'The Vampire Diaries' 6x22 Season Finale: El homenaje a Nina Dobrev

PorMiriam Ortiz

¿Recordáis cuando, ansiosos, abríais de pequeños los regalos de Reyes? Arrancabas el papel de uno... Oh, unos calcetines. Corrías a por otro y... Una colonia, yuhu... Ibas a por el último, esperando que, este sí, fuese el bueno y... ¿Pero qué? ¿Guantes y bufanda? Vale sí, todo muy necesario, pero ¿y mi Furby?

Esto es una metáfora que entenderéis perfectamente los que hayáis visto los últimos episodios de los habitantes de Mystic Falls: aburridos hasta el infinito y sin grandes sorpresas ni emoción. Y eso que la season finale era muy esperada por todos, pero personalmente me ha defraudado bastante.

A mitad de temporada parecía que la serie remontaba, y empezaba a coger más ritmo y fuerza, con la historia de los mundos­-prisión, el nuevo personaje maligno, Kai, y la sorpresa de que la madre de los Salvatore estaba viva. Pero ahí quedó la cosa. A continuación vino una serie de capítulos que eran un quiero y no puedo.

Esto es lo que pasa cuando tienes 22 capítulos por temporada y la trama hay que ir alargándola como un chicle, metiendo solo una cosa interesante por capítulo, que siempre coincidía con el último segundo de cada uno de ellos.

(Ahora vienen los SPOILERS)

Breve resumen hasta el momento

Vamos a resumir por dónde íbamos. Joe y Alaric se van a casar y van a ser papis. Resulta que van a tener mellizos (lo saben por arte de magia), y, claro, los mellizos en el aquelarre Géminis ya se sabe, se tienen que fusionar y solo puede quedar uno, así que hay que mantener el secreto, que no se entere el yayo.

En estos últimos capítulos hemos visto su despedida de solteros y su preparación para el gran día. Caroline, después de recuperar su humanidad, ha desaparecido en combate, pasa un poco de todos, pero sobre todo de Stefan, por lo que le hizo y eso.

Elena, finalmente, tomó la súper pócima de la humanidad, que te convierte de vampiro a humano en cinco segundos. Damon sigue convencido de tomarla también, pero lo hará bebiendo de la sangre de Elena. Y, como siempre, van demasiado ajetreados para parar un segundo a beber algo que no sea bourbon o mimosas.

Hemos podido ver que Kai sigue vivo. No solo no le mataron los vampiro­-brujos sino que les domina (esto lo vimos en una secuencia de diez segundos). La madre Salvatore está encerrada para que no haga daño a nadie, porque si no iría por ahí destripando gente y ya ha intentado matar a Bonnie y Elena.

Tyler y Matt... ¿Quiénes son? ¡Ah sí! Esos que no pintan ya nada en la serie, pero ahí siguen porque son penosos y dónde iban a estar si no.

El penúltimo capítulo nos dejó algo más de chicha. Os lo cuento a continuación:

Ay, qué nervios, es la chachi-boda de Alaric y Joe. Para aplacar los nervios, se dan al bebercio, todos excepto la novia que está preñada. La wedding planner les deja con el culo al aire porque se ha puesto mala (a lo mejor tiene resaca). Pero tranquilos todos, llega la mejor organizadora de fiestas de Mystic Falls: ¡Caroline! Oh, chupi, ha regresado la hija pródiga. Así que se pone manos a la obra y los pone firmes a todos en un plis plas: chicos, a cargar peso; chicas, a vestir a la novia que no tiene manos.

Cómo no, todo se tiene que torcer de algún modo. Kai ha escapado (no sabemos cómo, hay que suponer que tiene mucho poder y ya está), libera a Lily, deja KO a Bonnie y le drena la sangre.

Mientras todos disfrutan del momento pre boda, sobre todo Damon y Elena que están más felices que nunca. Elena, a través de Stefan, le ha puesto una serie de pruebas para ver si podría superar el hecho de ser mortal. Y, finalmente, Damon se decide dejándose llevar por las emociones (por ver a un par de ancianos juntos y enamorados todavía). Todo vale solo por intentarlo al menos. Así que se convertirá en humano de nuevo (JA).

La hermana de Joe, la melliza Liv, acude a la boda, pasa de Tyler, con quien salía, se lanzan reproches y... Bla, bla, bla, trama sin trascendencia.

Y otra trama que alargan hasta el infinito: Caroline no quiere hablar con Stefan, se siente avergonzada y, por otro lado, ahora es ella la que no quiere nada con él, por el momento.

- Carol: "Dejémoslo para la siguiente temporada, sino no tendrán con qué rellenar"

- Stefan: "Me parece correcto"

Y llega el truco final: cuando todos están con la lagrimita por la emotividad de la ceremonia nupcial, Joe es apuñalada. Kai aparece (ya sabéis que podía hacerse el invisible como Harry Potter) y hace explotar todo.

"I'm thinking of you all the while"

Desde el principio vemos que es un episodio de despedida de la protagonista, tal y como había anunciado la creadora de la serie. Damon y ella se encuentra en el punto en el que se conocieron, él le pide que bailen...

De pronto regresamos a la realidad. Todo es un caos en la boda. Elena no despierta, Damon tiene miedo de perderla, ahora es humana. No bebe su sangre, así que tocará curarla a la vieja usanza, llevándola a urgencias. Alaric está destrozado, con su novia muerta sobre sus brazos. Y Kai justificando que debía acabar con la competencia. El aquelarre trata de realizar un hechizo y devolverle a un mundo-­prisión, pero Kai se clava un cristal en el cuello para suicidarse. Si él muere todo el aquelarre también.

A lo largo del episodio vamos a ir viendo las despedidas de los diferentes protagonistas con Elena, en momentos y lugares especiales que han tenido con la protagonista.

Con Alaric boxeando como cuando la entrenaba para ser más fuerte; con Matt sobre el puente en el que se ahogó y dio su vida por él; con Stefan en una caminata por el bosque hasta una cascada, donde le dijo por primera vez que no quería ser vampiro. Y así hasta despedirse de todos (un rollo, vamos).

Los médicos dicen que a Elena no le pasa nada físico. ¿Entonces?

Enzo rescata a Caroline y Stefan, y se los lleva a por Lily, quien anda buscando a su familia postiza. Kai le ha dicho que están en un muelle, y ella anda mirando por todas partes desesperada.

Mientras tanto, el aquelarre empieza a agonizar. Tyler y Liv, pese a que no se hablaban y que en la boda no les he visto sentados uno al lado del otro, han caído, inexplicablemente, juntos tras la explosión. Él con un cristal en el abdomen y ella muriendo lentamente por culpa de Kai. Otro momento peripatético que justifique que este tipo siga en la serie, vamos a volver a convertirlo en hombre lobo.

- Liv: "Oye, que como me estoy muriendo, si quieres mátame tu y así te conviertes otra vez en hombre lobo y te puedes salvar"

- Ty: "¿Pero no decías que no me hablabas? Ayyy, no, no... Bueno, vale, si insistes..."

Así que Tyler, en medio minuto, ahoga a Liv para salvar su culo. Avisa a Matt para que mande un whatsapp general a todos “HOMBRE LOBO SUELTO, CUIDADO. KAI ES UN VAMPIRO” (esto no es coña, manda un sms a sus colegas en el que se lee esto).

Y con esto me he adelantado en algo, en lo de que Kai es un vampiro. Sí, amigos, además de ser el brujo más poderoso del aquelarre, ahora también es vampiro. Lo cuenta Lily a Stefan. Ella le dio su sangre a cambio de devolverle a su familia. Stefan sigue sin entender a su madre, ¡que tu familia soy yo copón!

Kai despierta. Ric mete a su mujer fallecida en el coche y el saca de la guantera una pistola. Y en eso que aparece de nuevo Kai para darle por saco con su prepotencia hereje. Le dispara, pero claro, entre que es brujo y vampiro, lo cual le hace todavía más poderoso... Alaric se intenta suicidar, pero ya no le quedan balas. Kai se descojona de él. Y aparece Ty convertido en hombre lobo y le pega un bocado. Ya se sabe que la mordedura de un hombre lobo mata a los vampiros. Solo hay una cura, la sangre de Klaus.

Elena y Bonnie unidas bajo un hechizo

Bonnie ha encontrado su vieja cámara vintage. Kai le ha dejado un mensajito. Desde luego sin este personaje esta temporada habría sido un puto pasteleo sin sustancia. Como es jodidamente retorcido le ha lanzado un hechizo a Elena. La ha convertido en la bella durmiente, y no despertará... ¿Hasta que la bese su príncipe? No flipes, ¡hasta que muera su mejor amiga! Sí, ha vinculado a Bonnie y Elena. Nunca volverán a estar juntas. Y claro ha hecho un super hechizo que no se puede burlar. No vale, venga me convierto en vampiro, así habré muerto, pero resucitaré, y Elena despertará. No no, ha dejado claro que, ante cualquier intento, ambas morirán.

Kai va al hospital y mientras se lo cuenta a Damon también. Es su venganza contra Bonnie. Ahora quiere que Damon acabe con ella para poder salvar a su amorcito.

Stefan y Caroline van a ver a Elena al hospital, hablan de sus sentimientos por ella, de lo vivido. Ellos son vampiros, así que estarán ahí cuando despierte. Al final acaban hablando de lo de siempre, de ellos dos y su relación. Ahora no puede ser...

Bonnie va a por Kai, no sabemos por qué pero ha vuelto al lugar de los hechos, donde estaba teniendo lugar la ceremonia. Ella le ataca con magia, y él se descojona en su cara. Intenta curar su mordedura de hombre lobo con su propia magia, pero Bonnie va a atacarle con una estaca. Él se levanta, se ha curado la herida, la magia cura la magia (un hombre lobo lo es por un hechizo). Bonnie sequeda patidifusa, y él la lanza por los aires.

Damon y Elena vuelven a encontrarse en sus sueños, ella le pide que le cuente qué pasa. Damon va a por Kai, Bonnie está malherida. Kai le come el coco, solo tiene que dejar ahí a Bonnie, dejar que se muera, y tendrá de nuevo a Elena a su lado. Damon la deja, y Bonnie llora mientras se ahoga en su propia sangre. Kai se queda un poco, ¡anda!...se ha ido. Empieza a decirle chorradas a Bonnie y...¡oh! Se queda sin cabeza. Damon se la ha arrancado de una hostia bien dada. (puede que este sea el momento más sorprendente y divertido de todo el capítulo). Damon salva a Bonnie y todos felices.

La gran despedida del elenco a Elena

Ahora todos están reunidos alrededor de Elena, a la que tienen en un ataúd como si estuviese muerta, aunque en realidad solo está dormida indefinidamente.

Van sus súper-amiguis, la cogen la mano y así conectan con su mente. Están las tres en su habitación de la residencia de estudiantes. Otra vez lloriqueos y risitas nerviosas, "dejadme por escrito todo lo que hagáis chicas". De nuevo la vemos junto a Matt sobre el puente, con Alaric. Se termina de despedir de ellos (me abuuurrooo).

Otro que regresa, Jeremy, el hermano de Elena, que salió de la serie hace ya unos cuantos capítulos y que también acaba su contrato con 'The Vampire Diaries'. La despedida de estos dos personajes no es de lloros y mocos, sino de risas. En plan, "Hala, aquí se quedan, que nosotros nos vamos a otro trabajo mejor".

Luego se despide de Tyler, de Stefan. Hacen un pequeño parón. Volvemos a la trama de Lily en busca de su familia. El cabrito de Kai había metido a los vampiro­brujos en un edificio al que había ocultado con magia. Al morir aparece. Enzo y Lily entran, la mujer le dice a Lorenzo que ellos serán su familia si él quiere, ya no estará solo. Y ahí están todos, con sus ropajes de 1900. Seguimos sin verles las caras. Se guardan al reparto que les de vida para la siguiente temporada.

Stefan y Damon llevan el ataúd con Elena dentro a su panteón familiar. Bonnie hechizará el lugar para que nadie pueda entrar. Si supiesen que la cura está en sus venas los vampiros irían a por ella.

Ha llegado el momento de que Damon se despida también. No es el fin del mundo, que se volverán a ver en un tiempo largo. Y se ponen a bailar (vamos a alargar que nos sobra metraje). Ah sí, y por si los pesados de Stefan y Caroline no hubiesen hablado lo suficiente de los suyo, toma castaña otra vez. "Te quiero porque eres guay, tía". Y mientras Damon y Elena siguen bailando (por favor, que acabe esto ya).

- Elena: "Te quiero Damon Salvatore"

- Damon: "Yo también te quiero"

La inclina, como bailando, hacia abajo y beso. Fundido a negro.

Ahora vemos un timelapse de la cripta. Ha pasado el tiempo. Las calles de Mystic Falls están sucias como si los de la limpieza pública estuviesen en huelga. Matt patrulla con el coche de policía. Algo horrible ha debido de suceder. Damon está sobre la torre del reloj, con cara de pocos amigos.

Y esto es todo lo que nos avanzan de cebo de cara a la siguiente temporada que, esperemos, sea menos pastelosa que esta, porque me ha subido el azúcar hasta níveles de 'Chalie y la fábrica de chocolate'. Con tramas interminables y otras que no deberían haber existido (Liv saliendo con Tyler tres días, el novio­amigo de Elena, la sobrina de los Salvatore y la mierdosa venganza de Enzo, etc).

Puede que, tras ver esto, vuelva a darle una oportunidad a 'The Originals', esos vampiros tienen algo más de sangre... literal.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba