‘Scandal’ 4x20 Review: a Olivia no le tiembla el pulso

Por Paola Rojas

¡Cuidado spoilers! El que avisa no es traidor…

Ha habido tanta tensión en el capítulo que una no sabe ni por dónde empezar. Lo más importante: JAKE BALLARD VIVE. Ya advertí la semana pasada que nunca debemos fiarnos al 100% de esta serie, pues las tramas a veces tornan 360º, como ha sido el caso de la “muerte” de Jake. Si bien pensábamos que su vida llegaba a su final, nos hemos alegrado al ver que no ha sido así y, que aunque le costará recuperarse, nuestro Jake seguirá en la serie. No como en otras donde despachan a los personajes con mucho gusto…ejem.

Nuevas incógnitas entran en juego

Aunque hayas visto el último capítulo de Scandal, seguro te estarás preguntando, ¿a qué viene eso de meter lo de la KGB? o ¿Foxtail, pero eso a qué se referirá? Si bien sabemos que la KGB es una trama de espías rusos y asesinos a sueldo, lo que supondrá ser Foxtail aún es un misterio. Lo han lanzado como futura bomba que dará mucha guerra que dar en la siguiente temporada.

Respecto a la KGB y sus implicados, ha sido brutal la escena en la que sale asesinada una de sus antiguas mortíferas asesinas junto a sus pequeños nietos con un tiro en la cabeza…esta serie cada vez da golpes más duros y nos deja con un sabor de boca…amargo.

Olivia no es tonta

¿De verdad que su padre, Rowan, creería que podría utilizar de tapadera a Russell con su hija indefinidamente? ¿Qué Liv seguirá acostándose con él y contándole sus confidencias sin darse cuenta de lo más mínimo? Ya sabemos que al terrorífico Rowan no se le puede subestimar, pero es que a su testaruda hija tampoco. Encañonándolo con un arma, le dice que sabe que es del B613…la cara de Russell se queda paralizada, el miedo lo invade. Olivia, firme, aprieta su brazo herido para que le cuente todo lo que sabe.

¿Ético o no?

Otro de los debates presentes en este capítulo es si Mellie, candidata al Senado de Virginia, puede serlo legalmente al estar casada con el Presidente de Estados Unidos. Ella es la Primera Dama, su “trabajo es cuidar de los norteamericanos y servir a la Casa Blanca”…bla bla bla. Sí, el sexismo sigue bien presente. Muchos no confían en ella por el conflicto de intereses que puede darse entre ella y su marido. Pero esa debilidad, resulta ser su fuerza. Liv le aconseja a Fitz que use esa estrategia y deje entrever lo siguiente a los votantes de Virginia: sí, soy la mujer del hombre más poderoso del mundo, ¿de verdad no quieres que te represente y no solo busque, sino que consiga el mejor beneficio para ti como ciudadano de mi Estado? Una genialidad.
Una tormenta se acerca.

Cuando pensábamos que Liv y sus gladiadores volverían a su trabajo y los resolver problemas, por muy escandalosos que fueran, de la elitista esfera de la ciudad, vemos que la cosa va a ir por otro camino. Ya no hablamos de niños ricos que provocan un accidente y quieren que su imagen no sea dañada, ni de hombres ricos que se acuestan con prostitutas que los chantajean. No, la cosa ahora está llegando a niveles muy peligrosos. Quienes tienen el poder, el verdadero poder, se están moviendo. El B613 se rehúsa a abandonar, el tema de Rusia se va a poner caldeadito. La vida de nuestros personajes va a ser de todo menos fácil en el final de esta temporada y en futuros capítulos. Les deseamos, suerte, fuerza y mucho, mucho cuidado y astucia para ir siempre un paso por delante de los malvados.

PROMO CAPÍTULO 21

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba