'Wayward Pines' 1x06 Review: El puzzle se va completando

Por Ignacio G. Castaño

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

El último descubrimiento de Wayward Pines supuso el inicio de una serie distinta, con un cambio inmenso que nos pone frente a una premisa nueva. El argumento con el que comienza la serie se ve cambiado, y el contexto ahora es el de un thriller con tintes de ciencia ficción. Podíamos llegar a pensar que lo que nos habían contado era mentira, un señuelo, o un elemento de distracción, con el propósito de esconder la verdad. Nos habrían engañado a nosotros y al protagonista de la ficción, pero tras el visionado de este episodio parece que no se trata de una farsa, y que lo que vemos es completamente cierto. El desarrollo está estructurado mediante flashbacks, construidos a través de la historia que le cuenta el doctor David Pilcher a Ethan Burke, y ya que esta narración del personaje está acompañada de imágenes supuestamente veraces de los hechos, no queda más remedio que creernos lo que estamos viendo. Quizá podamos pecar de ingenuos, pero sería muy tramposo por parte de los creadores mostrar en imágenes algo que luego no fuese cierto.

Los orígenes

El viaje en helicóptero de Ethan con el doctor y la enfermera termina en un refugio alejado del pueblo, con acceso restringido, y donde trabajan cientos de voluntarios que colaboran con el proyecto de Wayward Pines. Nos explican cómo se originó la idea de crear Wayward Pines, como fueron seleccionando a gente y poniéndola a hibernar durante miles de años. Los flashbacks muestran cómo David Pilcher conoció al sheriff Pope y a la hipnotista Megan Fisher, y la manera en la que se unieron todos para colaborar en el mismo proyecto. David era un científico en el que nadie creía, convencido de que el daño que el ser humano le estaba haciendo a la tierra iba a tener repercusiones terribles. Por ello, junto con un grupo selecto de personas, emprende el proyecto que desemboca en el punto de partida de la serie.

Conocemos que el doctor y la enfermera son hermanos, y que juntos pusieron en marcha el proyecto. El capítulo tiene varias escenas brillantes y llenas de simbolismos, como por ejemplo aquella en la que David se encuentra con el sheriff Pope, que en el pasado era vigilante en su fábrica, y tienen una charla sobre el pasado de este personaje y como encajaría en el nuevo proyecto. Es una escena que desprende misterio por todos lados. El profeta de una nueva religión intenta ganar adeptos, misión complicada porque son más los que se burlan de él que los que tienen fe. En este sentido la serie recuerda a ‘Perdidos’, con todas esas cuestiones de ciencia y ese duelo entre creer y no creer.

El Grupo B

Empezamos a entender muchos aspectos que desconocíamos, historias del pasado y detalles que empiezan a definir a los personajes. Se empieza a percibir una evolución en la personalidad de Ethan, que ve con sus propios ojos todo lo que ha hecho el doctor Pilcher, y parece que empieza a confiar en él y a creer en la causa. Hay una metáfora aquí muy interesante sobre la sociedad y la necesidad de unas normas que rijan el pueblo, y también sobre la tiranía y la anarquía. En mi opinión, lo mejor del capítulo es la parte en la que nos enseñan que pasó con el Grupo A, es decir, las primeras personas con las que se intentó crear una sociedad en Wayward Pines. A ese colectivo se le contó la verdad y no pudo soportar el impacto, así que la mayoría se suicidaron y la sociedad fracasó como tal.

De aquí nació el grupo B, que son las personas que habitan Wayward Pines en este momento. A este grupo no se le cuenta la verdad y se instauran unas normas que convierten el pueblo en una sociedad tiránica. La conversación final entre Ethan y David nos da a entender que van a llegar un acuerdo para crear un tipo de sociedad que pueda permitir que las personas vivan libremente. Parece que nuestro protagonista se pone del lado de los que mandan en Wayward Pines, para conseguir el cambio desde dentro. Todo esto tiene pinta de ir muy bien encaminado y de ser muy fácil, pero es evidente que habrá más de un problema. ¿Hay alguna intención oculta detrás de los planes de David Pilcher?

Kate vuelve a entrar en escena

En el capítulo anterior no tuvimos noticias del personaje que interpreta Carla Gugino, que al principio parecía que iba a ser uno de los personajes más importantes, pero no ha tenido mucho peso hasta el momento. En este episodio aparece de nuevo, protagonizando un encuentro memorable con Theresa, a la que le dice unas palabras que no se corresponden con su expresión facial. La interpretación que hace es muy buena. Después vemos que junto a su marido trama un plan que no conocemos del todo. Parece que van a rebelarse contra el sistema, pero no sabemos bien de qué forma. Poco a poco vamos teniendo más pistas, pero el puzzle aún está incompleto.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba