'Wayward Pines' 1x09 Review: una ambigüedad digna de las grandes series

Por Ignacio G. Castaño

¡AVISO Spoilers!

Se acerca el final de esta vibrante primera temporada de 'Wayward Pines', y ya se van identificando dos claros bandos en la ciudad. Los que se posicionan a favor de David Pilcher, el tirano que trajo allí a todas esas personas y las tiene engañadas, y los que se posicionan en contra, porque quieren que deje de haber evaluaciones y vivir en una sociedad democrática.

La serie en sí misma es una analogía de las formas de gobierno y de la manera de constituir una sociedad. Esto de por sí solo ya es bastante interesante para levantar la serie, y se completa con pinceladas tintes de terror, thriller y ciencia-ficción. Se le pueden buscar fallos de guión, o decir que científicamente tiene muchos agujeros, pero es mejor limitarse a disfrutarla.

Nos han regalado diez capítulos de cuarenta y pocos minutos que parece que duran veinte, y volcarse en intentar desarmar la serie es perder el tiempo. Si nos han hecho trampas ya nos daremos cuenta más adelante.

Ben y el lado oscuro

El lavado de cerebro que los mandamases han hecho con Ben ha surtido su efecto. El cambio del niño es absoluto y se posiciona en contra de su padre y de los que pretenden establecer un modelo distinto al que ha regido el pueblo hasta ahora.

Se puede prever un enfrentamiento final entre él y su padre, que desemboque en un suceso trágico. Tal y como ha ido el desarrollo hasta ahora no me extrañaría que acabasen con otro personaje; de momento hemos perdido a uno cada dos capítulos, y parece que Amy puede ser la siguiente, aunque los guionistas son imprevisibles.

En este episodio el elegido para dejar la serie es Harold, el marido de Kate, en una de las escenas más salvajes de lo que llevamos de temporada. La despedida se produce con una frase bastante emotiva, pero lo que precede a esto es un acto cruel de un alumno de la academia de Wayward Pines. Otro chico al que han lavado el cerebro y que sigue ordenes de los de arriba. Una muestra de lo que puede acabar siendo Ben si sigue por el camino que parece haber elegido.

Dilemas sin solución

No voy a entrar a debatir sobre si es cierto que están en el año 4028 o no. Si no lo están, nos han engañado de mala manera, y si lo están puede que haya alguna escena inexplicable. Cada uno que piense lo que quiera. No creo que nos den la respuesta en el décimo capítulo, y quién sabe si en la siguiente temporada.

La aparición de Adam Hassler viendo la ciudad de San Francisco en ruinas es un punto más a favor de la teoría del 4028. Aunque siempre cabe la posibilidad de que todo sea un montaje del gobierno y que lo que veamos sean decorados artificiales creados a propósito. El vídeo en el que sale este agente es otra imagen potente que hace demasiada enrevesada esta teoría.

La curiosidad de Theresa

La madre de la familia Burke encuentra los vídeos en el sótano y esto le puede meter en problemas. Descubre la verdad que otros personajes ya conocen y se posiciona de parte de Ethan y Kate, que realmente están en el mismo bando. La familia Burke queda fragmentada, y lo siguiente que veamos puede ser muy diferente ahora que los papeles están tan cambiados.

Esta ambigüedad moral que se respira en 'Wayward Pines' es digna de otras grandes series. Vamos a ver qué tal se resuelve todo esto la semana que viene.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba