‘The Good Wife’ 6x20 Review: el adiós descafeinado de una de sus protagonistas

Por Javier Roiz

The Good Wife’ es así. Tan pronto hay un capítulo frenético que no altera nada de la trama principal de la serie como capítulos, como el de ayer, que cierran arcos de varias temporadas casi sin que nos demos cuenta.

(A continuación con SPOILERS)

La tranquilidad en el ojo del huracán

Tras la debacle del capítulo anterior, en el que Alicia se dio de frente con los hilos que mueven la política norteamericana y se vio forzada a abandonar el puesto de Fiscal del Estado sin ni siquiera haber ejercido un único día en el cargo, el capítulo de hoy se aventuraba movido. Sin embargo, el tempo de todo el episodio ha sido tranquilo, navegando más hacia la melancolía que hacia la acción.

El capítulo, que arranca de manera simbólica con los flashes que acompañan a Alicia y a Peter hacia el estrado de la rueda de prensa como les acompañaron en los comienzos de la serie, se centra por un lado en la derrota profesional y personal de Alicia, cuyo futuro es más que incierto desolador, y por otro en la complicada situación de Kalinda.

Alicia en estado catatónico

Alicia debe ceder a las presiones del partido demócrata y renunciar públicamente a su cargo como Fiscal del Estado en pos de la democracia. El duro golpe político, que hace mella en la vida personal de Alicia como hemos ido viendo durante todos estos episodios, parece verse de alguna manera acolchado cuando Alicia cree recuperar su puesto en el bufete de abogados que ella misma creó ( y que ella misma abandonó para dedicarse en cuerpo y alma a su campaña política). Sin embargo, nosotros espectadores expertos en esta telaraña de sentimientos que es ‘The Good Wife’, sabemos que en esta serie la palabra “sencillo” no encaja y mientras Alicia piensa brevemente que todo está perfectamente con sus excompañeros, se monta un pequeño circo de traiciones y malentendidos que lleva a unos y a otros a una hipócrita carrera por convencer a los clientes más importantes de la compañía de que se queden con Cary, Diane y David o que se marchen con Alicia. Al final, aunque se haya arreglado el desaguisado, parece que Alicia no volverá al bufete por las presiones de RD, este nuevo personaje que es uno de los hombres más poderosos de EE.UU, lo que sitúa a Alicia en el punto inicial del episodio.

Nunca habíamos visto a Alicia en un estado tan catatónico. Quiero decir, no al menos por conflictos laborales. La hemos visto sufrir mucho con el escándalo con su marido, con su relación con Will Gardner y con la muerte de este, pero es de las pocas veces que la hemos visto realmente derrumbada por un conflicto laboral. No en vano se encuentra en una situación de absoluto rechazo, en la que por fin se da cuenta de que al haberse lanzado sin paracaídas a la carrera política, ha cerrado prácticamente todas las puertas de su vida profesional. ¿Qué le depara a Alicia Florrick ahora que su nombre está tan sucio como el de su marido?

Adiós, Kalinda

Mientras nuestro personaje protagonista tocaba fondo, algunos de los personajes secundarios directamente alcanzaban la casilla final de la serie.

Es algo que veníamos vaticinando desde hace ya varios capítulos, y no sólo porque supiéramos que Archie Panjabi había declarado públicamente que ésta sería su última temporada de ‘The Good Wife’. El personaje de Kalinda dio en esta temporada, y por primera vez en la serie, un paso en falso que la colocó en una situación muy complicada. Deberle favores a Lemond Bishop y a la vez tener que denunciarle para poder salvar al hombre al que amas es algo muy del romance épico, pero como personaje sólo tiene una salida posible, y no es una buena. En este episodio Kalinda toma las riendas y consigue extraer información del ordenador personal de Lemond Bishop y se lo entrega a la fiscalía, que lo detiene por primera vez en la que parece será su caída final.

Claro, si uno entrega las pruebas que llevan a uno de los hombres más peligrosos de Chicago a la cárcel lo único que puedes hacer es huir. Aunque en un momento, de la serie y del capítulo, pensaba que el destino que le esperaba a Kalinda era la muerte, se me había pasado por alto durante un instante que Kalinda es una persona que huye. Sabemos que su vida en Chicago no es la vida que ha llevado siempre y la llamamos Kalinda cuando sabemos que seguramente su nombre de nacimiento fue otro, y que Kalinda será su tercer o cuarto nombre. Por ello, con bastante dolor de su corazón que se ha hecho tangente en la escena en la que repasa en el piso de Alicia, ha dicho adiós (qué cosa más rara que el adiós se lo haya dado a Grace, personaje con el que nunca ha habido mayor conexión, ¿no?) y nos ha cerrado la puerta como espectadores de su vida. En todo caso, parece que Kalinda estará en la season finale, aunque no sabemos si como flashback o, al menos, para cerrar con Alicia una de las relaciones más interesantes de la serie. (¿Qué diría esa nota?)

Salida por la puerta de atrás

Y así, de una manera tan indolora, hemos despedido a Kalinda Sharma, uno de los personajes más icónicos de la televisión de los últimos años. No sé si esta insensibilidad con la que se ha despedido ha sido intencionado o ha sido sino prueba de cómo a medida que la serie se hacía más intensa, el personaje de Kalinda se iba descafeinando. No puedo evitar pensar que ha sido un poco una salida por la puerta de atrás. A ver qué nos deparan los dos últimos capítulos de la temporada y qué podremos averiguar en este sentido.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba