'Silvana sin lana' 1x01 Review : El esperado regreso de Telemundo a Nova

Por Betty M. Martínez

¡Por fin! Después de no sé ya cuantos meses, Nova se ha decidido a darnos un respiro de telenovelas made in Televisa para emitir una de las nuevas producciones de Telemundo. Yo confieso que hubiera preferido ‘Eva la Trailera’, pero también reconozco que estoy encantada con la elección de Nova y su 'Silvana, sin lana' .

¡Qué ganas tenía ya de ver algo distinto!

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Un culebrón con sentido del humor

Desde hace ya algún tiempo ha quedado claro que la programación de Nova a la seis de la tarde es sinónimo de telenovela y de humor. Sí, son compatibles. Eso lo digo para los críticos con el mundo telenovelero. Viendo una telenovela también te puedes echar unas risas. Lo hicimos con ‘Mi corazón es tuyo’ (a punto de regresar vía reposición), lo hacemos con ‘La fea más bella’ y todo indica que lo haremos con ‘Silvana sin lana’.

Es más, el título ya nos dice mucho. Primero, nos presenta a la protagonista. Silvana. Segundo, ya nos cuenta su drama. “Sin lana”, es decir, sin dinero. ¿Por qué digo que ya desde el título comprendemos que estamos ante una telenovela con sentido del humor? Porque de ser una telenovela convencional hubieran apostado por ‘La tragedia de Silvana’, ‘La ruina de Silvana’ o algo similar.

Y por si quedaran dudas, el tono del primer capítulo ya confirma esa primera impresión. La historia no es nada del otro mundo. Una familia acomodada se enfrenta de la noche a la mañana a la ruina y pasa de vivir en la urbanización más “in” de la ciudad a un barrio de lo más normal. La trama huele a tragedia, a drama por los cuatro costados, sin embargo, el ritmo tan trepidante de acontecimientos y la personalidad de los personajes nos acerca mucho más a la comedia porque, incluso, nos arranca alguna sonrisa. Es ¿cómo decirlo? una cuestión de tono.

Unos protagonistas conocidos y reconocidos

Supongo que a estas alturas no hay necesidad de presentar a Maritza Rodríguez y Carlos Ponce. Si alguien no los conoce, es que tiene muy poca cultura telenovela. Son lo que se dice dos auténticos pesos pesados de Telemundo.

He de confesar que mi relación con Maritza Rodríguez ha tenido sus más y sus menos. En alguna oportunidad me ha parecido demasiado sobreactuada, pero tengo que reconocer que en otras ocasiones me ha gustado porque tiene una gran capacidad para llevar al límite a sus personajes. Me explico, en más de una ocasión ha tenido que interpretar a villanas con una personalidad, digamos que inestable. En esos casos se corre el riesgo de caer en la caricatura, pero Maritza Rodríguez siempre evitar cruzar ese límite. Y eso no es fácil.

En este caso, me llama mucho la atención verla de protagonista porque, a bote pronto, creo que siempre la he visto de villana y tengo curiosidad por ver cómo interpreta a la buena de la historia.

Por lo visto en el primer capítulo, su actuación promete. En un solo capítulo la hemos visto como toda una señora bien jugando al golf. Hemos asistido a su caída a los infiernos con el embargo de sus bienes. La hemos visto desconcertada por la desaparición de su marido. Pero, también hemos comprobado que ha sabido administrar lo poco que le queda para conseguir un techo para sus hijas. Hemos descubierto que tiene la suficiente fuerza de voluntad como para poner mala cara al mal tiempo. Si todo esto lo hemos visto en apenas una hora, ¿qué nos depararán los siguientes?

En cuanto a Carlos Ponce, ha sido complicado seguirle la pista porque tiene un pie en las telenovelas y otro en el mercado anglosajón. En este caso, vuelve a ser, como no, el galán. Esta vez interpreta padre de cuatro hijos que se quedó viudo hace ocho y que aún no ha conseguido enderezar del todo su vida sentimental a pesar de tener una relación más o menos estable con Stella.

En cuanto al encuentro entre los protagonistas, habría que hablar de encontronazo, dado que se produjo gracias a un accidente de tráfico. Es un tópico, pero hay que agradecer que no se haya caído en el topicazo. Lo aclaro. Los accidentes de tráfico, atropellos y choques son un clásico, pero esta vez los protagonistas no se han quedado mirando embobados haciendo que el mundo se pare a su alrededor. Todo ha sido mucho más realista. Han tenido un accidente y se ponen a discutir sobre quién ha tenido la culpa. Sabemos que el feeling llegará. No lo olvidemos. Es una telenovela. Pero se agradece que no sea ya en el primer capítulo porque de esta forma yo tengo mucha curiosidad por ver cómo se fragua la química y eso me obliga a seguir viéndola.

Dos secundarias de lujo

De este primer capítulo hay que destacar otros dos nombres propios. Adriana Barraza y Marimar Vega.

De la primera, su currículum habla por sí mismo. ¿Cuántas actrices de telenovelas han estado nominadas a un Óscar? ¿Cuántas actrices tienen la capacidad de participar en una serie como ‘The Strain’ y un año después estar en una producción como ‘Silvana sin lana’? Y por si el currículum y este par de ejemplos no son suficientes, solo hay que ver el primer capítulo de la telenovela que nos ocupa. Trini es desde ya uno de mis personajes favoritos. Se niega a ver la realidad aunque la tenga delante de las narices y una vez vista es incapaz de asimilarla. Debería ser el mejor apoyo de su hija, pero por ahora es la que le ha levantado el mayor dolor de cabeza. Lo dicho. Me declaro fan de la abuela, perdón, de Trini.

En cuanto a Marimar Vega, su apellido es una gran carta de presentación, pero ha sabido ganarse un nombre al margen de él. Esta vez le toca ser la tercera en discordia y, además, interpretando a la antítesis total de la heroína. Ya hemos comprobado que tiene carácter, que quiere a Manuel para ella y que tiene una estrategia para conseguir su objetivo. ¿Cómo reaccionará al saber que tiene competencia? La verdad es que ya tengo ganas de ver a estas dos mujeres frente a frente porque no pueden ser más opuestas. A lo mejor me equivoco, pero me da la impresión de que Stella va a sacar las uñas para defender lo que cree que es suyo y no sé yo cómo se defenderá ‘Chivis’ (¿de verdad era necesario un apodo tan ridíulo?), aunque a lo mejor nos sorprende y no le importa destrozar su manicura. Ya lo veremos.

Jóvenes personajes por descubrir

Al margen de los adultos, en este primer capítulo también nos queda claro que los hijos de Manuel y Silvana van a tener mucho protagonismo en la trama. Yo reconozco que aún no soy capaz de identificarlos a todos y mucho menos de vincular nombres y caras.

A primera vista, está claro que María José va a ser la que más tarde en adaptarse a su nueva realidad. Es más, va a intentar por todos los medios que nadie descubra su nueva vida. El problema es que su nueva vecina, Lucha, hija de Manuel, es alumna de su novio; novio con el que presuntamente se va a casar por lo que no necesita estudiar porque él no dejará que trabaje. Admito que cuando escucho frases así me dan ganas de apagar la televisión. María José, de verdad, espero que evoluciones porque ahora mismo eres el personaje más desagradable de la historia.

Del resto de hijos, lo dicho, ando todavía un poco perdida. Intuyo que el hijo mayor de Manuel hace un poco de mejor amigo y consejero, que Lucha no quiere ni de lejos una novia para su padre porque no quiere perder el estatus de mujer de la casa y que el pequeño aún no ha asumido del todo la muerte de su madre. En cuanto a las hijas de Silvana, la mediana parece la más sensata y la que puede ser un buen apoyo para su madre.

En definitiva, hemos visto ya muchas cosas, pero aún nos queda mucho más por descubrir. No sé cómo evolucionará ‘Silvana sin lana’. Si seguirá apostando por esos toques de comedia o si derivará hacia el drama convencional. Personalmente, apostaría por lo primero porque ha sido lo que me ha convencido para ver el siguiente capítulo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba