlo.

Sin embargo, Rogelio consigue descolocarnos. De jactarse de tener más seguidores en Twitter que Tom Cruise pasó a aceptar un papel co-estelar a la sombra de su archirrival Esteban y, después, dejándome a mí con los ojos abiertos como platos, actuó de bufón en la telenovela del mencionado Esteban y Luciana. ¿Qué le ha pasado a nuestro Rogelio? ¿Ha sufrido una enajenación mental transitoria?

No, simplemente que ahora, además de deberse al público, a sus Rogelifans, también se debe a su familia. Sabemos que Rogelio se quiere mucho, muchísimo, a sí mismo, pero sus gestos nos demuestran que quiere más a su hija, su nieto, su mujer y hasta a su suegra. Ahora que tiene una familia, sus prioridades son otras.

9.- Porque tiene la mejor agenda para los cameos

Rogelio de la Vega como estrella que es vive en el firmamento de las estrellas por lo que se relaciona con estrellas. Así pues, cada vez que alguna estrella se da un paseo por ‘Jane The Virgin’, Rogelio siempre está de por medio.

Recordemos. Paulina Rubio le da unos consejitos a Xiomara para su carrera musical a petición de Rogelio. David Bisbal actúa en el Hotel Marbella porque Rogelio le hace un favor a Rafael. Britney Spears tiene uno de los cameos más interesantes de toda la serie gracias a su enfrentamiento / reconciliación con Rogelio.

Por si todo esto no fuera suficiente, Rita Moreno (hagamos balance rápido: un Oscar, un Grammy, un Emmy, un Tony, como mínimo) interpreta a la madre de Rogelio de la Vega. Creo que con esto último ya está todo dicho sobre los contactos que aparecen en la agenda de Rogelio.

10.- Porque es una fuente inagotable de politonos

Ahora mismo Rogelio tiene su cuenta corriente en números rojos, pero si quiere conseguir un dinero extra, yo le daría un consejo: comercializar los tonos de su teléfono.

Me confieso fan absoluta de la musiquilla del despertador de Rogelio. No sé si le cuesta levantarse por las mañanas, pero está claro que sabe cómo animarse. Eso es autoayuda y nos los libros que ponen esa palabra mágica en letras grandes en la portada.

Y si ya me impactó su despertador, sin palabras me dejó su mensaje en el contestador. Lo dicho. Rogelio, si los comercializas, yo compro. ¿Alguien más?

En fin, cada espectador tendrá sus propias razones por las que habría que hacer TT cada semana el hashtag #LargaVidaARogelioDeLaVega, pero en lo que seguro que coincidimos absolutamente todos es en que si no existiera, habría que inventarlo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba