'The Big Bang Theory', 8x13 Review: la comedia incandescente

PorÁlvaro Palazón

Los coches, de momento, siguen circulando por la carretera, los pájaros siguen volando por el cielo y 'The Big Bang Theory' sigue en antena acompañado de un público fiel, de unos guiones solventes con un ritmo acojonante y de esos chispazos que sacan una carcajada al espectador cada tres minutos. A los mandos de la 'Estrella de la Muerte' está Sheldon Cooper, un personaje estelar que vive acompañado de buenos secundarios, que siguen haciendo que merezca la pena gastar esos veinte minutos que cualquiera tiene en la vida para disfrutar de ellos. El resto del millonario elenco sirve de guarnición a un plato en un restaurante de tres tenedores, porque un filete está más bueno acompañado de patatas y de alguna salsa, preferiblemente de queso.

(¡Cuidado Spoilers de la 8ª temporada!)

La séptima temporada acabó de forma dramática, con Sheldon huyendo de Passadena, vagando de tren en tren ante la gran cantidad de cambios que se le venían encima; la universidad no le permite abandonar el estudio de la Teoría de Cuerdas, la tienda de cómics se convierte en ceniza y Amy Farra Fawler quiere ir a vivir con él; lo cierto es que cualquiera de nosotros hubiese hecho lo mismo; y el enésimo anuncio de boda entre Leonard y Penny.

Capítulo 8x13:'La optimización de la ansiedad' con aparición de Billy Bob-Thornton

El acontecimiento estelar de a octava temporada es la aparición del magnánimo Billy Bob-Thorton como el médico friki de las estrellas de Hollywood; “-Oye, ¿Queréis ver la pierdra en el riñón de James Cameron?” en el séptimo capítulo, 'La agitación de la malinterpretación'; que a pesar de haber sido una estrella desde hace años ('Bad Santa' debería ser considerada una película de culto), ha recibido numerosos premios por ponerse en la piel del sanginario Lorne Malvo en 'Fargo'.

Hay una frase que permanecerá en el recuerdo de los seguidores de la serie: “yo también te quiero” de Sheldon a Amy en el octavo capítulo 'La equivalencia del baile del instituto'. La evolución de la personalidad de Cooper le ha hecho ser capaz de llevar a cabo relaciones sociales más íntimas con su novia, que igual van a más a lo largo de la temporada. O igual, lo más seguro, no. La aparición del padre de Koothrappali tras el divorcio le da a este corto periodo de la serie una visión de Raj desde la perspectiva de su progenitor. No se sabe si volverá a aparecer en posteriores capítulos.

La serie vuelve tras el parón navideño con un 'La optimización de la ansiedad'; en el capítulo anterior Sheldon, nada proclive a los cambios, permite a su manera que Leonard se vaya a vivir con Penny de forma gradual, al estilo Cooper. La conversación entre ambos que da lugar a esa decisión de Sheldon es un canto a la amistad, al amor que después de tantos años se tienen entre ellos.

Sheldon y la materia oscura

Sheldon ha abandonado por completo el estudio de la 'Teoría de cuerdas' y ahora está inmerso en la materia oscura, algo que os puede explicar Wikipedia; está frustrado porque no avanza en ese campo, y cuando él está frustrado todo su mundo se disuelve como Anakin Skywalker en 'La Venganza de los Sith'. Por ello trata de buscar ser productivo haciendo que los demás lo desestabilicen, algo que no parece demasiado complicado; Amy le hace un estudio para comprobar su estado de concentración ante la realización de un ejercicio sencillo para buscar su punto de estrés óptimo y de ese modo mejorar su productividad, algo que lo vuelve aún más loco. Amy ha ido aumentando su importancia en la serie y se ha convertido en un pilar bastante sólido en el que apoyar las tramas principales de los episodios, casi a la altura de Jeff Garlin en 'Curb your enthusiasm', la serie de Larry David. Bueno no, tanto no.

Mientras, la relación de Raj con Emily parece que avanza, a pesar del odio manifiesto entre Penny y ella. Howard se inventa el juego 'Emily or Cinnamon' (Cinanmon es la perra de Raj) en el que hay que descubrir si la frase que ha dicho Raj era referente a su novia o su perra; lo cierto es que el papel de Koothrappali desde que puede hablar con las mujeres sin estar borracho ha cambiado, puede que para mejor, pero se han perdido esos gags en los que intentaba participar en las conversaciones y era incapaz de hacerlo; los guionistas han decidido que, de momento, le vayan un poco mejor las cosas al bueno de Raj.

Una observación

En estas ocho temporadas los miembros de la serie se suelen reunir comiendo o cenando, pero en casi ninguna ocasión prueban nada del plato, se dedican a mover los alimentos con esos tenedores de plástico de un lado a otro sin probarlos, es algo irrelevante pero curioso.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba