True Detective 2x04 Review: Muchas sombras y pocas luces

Por Ignacio G. Castaño

La investigación del asesinato de Ben Caspere continúa siendo el tema central de esta segunda temporada, situada en la ficticia ciudad de Vinci, en el estado de California. Los detectives Velcoro, Bezzerides y el agente Paul Woodrugh cooperan para poder resolver qué ha ocurrido y quien o quienes son los responsables de este crimen. Por otro lado, tenemos a Frank Seymor, un mafioso que se ve arruinado por la muerte de su socio, que poseía gran parte de su dinero. De momento es muy difícil tener una idea clara de quien puede ser el artífice del asesinato, aunque podemos ir haciendo conjeturas con algunos personajes que han aparecido.

Un caso muy complicado

En este cuarto episodio tenemos a un nuevo sospechoso, Ledo Amarilla, cuyo apellido es un claro guiño al ‘Rey amarillo’ del primer True Detective. Este personaje solo dura un capítulo, con lo cual no sería lógico que tuviese mucho que ver en el caso de Caspere. Es más, parece que solo lo han introducido para justificar la escena de acción final. Otro firme candidato a ser el culpable es Osip Agranov, compañero de fechorías de Frank Seymor. Aquí interpreta a un gángster ruso, aunque el actor es irlandés, de hecho muchos le recordarán por interpretar al mafioso y miembro del IRA, Galen, en ‘Sons of Anarchy’.

El criminal que está detrás de este asesinato es cínico y calculador, un psicópata con la firma de Nic Pizzolatto, alguien que se esconde detrás de una máscara de animal y que sabe lo que hay que hacer para disparar a un hombre y no matarlo. La trama es complicada y a ratos confusa, hay que prestar mucha atención si uno no quiere perderse. Por el momento todos son sospechosos, y conviene estar pendiente de cualquier detalle.

California no es tan cálida

La estética es poderosa, eso no se puede negar. Pero a pesar de esa ambientación tan cuidada y ese estilo tan personal del creador, de momento a mí la temporada me deja frío. Yo lo veo todo muy intenso, todos los personajes están demasiado atormentados, con cicatrices tanto mentales como físicas, y esto termina por ser abrumador. Es difícil no hacer comparaciones con la primera temporada, y puede que tener esa referencia le esté jugando una mala pasada a la serie. Al haber rozado el cielo, ahora es muy complicado igualar el resultado, porque las expectativas ya estaban creadas y es fácil que el público se decepcione.

Los guionistas y directores se centran demasiado en buscar las sombras, pero falta verdadero nervio. No hay ni rastro de la tensión y el ritmo de la primera parte, aunque el tono sea similar a veces. Las líneas argumentales no logran atraer la atención y solo algún momento puntual despierta cierto interés. El episodio piloto es bueno, pero poco a poco el atractivo se diluye.

Una oportunidad de oro

Da la impresión de que todos los actores quieren bordarlo; True Detective es un vehículo de lucimiento perfecto, una oportunidad inigualable para que los actores renazcan y se consoliden como intérpretes renovados. Ya pasó con Matthew Mcconaguey y todo apunta a que buscan lo mismo con Colin Farrell. Un actor en horas bajas que resurge de las cenizas y hace su mejor interpretación. Para mi gusto, está correcto y en ocasiones sobreactuado. Destacaría a Rachel McAdams por encima del resto, y pienso que a Vince Vaughn el personaje le viene un poco grande.

Cuando llega el momento final, es imposible no acordarse del tiroteo de la anterior temporada. ¿Es casualidad que aquí también sea en el cuarto capítulo? A mí me parece que el director ha querido filmar un momento memorable, otra escena que lo encumbre, aunque esta esté grabada con cortes. No tiene la misma fuerza que el famoso plano secuencia, y además aquí resulta un poco gratuita. Yo hasta ahora noto mucha intención, mucho esfuerzo por intentar que todo sea muy oscuro, por lograr un producto visceral que quede grabado, pero el resultado es bastante irregular. Aunque sí hay que reconocer que algunos momentos dejan poso. Me quedo con los planos-contraplanos entre Seymon y Velcoro en el bar en el que se reúnen, con esa atmósfera alucinada y la extrañísima actuación musical de fondo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba