'Scandal' Review 5x18, 5x19, 5x20 y 5x21: Olivia Pope, la nueva Rowan

PorPaola Rojas

¡Cuidado spoilers! El que avisa no es traidor…-

5x18…

Por fin entendemos por qué, después de todo lo que Rowan le ha hecho, Jake (que en realidad se llama Peter), tiene esa gran dependencia hacia él. Tras una infancia llena de abusos, mostrada a través de flashback en el episodio, de enseñarnos al terrible padre maltratador que tuvo y que violaba a su hermana (la cual acaba suicidándose), Jake solo buscaba a alguien que le quisiera, le protegiera y le hiciese sentir válido.

Nunca tuvo el concepto de un buen padre como tal y cuando Rowan lo recluta (a la fuerza) poco a poco va lavándole el cerebro diciéndole que él es su padre ahora, que está ahí para cuidarle y que nunca lo abandonará. Y una persona con tantos traumas como el pobre Ballard, lo más normal es que acabara aceptando esa realidad y acabara siendo un recluta más del B613. Y así fue, entró por la puerta grande de esta organización secreta al asesinar a su padre y demostrarle a Rowan que era válido, ya era un hijo más del clan B613.

La vicepresidencia también es codiciada

Tras un salto temporal en el episodio, y volviendo al presente actual, vamos descubriendo poco a poco qué tanto hay detrás de la idílica boda entre Jake y su promedia. Y es que no nos creíamos que solo quisieran a Vanessa por su fortuna y para financiar la candidatura de Edison, que ni les va ni les viene. Debía haber algo más y es que Rowan pretende elevar a Jake a la futura vicepresidencia para entrar en la Casa Blanca con todo el poder posible y seguir usándole como su marioneta. La boda perfecta del año con la mujer perfecta es lo que todo el mundo ama y es un respaldo seguro para que Jake se postulara al puesto que encima sería apoyado por su aliado Fitz. Todo muy bien pensado.

Pero la boda casi se suspende tras el reencuentro amoroso entre Liv y Jake. Ella sabía que no quería a Vanessa y él acabó admitiéndole diciendo que nunca podría amar a nadie como a ella. Entre los dos deciden sabotear la boda e intentar estar juntos de nuevo. Todo muy bonito hasta que Rowan lo intuye y le hace una clara amenaza a Olivia: si siguen con su estúpido plan, le cortará la garganta a Jake, pues lo prefiere muerto que mediocre. El objetivo es que sea el Vicepresidente y la boda es el pase a ello. Así que Liv, con todo el dolor de su corazón, le dice a Jake que se case. Que en realidad nunca lo quiso y que es un simple pasatiempo. Lo humilla de tal manera que Ballard se resigna y da el sí quiero. Los sacrificios que hay que hacer por amor…

5x19…

Olivia VS Abby

Liv es la boss. Es quien manda y cualquiera que quiera imitarla o superarla sufrirá las consecuencias. Así lo está notando Abby quien, tras tener un encontronazo con la que fuese su amiga, intenta hacerle un pulso de poder y acaba perdiendo. Cada una, representante de las candidatas a la presidencia (Mellie y Susan), tienen que conseguir el apoyo incondicional de la Gobernadora de Florida, pues tiene muchas influencias y sería un gran salvavidas para cualquiera de las candidatas.

Para llegar a la cena concertada con la gobernadora, tienen que coger un vuelo. Pero para sorpresa de Liv, ve como el avión en el que va con todo su equipo no despega. Todo ha sido maniobra de Abby quien ha dicho que no se pueden mover de la pista porque el avión del Presidente está averiado y si éste no despega, no lo puede hacer ningún otro. A todo esto, Abby ya se había encargado de enviar antes a Susan a Florida, la guerra entre Liv y Abby está servida.

Y es que, a pesar de que la Gobernadora de Florida apoya a Susan (gracias a un pacto fraudulento con David a cambio de obtener su ayuda con ciertas investigaciones), para sorpresa de todos, acaba ganando Hollis pues se pone en lista de cabeza de las primarias. Liv y Abby deciden iniciar una alianza para echarlo y después seguir compitiendo entre ellas. Eso sí, la voz cantante es la de Pope quien le regala una ‘preciosa’ frase a su rival de campaña: ‘yo te apoyaré siempre que no pierda yo’ y esa es la frase que resume perfectamente la mentalidad y personalidad de Olivia Pope.

5x20…

Dimisiones por doquier

Tras presiones, pactos y charlas internas dentro de cada partido vemos como Hollis dimite tras ser grabado a traición por Olivia haciendo unas declaraciones muy comprometidas. Pero no solo dimite él, sino que Susan, por el bien del partido Republicano y por consenso entre Liv y Abby (ya que deciden soltar trapos sucios de ambas y ver quién es la candidata más fuerte). Así pues, Mellie acaba siendo la ganadora después de que Abby no revelara el secreto que acabaría con la que es su dirigente de campaña.

Su amistad por ella prevalece y decide no filtrar el aborto que se hizo a espaldas de Fitz. Como Susan puede ser procesada por el fraude de su prometido David (chanchullo que hemos comentado anteriormente), decide cederle el puesto a Mellie y que por lo menos sea el partido Republicano el que siga gobernando en la Casa Blanca. Pero así como de pronto todos se sumaron a la carrera presidencial, la espantada ha sido masiva y definitiva con otra dimisión, la de Edison. Olivia le persuade, le dice que no se deje manejar por su padre y que haga las cosas bien y que llegará su momento y le ayudará, pero que de momento, se haga a un lado. Así pues, Vargas es oficialmente el único candidato Demócrata y se enfrentará directamente contra una poderosa Mellie que tiene todas las papeletas para ganar.

5x21…

‘La mediocridad no es una opción para mí y no la quiero’

Así es como Liv completa su entera transformación (aunque ella no sea consciente de ello). Se ha convertido en todo lo que renegaba de su padre. La manipulación, el cinismo y el ansia de poder se han apoderado de ella y no sabremos si será demasiado tarde para volver atrás y recuperar humanidad. Esa obsesión enfermiza por ganar las elecciones y demostrar que ella y solo ella puede llevar a Mellie al despacho oval, hace que pierda su propia identidad y tienda jugar a los mismos juegos sucios que tanto criticaba cuando los hacía lo maniático de su padre.

Jack es otro daño colateral pues, a pesar de que Liv lo saca de casa de Rowan, ahora Ballard está bajo el control de ella. Como bien le reprocha… vaya ‘he pasado de ser su esclavo a ser el tuyo’ y Olivia se limita a decirle que se vista y salga a escenario para apoyar la candidatura de Mellie y su puesto como futuro Vicepresidente de los Estados Unidos.

Lucha doble por la Presidencia

Si antes eran demasiados los candidatos, tras astutas estrategias y maniobras sucias, ahora solo se enfrentarán Mellie (por el partido republicano) contra Vargas (partido demócrata). Las cosas han cambiado en cuestión de horas y vemos como la escena política que se nos muestra no dista mucho de cómo es la real. Chantajes, liderazgo, egoísmo y cinismo son a clave para comerse al más débil y elevar al olimpo al candidato que mejor haya sabido jugar sus cartas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba