'Scream' 1x01 Review: un homenaje a la película sin ser su continuación

Por Irene Benlloch

Mucho se ha estado especulando sobre la adaptación televisiva de ‘Scream’. Desde que la MTV soltó el bombazo, allá por octubre del año pasado, el goteo de información ha sido constante: desde el nuevo diseño de la careta, pasando por la aparente desvinculación con las películas originales –seguro que Sidney Prescott agradeció el respiro– y el lanzamiento de una serie de avances la mar de sugerentes.

La duda, sin embargo, era evidente: ¿Cómo trasladar una de las sagas más icónicas del slasher norteamericano a la pequeña pantalla? ¿Estaría la MTV a la altura de las circunstancias?

(¡Atención, SPOILERS!)

Comparar no es una opción

Una cosa está clara: ‘Scream’ no es una continuación de la historia original, no es una quinta entrega concebida para la pequeña pantalla. Esta serie, que es plenamente consciente de su condición de homenaje, no pretende ofrecer nada nuevo; al contrario: utiliza las reglas del juego del género para divertir a un público adolescente que ya está habituado a las películas de terror.

En ‘Scream’ no hay sorpresas: tenemos a las rubias populares crueles, a las rubias populares que tratan de ser mejores personas, a los alumnos recién llegados que rezuman misterio y a los nerds que parecen estar tres pasos por delante de todos.

Los teléfonos fijos son sustituidos por móviles última generación, los actores parecen salidos de un catálogo de Abercrombie & Fitch y la cantidad de sexo y de sangre característica del slasher es rebajada al nivel políticamente correcto de las series de la cadena. Comparar, repito, no es lo más justo.

Un vídeo y dos asesinatos

Audrey Jensen besa a otra chica en el interior de su coche. Alguien lo graba desde fuera y, acto seguido, lo cuelga en las redes sociales. El vídeo se viraliza en cuestión de pocos minutos y los comentarios homófobos no tardan en aparecer.

Dichas imágenes, que abren el episodio piloto, vinculan a Audrey con un segundo caso de ciberacoso, paradójicamente protagonizado por la artífice del vídeo: Nina Patterson.

Tan pronto como Tyler deja en casa a su ex novia, esta empieza a recibir una serie de vídeos de ella misma dentro de la mansión. Lo que en un principio parece un juego inquietante de Tyler –los mensajes son enviados desde su propio móvil– se desvela como el modus operandi del nuevo ghostface, que no tardará en cargarse a la parejita.

Siete adolescentes en el punto de mira

Este crimen cruza los caminos de otros seis estudiantes del Lakewood High School, que de la noche a la mañana han de lidiar con el asesinato de Nina. Del cadáver de Tyler, al parecer, no hay ni rastro.

Emma es la típica chica mona que no termina de conectar con su grupo de amigos. Audrey y ella fueron íntimas hace unos años, pero algo gordo debió de pasar para que Emma haya acabado ayudando a Nina con la grabación del vídeo de marras. Consciente de que Audrey lo está pasando mal, y sintiéndose tremendamente culpable por ello, Emma se acerca a la primera con la intención de enmendar sus errores. Ambas coinciden en que se han echado de menos, pero Audrey acaba descubriendo la verdad.

Noah, el mejor amigo de Audrey, es el blanco predilecto de las bromas pesadas de sus compañeros. Sin embargo, también es un tipo muy seguro de sí mismo y rápidamente se postula como el personaje más carismático de la serie. Según él, si hay chavales que disfrutan con los deportes, tanto o más hace él con las historias de asesinos en serie.

A diferencia de Emma, Brooke está encantada de conocerse. No solo está liada con un profesor del instituto, sino que revela uno de los secretos de Will, pareja de Emma, que se enrolló con Nina cuando su novia le pidió un tiempo para pensar.

Pero no solo Will parece estar involucrado de alguna manera con Nina; Jake, amigo de este, posee una serie de vídeos de la susodicha en su portátil. Como Will está intranquilo con el rumbo que está tomando la investigación policial –han encontrado huellas de Tyler en la cocina de Nina– le pide a Jake que borre todos los vídeos que grabaron a escondidas. Jake, por su parte, no tiene intención de hacerlo: el morbo es más fuerte.

Por último tenemos a Kiernan, que acaba de perder a su madre en un accidente de coche y se muda a casa de su padre –el sheriff de Lakewood y antiguo amor de la madre de Emma–. Poco sabemos de Kiernan más allá de que es un recién llegado que ha aparecido en el momento justo. Ah, y que se lía con Emma.

¿La historia se repite?

A este cruce de pistas se le suma la historia de Brandom James, un estudiante aquejado con el Síndrome de Proteus que sembró el pánico hace ya veinte años, y que únicamente contaba con el apoyo de su hermano Troy.

Brandom no solo se obsesionó con una tal Daisy que le rechazó de malas maneras en el baile de Halloween, sino que recibió una brutal paliza por parte de algunos estudiantes. Su venganza no se hizo esperar: se cargó uno por uno a todos aquellos que le humillaron. Sin embargo, cuando Daisy accedió a reunirse con él en el muelle del pueblo, fue abatido por la policía.

¿Fue este el fin de Brandon James? No está tan claro. La tal Daisy no es otra que Tracy, la madre de Emma, que se cambió de nombre cuando tuvo lugar la masacre. Si bien Tracy no ha revelado su secreto a nadie, ni si quiera a su propia hija, empieza a recibir paquetes y amenazas de alguien que conoce muy bien su pasado.

Todos inocentes, todos culpables

Lo que más me gusta del género slasher –y por ende, de esta serie– es que aunque las evidencias nos hagan sospechar que tal personaje puede ser el asesino, el guion nos da los reveses oportunos para que acabemos mirando a todos con recelo.

De momento tenemos varios frentes abiertos: ¿Y si Brandom no murió esa noche y ha vuelto en busca de venganza? ¿Y si es su hermano Troy? ¿Habrá tomado Noah el relevo de su idolatrado Brandom James? ¿Por qué tiene Audrey una foto de él? ¿Tuvieron Will y Jake acceso al portátil de Nina la noche del asesinato? ¿Dónde estaba Will esa noche y por qué ha amenazado a Brooke?

El baile de expectativas y engaños ha comenzado.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba