'Vampire Diaries' Review 6x15: cuatro sorpresas y un funeral

Por Miriam Ortiz

En esta recta final de 'Crónicas vampíricas' queremos acercaros qué está ocurriendo, sobre todo desde que se animó el cotarro en estos últimos capítulos.

Aunque la temporada comenzó algo lenta y aburrida, parece va cogiendo ritmo y las tramas empiezan a dar un giro. Aunque, eso sí, ahora tendremos que esperar para ver un nuevo episodio hasta mitad de marzo.

En el 6x14 nos quedamos con el esperado beso entre Stefan y Caroline, la marcha de Jeremy (¡Al fin! Este personaje no pintaba ya prácticamente nada) y la muerte de Liz Forbes, seguramente la única muerte natural de la serie.

(¡Cuidado SPOILERS!)

El adiós a Liz

La sheriff de Mystic Falls, Elizabeth Forbes, moría en el pasado episodio por un cáncer incurable. Caroline, su hija, vive casi al mismo tiempo uno de los momentos más dulces y uno de los más amargos. Su beso con Stefan quedó ensombrecido, y es que una muerte de verdad pasa pocas veces en esta serie.

Comenzamos el episodio, tal y como en el final del anterior, con un recuerdo-ensoñación de Caroline aprendiendo a montar en bici de pequeña y su madre diciéndole bellas palabras. Se despierta y está rodeada por todos sus amigos, están durmiendo en casa de los Salvatore. Damon es el único que no duerme, Liz le pidió que escribiese su panegírico, esas bonitas palabras que se dan en honor del fallecido por un ser querido. Y es que éste no pudo acabar el que debía de escribir para el funeral de su madre, ¡y mira que ha pasado más de un siglo! Entre Damon y Caroline no hay una buena relación (y mira que en los primeros capítulos se acostaban ejem ejem), él intenta consolarla y ella le contesta mal, porque es uno de los peores días de su vida. Damon, con su intento de aconsejar, acaba de dar la puntilla a la rubia, como veremos más adelante.

Caroline, que ya sabemos que es la típica americana sureña a la que le encanta una fiesta, sea del tipo que sea, les planifica la vida a todos para que le echen una mano con todo lo que tiene entre manos, y se pone manos a la obra para organizar el funeral.

Con la excusa de escribir el texto rollo ese nos meten una serie de flasbacks sobre el entierro de la madre de Damon y Stefan, donde vemos a un Damon haciendo de hermano mayor (demasiado mayor o demasiado pequeño Stefan, si se convirtieron en vampiros a la vez...¿porqué parece que se llevan tres años como mucho?) y decepcionando al pequeño Stefan petardo. En el presente Stefan pide ayuda a su hermano, ya que no sabe qué hacer con lo de Caroline. Se han besado, y eso para ellos tiene una relevancia estratosférica, ya tienen que aclarar si son novios, amantes o vecinos del pueblo. Claro, él la quiere como amiga, lo típico, pero no le va a decir en estos momentos que pasa de su culo. Damon le dice que ella espera un amor verdadero, y eso no es lo que él siente. Para para, pero...¿¿este tío cuándo se convirtió en un puto merengue relleno de nubes de algodón?? Además, son vampiros...¿en serio me quieres decir que te vas a pegar la eternidad con una misma persona? Eso está bien cuando sabes que puedes morir mañana, pero ¿hablamos del mismo tipo de amor?

Caroline y Stefan, con Liz de cuerpo presente, hablan. Ella quiere aclarar lo que él siente por ella. Ya sabes, cuando tu madre se muere lo primero en lo que piensas en echarte novio...Y con él dándole largas, les dejamos que entierren a la sheriff, entre pocas lágrimas y una Caroline, que en vez de llorar a moco tendido, tiene coraje suficiente para ponerse a cantar delante del nutrido público que asiste al sepelio. Y, ¡oh!, espera, parece un ángel, y Stefan comienza a sentir algo más profundo por ella justo en ese momento oye, de traca. He aquí la sorpresa número uno, Stefan ¡quiere a Caroline! Ooh que bonito, que lluevan confetis en el funeral.

Segunda sorpresa

Alaric y su novia Jo están en casa, no han acudido al funeral porque ella no para de vomitar, algo le ha sentado mal. Su hermano mellizo atrapado en los 90 acude a su casa, él también se encuentra mal y no para de vomitar sangre. El hechizo de fusión con su hermano Lucke no ha salido del todo bien, ya que no estaban destinados a ello, y todo el aquelarre podría morir si él muere, incluidos los mundos prisión existentes. Jo y Ric flipan al escuchar que hay más de un mundo prisión. El único modo de acabar con todo es que Jo se desprenda de su magia para pasársela a Kai, y así lo hace. Kai, que como ahora tiene dentro de sí algo de la personalidad de Luke, ha pasado de ser un psicopatilla a un engreído pero majo chaval, le da la enhorabuena a su hermana ¿porqué? ¡Por su embarazo! Y en eso que va Ric...¡y le pide en matrimonio! Esto es un no parar.

Que casualidad, justo cuando sabe que está embarazada él tiene un anillo en el bolsillo preparado para la ocasión. Ella se sorprende, sobre todo al abrir la caja. Hija ¿qué esperabas si estaba de rodillas con una cajita? ¿un arito de cebolla del burguer king? A mi lo que más me sorprende es la calidad humana de estos personajes, da igual que maten a tu padre, te hayan intentado asesinar cinco veces, que aun así le sigues hablando y dejas pasar a tu enemigo a casa y al final ¡se hacen amigos o cooperan!

Tercera sorpresa
Bonnie, que sigue en los 90, por fin regresa de un largo viaje en busca de la magia que necesitaba. Cuando va a ejecutar su hechizo durante el eclipse para regresar a casa, zasca, todo cambia, de repente está nevando, el paisaje ha cambiado. Ella está desconcertada. Divisa a lo lejos una casa, y allí que se va derechica. Allí descubre que se encuentra en 1903 y encuentra unas fotos de Damon y Stefan (que buenos fotógrafos tenían ya en Mystic Falls por aquel entonces...).

Todo tiembla y vuelve a estar en 1994. Así que se va corriendo a realizar su hechizo, no piensa perder ni un minuto más en ese lugar solitario. Y justo aparece una figura cuando se va. Todos nos imaginamos ya de quién se trata, tanto flasback tiene que tener su porqué, no hace falta esperar al final del capítulo para adivinar que se trata de la madre de Damon y Stefan ¿no murió como ellos creen? ¿es una bruja atrapada como Bonnie? Esto nos abre una nueva trama, y deja abierta la puerta a los mundos-prisión.

Cuarta sorpresa

Los funerales en estados unidos son unos saraos de aupa. Menuda presión social, da igual que se muera tu madre, tú tienes que dar el mejor ágape a tus invitados. Evidentemente Caroline, como todo hijo de vecino, no tiene ni gota de ganas de fiestas, y eso que es la party planner oficial. Solo quiere que todo acabe e irse a casa, sola. Elena, que por fin le deja algo de protagonismo a la moza, quiere apoyarla en este duro momento, pero la rubia se niega. Así que Elena, que es una experta en dramones, sospecha. Carol es una persona muy sensible y cariñosa que siempre necesita a alguien a su lado...que raro.

Por su parte, dos de los secundarios que menos pintan, Matt y Tyler, charlan. Matt, que es el único joven del grupo que carece de poderes sobrenaturales, se siente un don nadie. Normal hijo, todos tus amigos son una panda de vampi-licántropo-brujos. Este pobre, que parece el único en mantenerse equilibrado, va y dice que se quiere meter a policía. Ay alma cántaro, que importante es sentirse parte de un grupo social. Y le dice a Tyler que se meta con él, así los dos podrán hacer algo constructivo con sus mierda vidas.

En casa de Caroline, Elena aparece sin avisar. Sabe que va a hacer algo de lo que se puede arrepentir, apagar sus emociones. Ella, que ya lo hizo en una ocasión, sabe las consecuencias y quiere evitarlo. Se volvió to' loca, mordiendo a gente cuando le apetecía, viviendo la vida carpe diem total. Y sin remordimientos, que putada oye. Carol enfurece, ella la ha cagado muchas veces, pero ha tomado sus decisiones libremente. Así que le rompe el cuello, solo como en esta serie saben, con dos dedos a lo Van Damme.

Stefan, que tras hablar un poco con su hermano, decide ir a por ella y ser su novio, aparece por allí...pero demasiado tarde. La rubia pegajosa que vomita arcoiris ya no siente ni padece y ha desaparecido.

Damon regresa a casa y...¡anda! Alguien le ha preparado tortitas para desayunar. Es Bonnie, que nada más regresar lo primero que hace es ir a hacerle el desayuno a este tío al que antes odiaba. Y ambos se funden en un apasionado abrazo...de amistad ¿alguien más ve más química entre ellos que con Elena? De todo puede pasar, al fin y al cabo tod@s se han compartido mutuamente.
Bonnie le muestra la foto que cogió de la casa de 1903, en la que salían los hermanos Salvatore, y le enseña el vídeo que grabó justo antes de volver al presente. Damon se queda patidifuso, la mujer que se ve, vestida de época, es su propia madre.

Y con estas incógnitas y sorpresas nos dejan hasta la emisión del 6x16, en Estados Unidos el 12 de marzo. ¿Cómo cambiará Caroline al apagar sus sentimientos? ¿qué le pasó a la madre de los Salvatore? Según se ve en la promo, ¡por fin Caroline va ser el alma de las fiestas! Dejará de organizarlas para disfrutarlas, ñam.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba