'Scream' 1x02 Review: Un psicópata en la era de Instagram

Por Irene Benlloch

Si con el capítulo piloto me llevé una grata sorpresa, ahora que he visto el segundo reafirmo mis palabras: 'Scream' es una adaptación bastante digna de las películas originales.

Personalmente me gusta mucho cómo han trasladado el universo de Wes Craven a los tiempos que corren, con sus redes sociales y sus aplicaciones móviles, y que todo ello esté formulado en la misma clave teen que el género requiere. Lo único negativo es que el guion, que está plagado de referencias a la cultura pop, es desvirtuado en más de una ocasión por algunos actores que dejan bastante que desear.

¡CUIDADO SPOILERS!


Adiós, Rachel

Rachel recibe una llamada desde el mismo móvil de Audrey, a la que escuchamos distorsionada por "problemas de conexión". Tras intercambiar un par de frases normales y corrientes, tiene lugar un inquietante juego del escondite que termina con Rachel ahorcada en el balcón. No obstante, cuando la policía y los médicos forenses –entre ellos, Tracy– llegan al lugar de los hechos, el cadáver ha sido trasladado al salón.

Rachel no solo estaba clínicamente deprimida, sino que solía autolesionarse con una cuchilla. Esta situación, agravada por los insultos que tanto ella como Audrey recibieron a raíz del vídeo, es utilizada por el psicópata para hacer pasar su crimen por un caso de suicidio.

¿Quién llama?

Después de la conversación telefónica entre Rachel y su verdugo, Will recibe un mensaje de texto de Emma. Esta, no obstante, asegura no haber escrito tales palabras, y para cuando Riley cita a Noah en el campo de futbol con un escueto whatsapp, tememos lo peor. Sin embargo, no es más que una falsa alarma: Riley es Riley, valga la redundancia, y tanto ella como Noah consiguen disfrutar de su primera cita.

Una cosa nos ha quedado clara: el nuevo Ghostface hace y deshace a su antojo en cuanto a móviles se refiere, y teniendo en cuenta que ha podido suplantar la identidad de Audrey y de Emma sin ningún tipo de esfuerzo, va a ser complicado adivinar cuándo es de verdad y cuándo no.

A este juego de identidades le añadimos el selfie macabro que se marca el asesino con el cadáver de Nina; una fotografía que no solo horroriza a Emma y compañía por razones obvias, sino porque la careta que porta el verdugo es, presumiblemente, la misma que llevaba Brandon James en su día. Al psicópata no le basta con asesinar y esperar a que alguien encuentre el cuerpo; ha de compartir sus proezas, alimentar su propio ego en las redes sociales. Como bien apunta Noah: "Es la era de Instagram, de Youtube, de Tumbr. Necesitamos compartir las cosas que hacemos o es como si nunca hubieran sucedido". Un retrato generacional llevado al extremo.

La investigación, a su ritmo

Ahora que la foto se ha hecho viral y los medios se están haciendo eco del asunto, el sheriff recibe presiones por parte del alcalde de Lakewood: o encuentra pronto al asesino o el escándalo acabará con la buena fama del pueblo.

Por suerte, tanto Noah como Tracy arrojan nuevos datos que podrían ser decisivos en la investigación. Mientras Noah confiesa que llegó a intercambiar correos con Troy –el hermano de Brandon James– Tracy descubre que la muerte de Rachel no fue provocada por asfixia, sino por la fractura de su cuello. Rachel tuvo que caer desde un lugar mucho más alto para explicar tales lesiones. Una vez tenga los resultados de la autopsia, añade Tracy, podrá confirmar si la muerte de Rachel fue suicidio o un nuevo asesinato.

Los chicos están que trinan

Así como las chicas apenas están dando juego entre ellas –a diferencia de Emma y de Audrey, que viven en un quiero y no puedo continuo– la tensión va en aumento entre los tres chicos de 'Scream'.

Jake se cabrea enormemente cuando descubre que alguien ha escrito "idiota" en su camioneta. Ese alguien es Noah, que se ha cobrado su particular venganza después de haber sufrido la broma pesada del lago. Jake no sabe a ciencia cierta si ha sido él, pero no duda en cogerlo por banda y amenazarlo de muerte… por si acaso.

Por otro lado, lo que en un principio parece una simple pelea de gallos entre Will y Kirian, puede derivar en algo mucho más serio en capítulos posteriores. Al fin y al cabo, que Kirian malmeta tanto en la relación del primero con Emma resulta un tanto sospechoso. Emma confiesa que besó a Kirian en la fiesta del lago, mientras que Kirian hace reflexionar a la protagonista sobre lo conveniente que fue la aparición de Will después del susto con el encapuchado.

Una nueva Gale Weathers en la ciudad

Piper Shaw, conductora de un famoso programa radiofónico sobre crímenes, llega a la ciudad con el objetivo de buscar datos que conecten los asesinatos de Brandon James con la tragedia actual. De momento, su estrategia parece ser la siguiente: acercarse de manera amistosa a cada uno de los personajes –especialmente a Emma Duvall– para recabar información sobre los crímenes. ¿Será ella la que descubra el secreto de Tracy?

Emma, constantemente amenazada

Las amenazas que recibió Emma al final del primer episodio no han sido más que el principio. De hecho, después del susto que se lleva en el trabajo con la aparición del misterioso encapuchado, alguien entra en su casa y hace saltar la alarma.

Un trabajador de la empresa de seguridad llama a Emma para confirmar la clave del sistema e informar de que una patrulla está en camino. La pobre, asustada, le pide que se quede al teléfono hasta que lleguen las autoridades, pero el supuesto encargado se descubre rápidamente como el nuevo Ghostface, en una escena que poco o nada tiene que envidiar a las películas originales. El susodicho no solo vuelve a amenazarla de muerte, sino que le advierte de que tanto sus amigos como su propia madre han estado mintiendo desde el principio.

Lo que empezó con Tracy, añade Ghostface, acabará con la propia Emma.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba