'Velvet' 2x10 Review: Secretos desvelados en momentos inoportunos

PorMaría Hernangómez Sáez

‘La hora de la verdad’ se titula el primer capítulo de ‘Velvet’ que hemos visto tras el parón navideño y después del especial, a modo de recordatorio, de la semana pasada. La verdad, es que han pasado muchas cosas, en momentos inoportunos que nos han desvelado algunos secretos, bueno, a nosotros no que ya los conocíamos, pero a algunos de sus protagonistas sí.

(Secretos desvelados, así que hay muchos SPOILERS!!)

¡Pedro la quiere!

Empezamos con la historia Rita-Pedro (Cecilia Freire y Adrián Lastra), puesto que ocupa gran parte de la atención de este episodio, siendo uno de los primeros secretos desvelados en momentos inoportunos del capítulo. Como vimos en el especial de la semana pasada, los dos protagonistas de esta historia de amor no se acaban de poner de acuerdo para decirse que se quieren (de ahí que todos conociéramos sus sentimientos pero ellos no), así que el repartidor de las galerías se dirige a la Iglesia acompañado por don Emilio (José Sacristán) y su hijo, Manolito, así como su primo Jonás (Llorenç González).

Por su parte, las chicas arropan a Rita, incluida Luisa que regresa antes para acudir a la boda para estar junto a su amiga, evento que tampoco se pierde Carlos (Peter Vives) junto a Ana (Paula Echevarría) que tienen una conversación que termina en una cena con los padres de él que vienen de visita, que seguro que tiene importancia en el próximo episodio.

Retomamos la boda, justo antes de salir a dar el “sí quiero”, Pedro recibe la inesperada visita de Rita, que le regala un bonito alfiler de corbata que ha comprado en las galerías, justo en el momento en el que don Emilio avisa que la novia ha llegado. Muchos esperaron que las siguientes escenas se produjeran en la boda de Alberto y Cristina la temporada pasada, pero fue en esta cuando el novio se niega a dar el “sí quiero”, con Rita marchándose y volviendo para darse un beso de película, mientras que no podía faltar un desmayo, por parte de Rosamari (Eva Ugarte), por supuesto.

Todo son besos de felicidad, etc. cuando Pedro vuelve de estar con su no-novia en el hospital, hasta que ésta, en parte de manera razonable por ser plantada en el altar y de esa manera, dice que no volverá a ver al niño. Pero como también era de esperar, acaba reculando y Pedro jugando con su hijo, ahora queda por ver cómo se desarrolla esta nueva historia de amor, que parece que va a tener sorpresas, como vimos en el avance del próximo episodio.

No va a ser un buen día para Alberto

Volvemos al principio del episodio, que empieza donde se quedó antes del parón, con Cristina (Manuela Velasco) dolida y engañada con Alberto (Miguel Ángel Silvestre) dando por fin explicaciones, más que eso, echándola en cara que su familia le presiona mucho y que son quienes toman las decisiones de su matrimonio. Cosa que, lógicamente, a su mujer no le sienta nada bien, sobre todo después de enterarse que tiene unos cuernos considerables.

Pero es que las cosas no mejoran a la mañana siguiente, cuando doña Elena / Isabel (Ángela Molina) decide que el mejor momento de contarle que es su madre, es en plena actividad montando la presentación de los uniformes de Airsa (ella no sabe nada de sus problemas matrimoniales, todo sea dicho). La reacción de Alberto no sé si es la esperada, pero no podías pensarte que se iba a tirar en los brazos de su madre, supuestamente fallecida 30 años antes, así que la echa del despacho.
La cosa no acaba ahí, porque Ana tiene que ir a hablar con él después de ver a Isabel llorando, pero obtiene la misma respuesta, que coja la puerta y se vaya. En casa, tras echar también a Cristina (estaba claro que el hombre quería estar solo), acaba confesando a su mujer lo de su madre, respondiendo esta que no se deje engañar y que puede ser una farsante.

Airsa, los uniformes, celos y drama

Por supuesto, una fiesta de ‘Velvet’ sin drama no es una fiesta, así que era de esperar que algo pasara, más allá de los celos de Cristina durante el evento, hostigados por Bárbara (Amaia Salamanca) que le recomienda que sea ella ahora la que coja la sartén por el mango y que no se separe de su marido, es decir, que marque territorio.

Miradas celosas es lo que recibe Sara (Juana Acosta) durante la presentación por parte de Cristina, mientras que Ana recibe palabras de reconocimiento por parte de Alberto en su discurso, justo antes de ver los nuevos diseños, que no es por nada, pero a me recordaron a los de Qatar Airways.

El drama llega cuando Alberto, tras haberle devuelto los gemelos a su madre, pide ayuda a Ana para encontrarla, pero Isabel ya estaba montada en un taxi camino a Cuba, hasta que se produce otra escena a cámara lenta, pero cuando madre e hijo se van a abrazar, ésta se desmaya, siendo llevada por su hijo en brazos, es decir, un drama.

El último secreto desvelado (por ahora)

No podíamos dejar pasar la historia de doña Blanca (Aitana Sánchez-Gijón) y don Esteban (Ginés García Millán) que por fin se reencuentran tras casi 20 años, no sin la oposición de don Emilio, que dice no fiarse de él.

Se cuentan sus vidas y por fin conocemos que don Esteban se fue de las galerías porque su hermano le acusó de robar, cuando se enteró del embarazo de doña Blanca. Poco más hemos sabido de este personaje, puesto que han quedado para cenar pero no lo hemos visto en el episodio de anoche, pero parece una de las historias más interesantes de esta temporada.

Los otros triángulos de ‘Velvet’

Clara (Marta Hazas) sigue dejándose querer por los dos hermanos, su novio, don Mateo (Javier Rey) y el recién llegado Lucas (Daniel Guzmán) en una historia que no parece que vaya a acabar del todo bien para la pareja… aunque seguramente lo terminarán solucionando.

El triángulo entre Enrique-Bárbara-Patricia (Diego Martín, Amaia Salamanca y Miriam Giovanelli) no ha terminado como era de esperar y los amantes se reencuentran en plena fiesta, entre los maniquís, muy romántico todo.

Otra de las historias es la de Luisa (Manuela Vellés) y Jonás, que sigue siendo un tira y afloja, pero al menos ella ahora tiene en el horizonte la posibilidad de volver a cantar en la radio el día de San Valentín, que será el protagonista del episodio de la próxima semana.

Por su parte, la colección de Raúl de la Riva (Asier Etxeandía) va viento en popa, inspirada en los años 20, y poco más sabemos del devenir de las galerías, puesto que no han sido nada protagonistas de la jornada.

En resumen, quedan muchas cosas por ver en los tres episodios que quedan de esta temporada de ‘Velvet’, que según hemos sabido por sus protagonistas en las redes sociales, han terminado de rodar, aunque en marzo empezarán con la tercera temporada. Ahora queda por saber, ¿llegará Ana a la cena con los padres de Carlos? ¿Qué pasará con la relación de Alberto con su madre? ¿Y con Cristina? ¿Qué tiene preparado Pedro para Rita en San Valentín? ¿Cerrarán alguna historia en ‘Velvet’?

Te dejamos el avance del próximo capítulo de ‘Velvet’ para que vayas sacando tus propias conclusiones:

Más vídeos en Antena3

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba