Análisis del tercer capítulo de la temporada con, claro, ¡spoilers! The Walking Dead 8x03 Review: Un "monstruo" más

The Walking Dead 8x03 Review: "Monstruos"
The Walking Dead 8x03 Review: "Monstruos"

Por Sara Bandrés

¡Atención, spoilers! El siguiente artículo desgrana lo ocurrido en el 8x03 de The Walking Dead. Lea bajo su propia responsabilidad.

Tres capítulos llevamos ya de la nueva temporada de The Walking Dead y muy a mi pesar, poco estamos avanzando en la trama, y es que lo que empezó siendo un gran inicio, se ha ido desinflando poco a poco hasta regalarnos esta madrugada un tercer capítulo que suspende con creces en todas sus áreas.

El Rey, Carol y el desconcierto inicial

Sí, con total desconcierto es como comienza el 8x03 titulado "Monstruos" y el motivo del título todavía lo estoy intentando averiguar porque precisamente en este episodio no hemos visto nada realmente sanguinario o tan descabellado que no hubiéramos visto años atrás. 

Volvemos a comenzar un episodio con lo que parece ser un flashfoward para luego retomar la trama original a la que se llega tras una serie de fundidos a negros que intentan provocarnos confusión. Un recurso al que ya nos hemos acostumbrado tanto que no transmiten nada nuevo ni inquietante. 

El Rey Ezequiel, junto con Carol y el resto de sus soldados despiertan aturdidos para tras los fundidos, indicarnos como van a enfrentarse con valor a una batalla en la que parece que tienen todas las de perder. Poco más se ve en esta historia hasta el final. Vemos como han luchado, como han creído ganar para finalmente cerrar el episodio con otro cliffhanger que enlazará con el desconcertante inicio anteriormente comentado. Pero ya está, nada más. Mucho lío explicativo y poca trama relevante. 

Rick y Daryl, el otro frente

Por otro lado, seguimos teniendo a Daryl y Rick, dos inseparables y quienes quizás han sido los mejores en el capítulo de hoy. Daryl consigue salvar a su amigo (quien acabó el 8x02 con una pistola apuntando a su cabeza) de un antiguo habitante de Atlanta, quien lo tiene amenazado y secuestrado esperando que lleguen a por él Los Salvadores. Pero poco tiene que hacer el viejo conocido ante la llegada sorpresa del arquero quien salva a nuestro líder de la amenaza. 

Tras un breve tiroteo y con ayuda de Aaron, consiguen limpiar la zona de Salvadores y cierran el lugar, aunque no sin antes poner a salvo a la pequeña encontrada en la cuna y quien será trasladada por parte de Aaron hacía Hilltop para de esta forma, informar a Maggie del avance de la guerra y cuidar de ella en el sitio más tranquilo.

Por cierto, Aaron vuelve a sufrir otra pérdida dramática en este episodio: al final del capítulo anterior veíamos a su novio Eric gravemente herido. Así lo volvemos a ver en esta tercera entrega de la temporada, con el final esperado. Tras dejarlo bajo un árbol, Aaron regresa para rescatar a su pareja herida. Sin embargo, Eric ya no está. En su lugar, lo vemos a lo lejos ya zombificado.

Jesús y Morgan, rivales

Jesús y Morgan en The Walking Dead
Jesús y Morgan en The Walking Dead

Lo que pareció siendo un pequeño encontronazo ha dado pie en este episodio a una discusión que ha acabado con el abandono de Morgan del grupo y la autoproclamación de Jesús como un segundo líder, quien ha decidido dejar con vida a Los Salvadores secuestrados a pesar de la negativa del propio Morgan, de Tara y de la verdadera líder, Maggie, quien se mantiene firme a la hora de no dejar pasar al interior de Hilltop a los rehenes y quien incluso cuenta con el apoyo de Gregory, el antiguo alcalde de la ciudad que vuelve a su hogar indultado por la nueva y valiente líder. 

Las ausencias y preguntas futuras

Poco hemos avanzado en este episodio y la trama ha brillado por su ausencia. Ninguna novedad en el frente y de nuevo, grandes ausencias destacables, como las de Michonne y Negan quienes siguen sin aparecer, lo que perjudica seriamente a la ficción apocalíptica quien encuentra en el villano a su mayor tirón y en el personaje femenino a una de sus protagonistas más queridas. Y es que aunque Maggie sí se ha dejado ver de manera muy puntual en este tercer episodio, no ha aportado realmente un gran dramatismo o fuerza a la historia e incluso, ha cojeado bastante en la credibilidad de la misma. 

El desgaste por el uso de los nuevos recursos está haciendo mella en la historia y poca intriga ha aportado este episodio de cara a las tramas futuras. Las preguntas formuladas más importantes pienso que fueron las mostradas en el primer episodio y lo demás ha sido meramente de relleno, por ello, este tercer capítulo sí ha provocado algo que me duele decir y que no habían conseguido hacer los anteriores, me ha aburrido mucho y creo que es un episodio completamente prescindible. Al inicio de la temporada aposté a que los guionistas había aprendido de sus errores pasados, espero no haberme equivocado… 

Pero a pesar de todo esto, cierro como es habitual y os dejo formuladas nuevas preguntas: ¿Volverá Gregory a jugársela a Maggie? ¿Desaparecerá finalmente Morgan de la historia? ¿Es Jesús un nuevo líder? ¿Será el misterioso amigo de Carl la baza en la victoria final? ¿Sacará Tara la rabia que lleva dentro? ¿Cuándo van a aparecer las chicas de Oceanside? y sobre todo, una cuestión que me repiten bastante: ¿Cuándo se unirán The Walking Dead y Fear The Walking Dead?

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba