'Sense 8' 1x01 Review: la Odisea sexual de los Wachowski

Por Juan Carlos López Sáez

Los hermanos Wachowski llevan viviendo desde el final de la trilogía de 'Matrix' una sucesión de producciones que no terminan de ser aceptadas por lo críticos, ni arropada por el público que siguió a Neo. No se puede decir que sea por querer emular sin éxito la trilogía que les dio la fama, sino porque su estilo no termina de encajar en otro tipo de género y público.

Lo intentaron con el público infantil-familiar en 'Speed Racer', una película infravalorada en mi opinión que ofrece un impresionante espectáculo tecnológico y visual, que falla en un guión absurdo y demasiado naif en algunos momentos, pero que ofrece una escenas de acción como pocos han sabido rodar, además de emular la estética y estilo (esas cortinillas y transiciones) del anime japonés.

Con 'Cloud Atlas', un macroproyecto lleno de caras conocidas, quisieron contar demasiado de forma algo atropellada. No todas las historias funcionaban y al final todo resultaba ser un mejunje extraño al ingerirlo.

Con su última producción, 'Jupiter's Ascending' sucede lo mismo, hay momentos brillantes que beben mucho de los videojuegos como la saga Final Fantasy (algo constante en éllos), las soap operas, la cultura japonesa y estética ciber punk. Pero el guión volvía a descompensar el conjunto desluciendo el resultado final.

(Cuidado SPOILERS)

Con 'Sense 8', su primera incursión en televisión, los hermanos tiene 12 horas para dar rienda suelta a su imaginación y demostrar si valen o no. Hoy tratamos el piloto, y la próxima semana toda la temporada, pero si nos dejamos llevar por el primer episodio, como en la mayoría de críticas, los fallos que se han ido sucediendo en sus películas vuelven a repetirse, y deslucen un piloto desastroso narrativamente, pero que promete dar algo más (y por lo visto así es, siendo muchos los que me aconsejan verla del tirón porque acaba siendo una maravilla de serie).

Un piloto Caótico

El problema del episodio piloto es que pretende contar demasiado en 60 minutos, y con demasiados personajes principales cada uno en su ubicación. Esto conlleva presentaciones muy rápidas y atropelladas, que no terminan de funcionar para que el espectador termine de situarse, y que tiran de clichés algo gastados. Además, parece que están obsesionados por transgredir todo lo posible, y se exceden en las escenas de sexo, sobretodo homosexual, que ocupan minutos que deberían haberse empleado en presentar mejor a los personajes.

No es que me asuste o espante ver a dos mujeres en la cama, pero la pareja lésbica no hacen nada más que recordar que es el día del orgullo gay, y de como se colocan y se conocieron. Hay que alabar el como muestran de natural el sexo entre ambas, pero es que da la impresión de que no hacen nada más.

'Sense 8' cuenta 8 historias de 8 personajes de diferentes países y culturas, vinculados por una enigmática mujer (Daryl Hannah), de la que no sabemos nada pero que parece estar drogada, y localizar a los protagonistas en sus visiones o sueños. Éstos, la ven de forma repentina en sus visiones suicidándose. No sabemos el porque de estos vínculos, el porque del suicidio de la extraña mujer, ni porque puede conectarse con estos ocho desconocidos. Lo de personajes vinculados me recuerda a Cloud Atlas, pero en lugar de suceder en diferentes épocas, se da en diferentes localizaciones.

La sinopsis es interesante, y el hecho de que sea una serie de ciencia ficción tan bien realizada también, pero esa manía de los Wachowski de querer presentarlo todo en el primer episodio hace que resulte confusa. Deberían haber dividido en los dos primeros episodios las presentaciones para que fluyera de forma más natural, no solo para conocerlos mejor, sino porque cada localización parece una serie y un género distinto a las demás, y todo el conjunto resulta caótico.

A partir de aquí iré hablando de cada personaje y su situación, por lo que se consideraría spoiler.

La pareja Lesbiana y su Gay Pride constante

Realmente no entiendo que me quieren contar con la pareja lésbica. Tras una secuencia de sexo muy explícita, solo se dedican a hablarnos de que es el día del Gay Pride, y a rememorar el de anteriores años y colocare con un bizcocho de marihuana.

Insustancial y gratuito que supongo que llevará a algo que resulte importante para la historia general, pero que basándome en el primer episodio, me sobra.

El principal interés es que la que tiene visiones es transexual (y curioso que su pareja sea la que la penetra con un falo artificial).

La conexión con el personaje de Daryl Hannah se da mientras van al teatro, y una de éllas la ve aparecer en el escenario.

Miguel Ángel Silvestre, el mexicano cachondo

Me sorprendió el fichaje inesperado del actor español en este proyecto, y aunque ha habido mucha burla por su acento e interpretación, pero mi opinión es que cumple con lo que el personaje requiere.

Nos lo presentan en el rodaje de una especie de western mexicano, donde el personaje no consigue memorizar sus diálogos. En el camerino, donde ensaya sus próximas escenas, se dedica a refregar su paquete por las paredes. La actriz coprotagonista entra y le propone poner solución a ese calentamiento, siendo rechazada porque el quiere ser fiel a una persona.

Y ya esta, esto es todo amigos, otro personaje con escenas algo absurdas (a priori, luego habrá que ver donde lleva todo esto) sin nada más que contar.

El policia bueno y su mundo cruel

El enésimo policía con pasado de delincuente, y que quiere ser justo pero se encuentra con que nadie más lo es. Harto de los vándalos del gueto donde patrulla habitualmente, comprueba como nadie, ni su propio compañero, ve normal que ayude a un niño afrocamericano a punto de morir por un disparo, y cuya vida parece carecer de importancia.

La Dj y la noche

Otro cliché, todos los que trabajan en el mundo de las fiestas nocturnas consumen droga. La Dj a la que seguimos ha de estar rechazando las drogas que su pareja le propone consumir esa noche, recordándole delante de sus amistades el desfase que han tenido habitualmente. Tras aceptar drogarse finalmente, aparece a la mañana siguiente inexplicablemente junto a la pareja de policías que van al lugar donde la extraña mujer de las visiones se suicidó.

Aquí se da el primer encuentro.

Y los otros cuatro....

Los demás personajes los sitúo juntos porque apenas dan datos de éllos, y carecen de interés.

-La japonesa (no podía fallar la presencia de una japonesa, algo marca de la casa Wachowski) que sustituye momentáneamente a su hermano en la dirección de la empresa familiar, y sufre las vejaciones de un hombre de negocio misógino.

-El africano conductor de autocares

-La índia obligada a contraer matrimonio por obligación con un hombre millonario al que no ama, y que no se atreve a rechazar por su familia.

-El ladrón de cajas fuertes y su hermano que esperan la herencia de su recientemente fallecido padre.

Queda Mucho por contar

'Sense 8' lo tiene todo para funcionar, muchos géneros, personajes muy dispares, y una sinopsis prometedora, y el que no comience con buen pie no quita que pueda llegar a ser una gran serie, pero los Wachowski dependen demasiado de nuestra paciencia, y eso es arriesgar demasiado, aunque han tenido la suerte de caer en Netflix, porque en una cadena general, la audiencia no habría aguantado la propuesta semana a semana.

Técnicamente es otro cantar, porque al igual que en sus producciones cinematográficas, la serie cuenta con un producción y fotografía destacable, y muy variada, cambiando radicalmente en cada localización.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba