Nuevo crossover ‘The Flash’ 3x17 Review: El dúo musical de Barry con ‘Supergirl’ lo tendrás que escuchar en versión original

‘The Flash’ 3x17 Review: El dúo musical de Barry con ‘Supergirl’ lo tendrás que escuchar en versión original
‘The Flash’ 3x17 Review: El dúo musical de Barry con ‘Supergirl’ lo tendrás que escuchar en versión original

Por Alberto Rodríguez

Queridos lectores de ‘Devoraseries’, aquí van una noticia buena y otra mala. Comencemos al revés de como se suele empezar en estos casos: la mala nueva es que ‘The Flash’ es una de las series afectadas por la huelga de actores de doblaje de Madrid y TNT no emitirá el capítulo que tocaba esta semana. Así lo comunicaba hace dos días su community manager en este tweet. A partir de este sábado, el capítulo 3x17 titulado ‘Dúo’ estará disponible en versión original subtitulada bajo demanda. La buena noticia –por decir algo– es que al tratarse de un capítulo musical, es muy probable que la mayor parte del mismo no hubiera sido doblada igualmente, por lo que si optáis por ver el capítulo en VOS no notaréis gran diferencia.

Demos gracias de que por lo menos no hayan cambiado las voces del elenco, como le ha pasado a ‘Supergirl’. La productora, saltándose el derecho de huelga, se ha llevado la serie a un estudio de Valencia y los fans están indignados, no sólo por lo repentino del cambio, sino por la escasa calidad en los diálogos del nuevo doblaje. Prefieren, dicen, verla en versión original a la espera de que se vuelva a doblar en castellano.

Mientras salimos de esta situación –ya veremos qué ocurre con Flash–, en ‘Devoraseries’ hemos decidido contar qué ocurre en este capítulo para aquellos que no puedan esperar y opten por seguir las aventuras de nuestro amigo de rojo en su idioma materno.

(Spoilers musicales)

De nuevo, ella

Definitivamente los seguidores de ‘Supergirl’ harían bien en hacerse también seguidores de Flash. Este es el segundo crossover que termina en Central City, por lo que más de uno seguramente se haya quedado sin saber lo que le ocurre a la prima de Superman por no asomarse a esta ficción también de CW.

Kara vuelve a cruzar un portal para acabar en el tiempo de Barry, pero en esta ocasión lo hace inconsciente y en los brazos de Mon-El, un apuesto joven que se reveló como su novio. Sin embargo las cosas se acababan de enturbiar para la pareja. Como siempre, por culpa de él. Pero las cosas no estaban mejor para Iris y Barry después de que éste se echara para atrás en el matrimonio. Y en esas andaban, poniéndose todos al día, cuando de repente apareció el enigmático joven que hipnotizó a Kara y que había huido a la realidad de Barry. Precisamente Mon-El y Detective Marciano viajaron a Central City siguiendo su rastro.

Barry salió disparado para frenarlo. Y también fue Kid Flash, todavía un tanto convaleciente después de su experiencia en la Fuerza Veloz. Y así se notó. Después de un ataque un tanto vacilante, el nuevo villano se lo quitó de encima como el que lanza de un manotazo a un mosquito que está incordiando a su alrededor. En ese momento, ya con Barry a solas, le reveló que lo que planeaba hacerle era para enseñarle una valiosa lección. Acto seguido sus ojos empezaron a dibujar variaciones de tonalidad y Barry cayó presa de un profundo sueño.

Cuando despertó se encontraba vestido con un traje de los años 50 y en un club de época donde una tímida muchacha cantaba una versión de ‘Moon River’ frente a un público fiel que escudriñaba cada uno de sus gestos. La cantante que pisaba insegura ese escenario resultó ser… ¡Kara!

Obertura del musical con Cisco y Malcolm Merlin
Obertura del musical con Cisco y Malcolm Merlin

Un musical de la vieja escuela

Poco tardaron Barry y Kara en dilucidar que se encontraban en una fantasía creada por el extraño muchacho que los había hipnotizado. Y aun menos tardó el misterioso ser en presentarse ante ellos y explicarles que ese universo lo habían creado entre los dos. Por suerte para ellos, se trataba de un musical. Al parecer, ambos comparten una infancia con referencias a los títulos clásicos del género. Mientras que a Kara le apasionaba ‘el Mago de Oz’, a Barry le gustaba ver ‘Cantando bajo la lluvia’ con su madre en las tardes de invierno. Como ella misma le decía, en los musicales todo es más fácil, porque cuando cantas enseñas tu alma.

Según les contó su captor, la única forma de escapar de esa ilusión era seguir el guion del musical hasta alcanzar su desenlace. Así que manos a la obra. La pareja de protagonistas, aunque desconcertados, decidieron dejarse llevar por la trama que los empujaba a vivir esa aventura que no habían deseado. Tras asistir al número de obertura en el que participó el mismísimo Malcolm Merlin –el excabecilla de la liga de asesinos y padre del amigo fallecido de ‘Arrow’–, los jóvenes empezaron a reconocer el terreno. Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, en ese extraño escenario también habitaban homólogos de las personas que querían y conocían. Sin ir más lejos, Merlin resultó ser el dueño del club y padre del homólogo de Mon-El, el novio de Kara. Mientras que Joe seguía siendo el padre de Iris, aunque con el Doctor Stein como compañero sentimental. ¿Cómo no? No podía faltar el cliché del toque gay en un musical.

El caso es que en esa historia creada por sus mentes, Iris y Mon-El eran amantes clandestinos. La cara de asco que pusieron Barry y Kara al descubrirles besándose fue de campeonato. Pero no era para menos. Sus respectivos amores se estaban dando el lote delante de sus narices. Y además tenían que ocultar su relación a los ojos de todos, como en ‘West Side Story’, ya que sus padres eran rivales.

Barry y Kara, con tal de continuar con el guion, les convencieron para que dijeran la verdad y vivieran su amor con valentía, dando la cara al mundo. Aquí vino el segundo número musical, donde los respectivos padres parecían haberse reconciliado con sus hijos. Pero en realidad, planearon en secreto ir a la guerra contra el bando contrario para impedir esa unión. En cambio, ese fue el punto de inflexión para Barry y Kara, que comprendieron el error en el que habían incurrido con sus respectivas parejas. Barry tenía una mujer estupenda y valiente que además de ser salvada necesitaba ser querida. Ambas cosas no eran incompatibles. Y Kara tenía que haber entendido que si su supuesto novio le había ocultado su identidad durante meses –todo un clásico en una serie de ficción– tendría buenos motivos. Pero eso no cambiaba su cariño hacia ella.

Barry y Kara pillan a sus parejas besándose
Barry y Kara pillan a sus parejas besándose

Por tanto, con sus dilemas desbloqueados, se lanzaron a cantar ellos también en un número sobre el escenario que acompañaron con un gracioso baile a dos. Las alabanzas a su superamistad son la premisa de su canción inédita que hizo las delicias del público y que su jefe les había pedido a condición de seguir cantando en el club. Otro capítulo cerrado.

Pero poco duró la alegría del momento, pues desde la calle se oía el sonido de disparos y gritos. La guerra entre bandas había empezado y Barry y Kara fueron las dianas imprevistas de las balas arrojadas entre un bando y otro.

Un final feliz para ambos

Mientras tanto, en el mundo real, el equipo de Flash trabajaba duro para capturar al travieso muchacho que se había colado en sus vidas para dejar KO a sus dos héroes. Gracias a la estratagema urdida por Cisco, con la ayuda de sus poderes de vibración y aliado con Detective Marciano y Kid Flash, consiguieron noquear a su enemigo. Parecía que Wally empezaba a cobrar la seguridad en sí mismo después de la captura.

Ya en su prisión, y ante la falta de avances, Iris y Mon-El se animaron a hacerle una visita para ver si conseguían sonsacarle algo. Lo único que les dijo es que ellos tenían la clave para salvar a sus seres queridos. Si los amaban lo suficiente, podrían ir con ellos.

Y así fue. Nuevamente con ayuda de Cisco –hay que ver lo cotizado que está su poder en estos tiempos– los amantes penetraron a la realidad musical de Barry y Kara justo en el momento en que estos estaban postrados en el suelo. Antes de exhalar su último aliento, cada uno pudo despedirse de su pareja haciéndole ver que todo estaba en paz. Pero antes de que todo terminara –si morían ahí, lo harían en la realidad– sus rescatadores plantaron sendos besos en sus labios y gracias a ese gesto lograron escapar en el último momento.

Desde luego el capítulo es de coña. Ni siquiera Joe podía contenerse la risa cuando se lo contaron. Y lo mejor fue cuando el joven que había montado todo este show se presentó como si nada para regocijarse ante lo que había sido una treta para desbloquear a aquellos a los que había visto sufrir. Wally se sentía más seguro. Kara había perdonado la mentira de su chico y Barry… bueno, digamos que decidió coger impulso y aprovechando su experiencia pasada en ‘Glee’, se marcó una renovada petición de matrimonio a Iris –esta vez por los motivos correctos– que hizo que la muchacha se emocionara y olvidara todos los males recientes.

Barry se reconcilia con Iris antes de morir
Barry se reconcilia con Iris antes de morir

Es una pena que el tan esperado capítulo musical nos haya llegado en estas circunstancias de parones e irregularidades en la emisión. Aunque puede que a algunos fans, tratándose de una serie de superhéroes, no les haya encajado del todo este género. Supongo que va por modas, y 2017 está siendo el año de los musicales, sin duda. En cualquier caso, éste ha sido un capítulo especial más que los guionistas nos han regalado como extra. A partir de aquí empezamos a encarar la recta final de la temporada y a Savitar no le queda mucho para intentar cumplir su vaticinio fatal. Ese que nos lleva atormentando durante meses. La pregunta es: ¿lo veremos en TNT? Desde la cadena indican que esa es la intención pero todo depende de cómo transcurra la huelga de actores en las próximas semanas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba