'The Magicians' 1x13 Season Finale: Un desenlace de temporada bestial

Por Sabrina Rodríguez

Cuando vi el primer episodio de 'The Magicians', con ese cliffhanger sangriento que te dejaba alucinando y con ganas de más, lo primero que pensé fue que si hacían eso en el primer capítulo, qué sería lo que harían al final de la temporada. Pues bien, ya tengo mi respuesta y es brutal.

Teniendo en cuenta lo que pasa en esos últimos minutos, imagino que habrá por ahí algún final alternativo que cerraría un poco más el argumento de esta temporada. Cuando rodaron aún no sabían que los iban a renovar. ¡No podría terminar así!

Este final va a sorprender a todo el mundo, tanto a los seguidores de la serie como a los que han leído los libros. Y si alguien no tenía claro que 'The Magicians' no es para niños, este capítulo le habrá dejado traumatizado.

Si no habéis visto el episodio, ¿qué hacéis aquí? Id corriendo a verlo y luego, después del shock, volved para leer mi autopsia.

A partir de aquí: ¡SPOLIERS!

Quentin escribe sus memorias

Aún creyéndose el héroe de la historia, Quentin comienza a escribir sus propios libros de Fillory con él de protagonista. Por eso le tenemos narrando gran parte del episodio, lo cual es muy divertido y hasta entrañable. Podría contar muchas cosas sobre lo que sucede al principio, pero vayamos al grano, que hay mucho trigo que segar.

En estos primeros minutos nos preparan para que sepamos que hay algo que no va bien con Julia y que Martin les ha seguido a Fillory cuando era niño y allí se ha quedado. Recordemos que Julia y Quentin viajaron a la Inglaterra de los años 40. Tendrán que encontrarse con Jane, en una versión fuera del tiempo, que les enviará de regreso al futuro, no sin antes encargar la daga que pueda matar a un mago maestro.

Si las cosas no estaban ya complicadas entre los chicos de Brakebills, aparecer con la bruja de la que estuviste enamorado y que te maltrató psicológicamente, ante la que acaba de cortar contigo porque te has acostado con los otros dos y el que queda se acostó luego con ella, es la definición de situación incómoda. Ah, también está Josh pero, si no te lo hubiese dicho, ni lo recordarías.

Cuando la daga está lista, el artesano les pide su parte. El que sea el elegido por un cuchillo mágico como Rey, Alteza de Fillory, ha de casarse con su hija. Y como Quentin nos lo está narrando, sabemos lo que piensa. ¿Alguien dudaba de que él creía que sería el elegido? Poco le importa Fen, la chica con la que tendría que casarse, lo cual sigue diciendo mucho de Quentin.

Matrimonio de conveniencia

Eliot es Alteza de Fillory. Ya era así en los libros. Lo que no entiendo es que después de todo lo que han hecho pasar al personaje en la serie, ahora le fuercen a casarse con una mujer y consumar el matrimonio. Han sido lo suficientemente ambiguos con su sexualidad para que no se sepa muy bien si es gay o bisexual, pero esto me parece hasta insultante, no sólo para su personaje, también para el personaje femenino que se intercambia por una daga. ¿Era necesario que se inventasen una razón para que el artesano les diese la daga o para que Eliot se quedase en Fillory? ¿Esto es lo mejor que se les ha ocurrido?

Muy bonito y emotivo el discurso que le suelta a Margo sobre que su vida no funciona y que quiere dejar de lado su hedonismo para formar parte de algo más grande. Precioso. Y sería estupendo que se quedase porque cree en la causa o porque ama Fillory, pero esto no tiene sentido. ¿Va a quedarse en el mundo mágico por su nueva esposa que ni conoce? ¿El que se supone que es un gay progresista va a dejar todo de lado por casarse y ser rey de un sistema feudal? Porque este no es el Fillory de los libros.

Es más, ¿no está dando la serie el mensaje de que si eres promiscuo y de sexualidad ambigua has de dejar todo por casarte y sentar cabeza para poder hacer lo correcto? Esto en una serie que ha matado ya a varios personajes que no son heterosexuales, alimentando el tropo televisivo que en Estados Unidos ya tiene hasta nombre: bury your gays (entierra a tus gays). Estéis de acuerdo conmigo o no, estoy segura de que encontraréis todo este tema algo cuestionable.

El héroe es un chico blanco heterosexual, ¿o no?

Quentin lo tenía claro hasta ahora, incluso sin haber sido proclamado Rey. Así lo escribe en su cuaderno. Toda la vida ha estado soñando con ser el héroe, ha visto películas y leído libros que le han hecho sentir que él es el héroe. Y así se ha comportado. El héroe no es el gay, ni el que no es blanco, ni una chica. El piensa que es él porque en esas ficciones los demás personajes están diseñados para ayudarle, inspirarle, ser un trofeo o su rival. He ahí la importancia de la representación en ficción y como el propio Quentin se hace consciente de ello cuando la historia le ha pasado realmente y se da cuenta de la verdad. Cierra su libreta y se va a hablar con Alice.

Una escena tierna que muestra que Quentin y Alice aún se tienen cariño, sirve para que él le pase el testigo a ella. La carga de ser la heroína le corresponde a ella porque es mejor persona y mejor maga que él. Y está bien que Quentin se de cuenta pero lo que, en los libros, Alice se gana cuando todos los demás han fracasado, sacrificándose por ello, aquí es más cosa de él que mérito de ella. Él le da una palmadita en la espalda y su bendición. Eso es un tanto condescendiente y paternalista.

¿O a lo mejor es que el chico hetero no quería beberse el semen mágico del dios Ember? ¡Vete tú a saber! Qué se habían metido los guionistas al escribir este episodio escapa a mi entendimiento. Y antes de que alguien me diga que Quentin se montó un trío con Eliot y Margo y que eso hace que no sea 100% hetero; con la de veces que el personaje ha dejado claro que fue un error, que estaba fuera de sí y bajo el hechizo de las botellas de las emociones, creo que podemos etiquetarlo de noche loca para crear drama y poco más.

La víctima ahora es verdugo

Algo que sí está bien hecho en la serie es hacer creer al espectador que Plover era la Bestia. Cuando salvan a Victoria, aquella viajera de la clase de tercero que desapareció, descubren que el villano le tenía retenido también a él. Giro argumental: en realidad la Bestia es Martin, el niño del que Plover abusó y que perdió su humanidad por quedarse en Fillory y el poder de la fuente de la magia.

Es un tema delicado pero no está carente de verdad. Hay muchas formas de superar un abuso y, por desgracia, una de ellas consiste en convertirse en el que abusa. El trauma es difícil de gestionar para muchas personas. Martin lo ha gestionado así y, por mucho que lo que le pasó fue terrible, eso no disculpa que ahora el energúmeno sea él.

Antes de comentar el brutal final de temporada quiero hacer un paréntesis para hablar de paradojas temporales. El guión de este capítulo tiene varios agujeros e idas de olla, pero esta es especialmente importante al haber introducido los viajes en el tiempo. ¿Que Martin siga a Quentin y a Julia a Fillory no es una paradoja? En este universo de la serie, Quentin convence a los demás de ir a Fillory porque al hacer el hechizo de probabilidad ven que la Bestia los matará en todos los demás posibles escenarios. ¿Pero cómo es posible que el hechizo de probabilidad les haga ver que la Bestia los matará si no van a Fillory, cuando Martin no sería la Bestia si no les hubiese seguido al mundo mágico? El recurso de la paradoja del abuelo no funciona por culpa de ese pequeño detalle. ¿O sí? Los viajes en el tiempo vuelven loco a cualquiera.

Y llega el momento de la verdad, lo que todos llevamos esperando desde el primer capítulo, lo que queríamos ver desde que leímos los libros y los chicos acabaron con la Bestia. ¡Pero no sucede! Y no sucede porque Julia está ahí, cosa que no pasaba en la novela 'Los Magos'. Penny pierde las manos y Alice se sacrifica, pero es todo en vano, porque Julia quiere venganza por haber sido violada por un dios. Le ofrece un trato a la Bestia, traicionando a todo el mundo y dejando a Quentin con cara de angustia. ¿Julia será otra víctima que se convierte en verdugo?

El horror de lo que le ha pasado a Julia

Volvamos atrás en el tiempo porque Julia resulta que lleva desde el episodio anterior con un recuerdo reprimido gracias a que Marina se apiadó de ella y la ayudó. Resulta que la buena y maravillosa diosa no era tal, era un dios embustero que engaña a los inocentes. Arranca el corazón de Richard y se lo come, se mete en su cuerpo, mata a Silver, Bender y Menily, y cuando va a matar a Kady, Julia ofrece su vida por ella. Así, todo de un plumazo.

Y el dios la viola, lo cual es horrible ya de por sí, pero hay que sumarle todo lo que le acaba de pasar y que, además, el cuerpo con el que el dios la viola es con el de Richard; amigo, amante y buena tío en general.

He de decir que, tal como está el tema de cómo se muestran las violaciones en televisión, que algunas veces es insultante porque parece fetichismo más que el retrato de un acto vil, en 'The Magicians' lo han hecho con cuidado. No hay desnudos, no dura mucho y la escena se centra en la cara de la victima para que empatices con ella y su dolor. No es algo bonito de ver porque no debería serlo. Creo sinceramente que los creadores de la serie están intentado llevar las cosas con delicadeza y gestionar bien la representación, aunque a veces se les vaya de las manos.

El problema que le veo es que han llevado el trauma tan mal como el de Eliot. Tal vez me equivoque y toda la segunda temporada vaya de eso, de Julia gestionando como superar todo lo que le ha pasado y que ha traicionado a personas inocentes para conseguir una venganza, aliándose con el mal. Con Eliot pasamos de la autodestrucción al “sentar cabeza” sin sentido. Con Julia pasamos de un recuerdo bloqueado, directamente a la venganza.

Y si Martin se convirtió en la Bestia al no superar bien su trauma, cosa que puede pasar, como ya he comentado; lo que es un poco cuestionable es que la segunda víctima de violación que tienes en la serie parece que vaya en camino de ser una villana también. Ya con la traición, Penny ha perdido las manos y es posible que Alice haya muerto. ¿Vale la vida de otros su venganza?

El por qué creo que no se ha desarrollado el trauma de Julia y hemos pasado directamente a esto, es porque los guionistas querían dar un golpe de efecto en el final de temporada, pero es una forma cruel de desarrollar a un personaje que llevas maltratando desde el principio. Queda muy bonita la reconciliación y llegar junto a Quentin a Fillory feliz. Es muy impactante que recuerde todo eso y hagan dos flashbacks para dar la información clave en el último minuto. ¿Efectivo? Sí, claro, pero también están supeditando el desarrollo de los personajes, que son lo que hace al espectador conectar con la historia, por querer hacer algo diferente a los libros, dándole un giro. Yo creo que no funciona tan bien como debería.

Ya no voy a entrar en el tema de que el semen de los dioses le de el poder, al igual que a Alice. No me hagáis empezar.

Una adaptación muy libre

Hasta ahora me estaba gustando que la historia de Julia estuviese en paralelo a la de Quentin porque en las novelas de Lev Grossman no ocurría así. No me gustaba el tema de que Julia tuviese menos tiempo por montaje y eso hiciese que el espectador no pudiese empatizar tanto con ella, pero los cambios no trastocaban demasiado las cosas. Lo que han hecho con este final de temporada hace muy poco probable que lo que ocurre después en los libros suceda. No quiero decir el qué, os recomiendo leerlos.

No soy una purista, estoy más que contenta de ver cambios en adaptaciones, siempre y cuando sean para mejor o aporten algo. La idea del multiverso, por ejemplo, me pareció brillante. La sensación que se me ha quedado después de este episodio es un poco amarga, a pesar de que me lo he pasado bien por momentos. No es por que haya cambios, es porque creo que el querer ser efectistas se les ha ido de las manos. Claro que es algo que suele pasar en los capítulos de final de temporada, suelen ocurrir mil cosas locas de sopetón, con la intención de dejarte pendiendo de un hilo y esperando ver qué es lo que va a pasar ahora después de la que se ha liado.

Yo quiero verlo. Que lo analice y haga críticas constructivas no quita que no sienta curiosidad por lo que pasará con Julia, Quentin y compañía en esta versión del multiverso mágico. La serie me gusta aunque crea que hay cosas que se puedan mejorar. Lo cortés no quita lo valiente.

¿Cómo se os ha quedado el cuerpo con todo esto? ¿Ganas de más? Paciencia, chicos. La segunda temporada no llegará hasta principios del 2017.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba