'The Magicians' 1x01-1x02 Reviews: la magia es una droga para evadirse

PorSabrina Rodríguez

¿Tienes veintitantos, estás en la universidad y te aterra entrar en el mundo gris de los adultos en plena crisis económica? ¿Te deprime el futuro que ves delante de ti porque no llega a las expectativas de cómo pensaste que sería tu vida? Muchos post-adolescentes se encuentran en ese estado, especialmente los que viven en las capitales. El cuento que nos habían vendido de un futuro prometedor, con millones de posibilidades, ya no se ve tan claro cuando la realidad nos lo arrebata de la punta de los dedos cada vez que intentamos alcanzarlo.

Esta desilusión hace que muchos jóvenes se refugien en la nostalgia, en el pasado, en lo que los hacía felices de niños. Algunos incluso se (auto)medican o se cierran en sí mismos. Si este escenario te suena y eres uno de ellos, te pareces bastante a Quentin Coldwater, protagonista de 'The Magicians', la nueva serie original de SyFy, que nos sumerge en la magia desde este pasado 3 de febrero, con el estreno en España de sus dos primeros episodios.

'The Magicians' está basada en la trilogía de libros escrita por el norteamericano Lev Grossman, aunque difiere en bastantes cosas del material original. En ambos medios seguimos la historia de Quentin, un chaval inadaptado que sueña con que la magia existe, acaba descubriendo que es verdad y que se puede aprender en una universidad muy especial. Si no has visto los dos primeros episodios de la serie, te recomiendo que lo hagas ahora antes de leer lo que viene a continuación. Más tarde no podrás olvidarlo por arte de magia.

¡Abracadabra! ¡Spoilers!

¿Necesitas la aprobación de una institución para ser mago?

Tal vez esa es la gran pregunta del primer episodio de 'The Magicians'. Nos vamos a meter en una historia donde existe una escuela de magia. Muchos pensarán que eso nos acerca al mundo de 'Harry Potter', y eso han intentado hacernos creer con la forma de publicitar la serie, pero la verdad es que Brakebills difiere mucho de Hogwarts y a veces incluso recuerda más a la Escuela del Profesor Xavier para Jóvenes Talentos de 'X-Men' o a Narnia.

Nuestro protagonista es Quentin, un chico depresivo, melancólico, que se siente alienado en el mundo real al que no quiere pertenecer. Su mejor amiga es Julia, una chica que compartía con él su ilusión por la magia y la fantasía cuando eran adolescentes, pero que ahora está haciendo todo lo que se supone que ha de hacer una joven “según el manual”: olvidar fantasías, tener novio formal e ir a la universidad. Quentin la ama en secreto y también intenta mantener en secreto el típico rencor de pagafantas. Pero, amigo Quentin, si realmente eres amigo de Julia no deberías estar con ella sólo con la intención de que te devuelva el cariño tal como tú lo deseas. Es patético, pero es muy ilustrativo del sentimiento tóxico que este tipo de relaciones producen.

Y es que cuando Quentin y Julia descubren que la magia sí existe y que tienen la oportunidad de entrar en la exclusiva Universidad de Brakebills para potenciar y educar sus facultades, él es aceptado y Julia no. Ella se ve obligada a volver al mundo gris donde antes se encontraba cómoda y adaptada. Todo iría bien si el conjuro que le iba a borrar la memoria hubiese funcionado pero, ¿cómo sigues viviendo tu vida sabiendo que hay algo más allá de estudiar, conseguir trabajo estable y formar una familia? Julia se obsesiona con la magia, como si fuese una droga, y Quentin decide pararle los pies en un inmaduro pero sincero “yo me lo merezco y tú no, porque tú ya haces bien todo lo demás.”

Julia es reclutada por otras personas que se dedican a la magia pero no de forma “académica”, unos brujos y brujas de los cuales no se saben muy bien las intenciones de momento. En el segundo capítulo vemos un montaje en paralelo de la vida y aprendizaje de Quentin y Julia, comparando ambos caminos; el académico reglado y el alternativo.

Trama con potencial pero ritmo a trompicones

A mí me parece más interesante lo que está viviendo ella, a pesar de que él es nuestro protagonista, pero el primer capítulo mostró el cambio de Julia de una forma un poco superficial y a trompicones, lo cual hará que muchas personas no terminen de empatizar con lo que le pasa.

Lo mismo ocurrió con la presentación de los otros personajes: Penny (el compañero de habitación), Alice (la maga prodigiosa y estudiosa), Kady (la rebelde), Eliot y Margo (que de momento son poco más que un desahogo ligero). Pasan tantas cosas en el primer capítulo y te quieren mostrar tanto que se queda todo un poco por encima. La pandilla se junta de forma un tanto artificial y no queda muy claro el por qué se caen bien. Es así sin más.

La primera parte del primer capítulo está llena de estereotipos, muchos tropos e ideas metidas con calzador, pero luego mejora. ¡Vaya si mejora! Las cosas empiezan a tomar más sentido cuando la misteriosa escena que abre la serie, se junta con la historia de la muerte del hermano de Alice. La magia es una herramienta que hay que usar con cuidado. La irresponsabilidad tiene un precio, igual que en el mundo de los adultos del que Quentin quiere escapar. Si existe el mundo real, el mundo mágico y tal vez Fillory; ¿qué otros mundos nos esperan a través del espejo, Alice?

El final del primer capítulo es una de las mejores presentaciones que he visto de un villano en este tipo de series. El final del segundo confirma el terror mostrado en el primero con una conversación sobre el peligro. Veremos qué tal se desarrolla y si la Bestia está a la altura de la expectativa que ha creado en su primera aparición.

Metaficción y metarrealidad

Una cosa que me ha gustado es cómo la ficción y la realidad se mezclan en la serie como bailando un tango apasionado. 'The Magicians' es una serie de fantasía pero a la vez trata temas muy reales como pueden ser la depresión, la frustración o el paso a la madurez. La metaficción entra en juego cuando no sabemos si los libros que lee el protagonista son reales porque él los percibe como tal.

Una curiosidad es que cuando aparece en pantalla el escritor de los libros sobre Fillory, es Lev Grossman, el propio autor de 'The Magicians'. Un guiño a los fans de la trilogía de novelas que lleva aún más allá el tema de entremezclar realidad y ficción.

Las incógnitas de 'The Magicians'

Estos dos primeros capítulos nos han presentado personajes y han arrancado una historia llena de intriga, fantasía y drama juvenil. Ha sido capaz de engancharnos, a pesar de un comienzo irregular, y ahora queremos saber:

¿Brakebills es un lugar tan seguro y feliz como dice ser o hay secretos oscuros?
¿Quienes son los brujos en los que está poniendo su confianza Julia?
¿Fillory existe o es la imaginación dispersa de Quentin?
¿Qué hay detrás de la muerte del hermano de Alice?

Y lo más importante...
¿Quién es la Bestia y qué se propone?

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba