'Wet Hot American Summer' 1x01 Review: una absurdez perfecta para el verano

Por Juan Carlos López Sáez

Netflix vuelve a sorprender con sus series originales, y esta vez lo hace recuperando 'Wet Hot American Summer', una película del 2001 que pasó sin pena ni gloria por las salas de cine, pero que el tiempo la ha situado como una obra de culto a descubrir.

La cinta narraba el último día del campamento de un grupo de instructores adolescentes con las hormonas en plena ebullición. Entre el plantel de actores, se encuentran estrellas actuales como Bradley Copper, Amy Poehler o Elizabeth Banks. Su humor absurdo y gamberro a lo 'Porky's' la hacia una comedia no apta para todo tipo de público, pero si una obra de gran valor una vez se descubre.

Con una estética ochentera y un guión lleno de sinsentidos y mofas sobre el género teen, 'Wet Hot American Summer' funciona por la química que se da entre los actores, siendo la mayoría expertos en comedia y en improvisaciones.

Los valores añadidos que aporta la serie

Ese buen rollo del equipo ha hecho posible que 11 años después se reúnan para dar la nota en una precuela con una propuesta delirante, ya que los actores, 11 años mayores y rondando todos los 40-50, interpretan a los mismos adolescentes de antaño.

Y han hecho posible que estrellas de tv como John Hamm ('Mad Men') se presten para intervenir, o que Bradley Cooper, que nada tiene que ver con el de hace 11 años, tras tres nominaciones al Óscar, recupere al personaje amanerado de la película.

Cuando los secundarios se convirtieron en estrellas

Ante la eterna pregunta de si hace falta haber visto la película para disfrutar la serie, la respuesta es: no. Pero si tenéis la posibilidad, os lo recomendaría, por los contentes guiños que hacen, ya que la película es el final, y la serie explica el comienzo del verano.

Paul Rudd por ejemplo, repite su triunfal entrada en moto con el grupo observándolo. Rudd es el rey del episodio con un momento brillante de chulería que demuestra la complicidad de todo el equipo para aprovechar pequeños momentos de gran comicidad, como ese inesperado dúo cómico de Poehler y Cooper.

Resulta curioso que los secundarios que menos aparecían en la película sean los más populares actualmente, favoreciendo que ahora ganen más tiempo en pantalla como es el caso de Amy Poehler como la excéntrica profesora de teatro, Bradley Cooper como su partenere, y Paul Rudd con sus intentos de ser el macho alfa del campamento y ligarse a la guapa oficial.

Pero también hay nuevas historias que no se daban en la película, como la rivalidad con el campamento de enfrente, liderados por un gran Josh Charles ('The Good Wife'), y las desventuras de los niños que hacen frente al bullyng y a las típicas bromas de campamento.

Lo peor de la serie que podría ser lo mejor

Si algo puede ir en contra de la serie es que ese humor tan pasado de rosca, las interpretaciones exageradas y los momentos tan surrealistas como ver a cincuentones haciendo de adolescentes, pueden resultar demasiado personal para el gran público que no ha visto más comedlas que la románticas de cine o sitcoms.

Pero si tras la sensación de no entender nada al inicio seguís dándole la oportunidad, os lo pasaréis en grande.

El piloto quizás no es todo lo divertido que podría, ya que los momentos de los más pequeños no funcionan tanto como cuando los adultos aparecen, pero con grandes como Amy Poehler, la diversión esta garantizada, haciendo que 20 min parezcan 5.

En definitiva, es perfecta para el verano, no os perdáis esta singular comedia de tan solo 8 episodios de 20 min, y en unos días repasamos la temporada completa.

En esta ocasión sobretodo, agradecería que si la veis, digáis vuestra opinión

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba