'The Affair' Review 2x12: Y el culpable fue... (visión masculina)

PorJesús del Valle

Se acabó lo que se daba. The end. Durante los próximos meses no sabremos nada de las fiestas de Noah y los sufrimientos de Alison. Afortunadamente, tampoco de Pacey Cole. Pero mientras tanto, podremos pensar sobre lo que deparará el futuro a nuestros personajes favoritos.

(Cuidado ¡SPOILERS!)

Apoteósico episodio de 68 minutos de duración. Si, sesenta y ocho. Con una narrativa clásica, es decir, como la primera temporada. Y un final de infarto en donde por fin descubrimos quien atropelló a Scotty. Y sorpresa: No era lo que imaginábamos.

Parte uno: NOAH

Empezamos con un señor Solloway que vive a solas con su hija recién nacida ya que su novia está muy ocupada en su nueva labor de ser socia de un restaurante junto a su ex.

Alison vive en un “cuchitril” pero como se encuentra en su querido pueblo, es una de las mujeres más felices del mundo. Cuando Noah la propone pasar una temporada en París, y tras presenciar en vivo y directo la boda de Cole con su nueva mujer, decide contar un secreto que la atormenta y no la deja dormir. O si.

Resulta que desconoce quién es el padre de su niña. Porque como vimos, tuvo un affair con Pacey Cole.

Noah, ofendido y sobrepasado ante tanto dolor, se emborracha en la boda (¿Qué pintaba ahí?). Pero descubre un nuevo hombro donde llorar sus penas: el de su exmujer Helen (nominada este año al Globo de Oro por su papel, merecidísimamente).

Helen también está en la boda porque la criada de su madre es la suegra de Cole. Que coincidencias… pero alguna excusa habría que tener para juntar a todos los personaje Que sea tan mala lo dejamos para otra ocasión.

A lo que íbamos. Ambos, borrachos, deciden irse a dormir. Primero conduciendo Noah, después Helen. Es justo en ese momento cuando un despiste provoca… ¡El atropello de Scotty!

El divorciado matrimonio se para, comprueba que el desenlace ha sido terrible, y huyen para no volver a hablar del tema jamás.
Menuda sorpresa.

Parte dos: ALISON

Como en tiempos de antaño, el capítulo es un homenaje a los comienzos de la serie con dos perspectivas diferentes sobre un mismo acontecimiento. Pero para Alison, las cosas sucedieron de una manera bastante diferente…

Noah recuerda el momento en el cual se enteró del affair de Alison a plena luz del día en unas escaleras escondidas. Alison lo recuerda de noche, en plena fiesta, y mientras canta Scotty.

Pero todo esto da igual. Lo importante es saber el por qué. Porque se lo cuenta. Y ese motivo podría ser la culpa, el dolor. Pero también la amenaza del futuro fallecido.

Recordamos que el hermano de Cole pilló a la parejita en plena faena. Y por muy drogado que vaya, sabe echar cuentas y deduce lo que puede ocurrir con la paternidad de la pequeña.

Por eso, y tras permanecer sobrio durante un mes, reclama la parte del restaurante que le prometieron cuando estaba en su peor momento. Pero por egoísmo de Cole o desconfianza de Alison, ese acuerdo deciden aplazarlo. Lo que a Scotty le sienta muy muy mal…

Antes se hubiese metido un par de rayas. Ahora calma su ira cantando (y no lo hace nada mal, la verdad). Su voz me recordó a la de James Marsters en el capítulo musical de “Buffy Cazavapiros”. Qué gran serie…

Tras el momento karaoke, y confesar a Noah su duda sobre la paternidad, decide recorrer la oscura carretera caminando hacia ninguna parte. Pero en el camino se encuentra tirado en una cuneta a… ¡Scotty!

Se lo encuentra porque esto sucede antes del atropello. Y lo que ocurre es que discuten, que Scotty la fuerza para besarla y a saber que mas... Y la única solución que encuentra Alison es empujarle… Siendo ese empujón MORTAL. Ya que justo en ese momento pasan Noah y Helen. Y Scotty fallece en el acto.

Realmente, ¿Quién es el culpable? Helen por no mirar, o Alison por empujar. Vaya debate…

Antes de irse Noah de la escena del crimen, entre los matorrales ve a Alison escondida.

El dilema

Ahora que sabemos lo que realmente pasó, en pleno juicio ponen a Noah entre la espada y la pared.

Le quedan tres opciones: Contar la verdad y llevar a la cárcel a la mujer con la que ha compartido 20 años de su vida, y le ha dado cuatro hijos.

La segunda, contar la verdad y llevar a la cárcel a la mujer con la que ha comenzado una nueva vida.

Y la tercera, callarse y asumir toda la responsabilidad él.

A todo esto, descubrimos que el hijo es de Pacey Cole. Pero ya es lo de menos.
¿Cuál es la elección del señor Solloway?

Pues… ¡Declararse culpable!

Unos nueve meses tendremos que esperar para saber que ocurre a partir de ahora. Lo que nos queda claro es que ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Y que ojalá el atropellado hubiese sido Cole…

Hasta aquí una temporada llena de secretos revelados, traiciones y muchos puntos de vista. Esperemos volver a encontrarnos por Vertele muy pronto.

Felices fiestas a todos, incluidos los infieles.

Gracias.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba