'The Affair' 2x09 Review: Una tormenta imperfecta (visión masculina)

PorJesús del Valle

Brutal episodio emitido por Showtime y Canal+Series de una de las mejores series de la televisión actual, 'The Affair'. Aprovecha el próximo puente para engancharte y evitar cualquier spoiler.

(Cuidado ¡Spoilers!)

Como he dicho, el capítulo ha sido de los mejores. Pero no de la serie, sino de la televisión americana.

A diferencia del resto episodios, por primera vez hemos olvidado las “partes” para narrarnos algo de forma cronológica, mezclando personajes, y manteniéndonos en tensión durante 55 minutos seguidos.

HELEN

Así que esta review será escrita de la misma forma cronológica. Empezando por Helen, y su frustrada cita con Tinder (¿De verdad siguen usándose apps para ligar hoy en día?).

El capítulo está centrado en la tormenta bestial que azota su ciudad, y en la imposibilidad de salir de su localización una vez comience.

Por eso la aún señora Solloway decide ir a su casa con el doctor que operó a su hijo. Si, ese hijo protestón que tenía gases y constantemente le dolía la tripa. Le vendría bien el consejo de mi padre de tirarse un buen…

Intimar con el doctor y dejarle pasar una tarde en su casa es la manera que tiene Helen de pasar esa fatídica tormenta. Sus hijos, por cierto, se encuentran encantados con tal decisión porque tienen, aunque sea por un momento, una figura paterna de nuevo con ellos.

ALISON

Pues Alison va a parir. Si, como en todas las series y películas, los partos tienen lugar en el peor momento posible. Pero la imprevista tormenta añade un inconveniente a semejante momento: Noah no está ni se le espera.

¿Qué estará haciendo el señor Solloway para no contestar las llamadas, ni los sms, ni los whatsapp, ni el Tinder Telegram…?

NOAH

La respuesta es sencilla: Está en una fiesta de ricachones y tías semidesnudas. Allí acude con su asistente (con la que, recordemos, casi tiene un affair) a conocer a un productor de Hollywood que hará de su libro un autentico taquillazo en forma de película (De qué forma iba a ser sino).

Un ejemplo claro del nivel de la fiesta se encuentra en cuando uno de los trabajadores avisa a los asistentes de que salen ahora del lugar, o tendrán que pasar allí la noche debido a la famosa tormenta. Y estos lo celebran con más y más alcohol.
Al tema. Noah se encuentra con el productor que le invita a “un par de rayas” y éste acepta alegremente. Y luego aparece el tito Max con un par de copas de encima.

Malas caras, malas palabras, reproches… Dicha reunión dura lo que duran dos peces de hielo en un güisqui on the rocks. Y la asistente se pone tan… contenta que decide celebrar el éxito de su jefe en una habitación al fondo a la izquierda.

Recordemos: Helen con el doctor simpático adicto a las copas, Alison de parto más sola que la una, y Noah a punto de ser infiel a la madre de su niña.

A punto… porque lleva tal “colocón” que no sabe ni donde está. Hasta el punto de encontrar a su hija Whitney (o eso cree) en una piscina teniendo una relación con otra chica e intentando él arrimar cebolleta.

Ante tal escenario, abandona la fiesta y entra en plena tormenta en busca de su Alison. Pero como ya imagináis, no llega demasiado lejos ante semejante situación climática.

COLE

Al principio decía que estábamos ante un auténtico capitulazo. Hasta que apareció Pacey Cole y se lo cargó. Toda la emoción y nervios que teníamos nos la quita Joshua Jackson contándonos su estúpida maldición familiar (Os ahorro saberla. De nada).

Pido desde aquí a los guionistas, que yo sé que me leen, que por favor se lo carguen. Gracias.

Para finalizar, recalcar que no tenemos escena “futurista” como casi siempre, y que la última escena está protagonizada por Alison. Una Alison que pide que Noah no entre en la habitación a ver a su hijo. Solo de momento…

¿Mejor sola que mal acompañada?

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba