Una "bloguera cervecera" opina sobre 'El Príncipe'

Paula Hernández

Ayer estuvimos celebrando el segundo aniversario del #Birraseries. Uno de esos eventos que nacen en silencio y poco a poco se van haciendo imprescindibles en una ciudad (en este caso en varias: Sevilla, Barcelona, Asturias...). Y para festejarlo Mediaset nos invitó a visionar el primer capítulo de El Príncipe con risotto, directivos y creadores incluidos.

(Sin Spoilers)

Dos años de #Birraseries

Bloggers del mundo seriéfilo, o "blogueros borrachos"- como nos describió Vasile-, reunidos para celebrar los dos años de charlas seriéfilas transcurridos. ¡Qué placer, rodearte de gente a la que le gusta lo mismo que a ti! Aunque haya disparidad de opiniones o se compartan pareceres, todos tenemos en común el deleite por pasar horas frente a la ficción.

El evento valía la pena solo por desvirtualizar a los tuiteros con los que pasas noches en vela. Además se sumó que íbamos a testear la nueva "joya" de Telecinco, ¡qué honor! En serio. Que les importe nuestra opinión, que vengan a escucharnos y a responder nuestras dudas sobre la ficción nacional, te hace verla desde otra perspectiva. Algo está cambiando en el mundo audiovisual, ¿lo notáis? Yo sí.

Así que cerveza en mano, blogueros afilando las pupilas, y creadores a la expectativa: empieza El Príncipe.

'El Príncipe', la sangre azul de Telecinco

Nunca había estado en el estreno del primer capítulo de una serie rodeada de gente tan "libre". No estábamos trabajando. Estábamos disfrutando. Por lo que el público de ayer exteriorizó en cada momento lo que le transmitía la ficción .

Y así fue:

Unos primeros minutos de silencio absoluto. Creo que El Príncipe nos cautivó a todos. Coronado, las miradas entre Hiba y Álex, los secundarios (tremendos), el pueblo...Ya estábamos metidos en la historia. De vez en cuando salíamos de ella a causa de algunos clichés muy "ficción española": el que grita es el que manda, el torso de los protas, algún que otro giro de guión forzado... Un sorprendente Rubén Cortada y volvíamos a sumergirnos en la trama. Pistolas, persecuciones, peleas y... más miradas.

En general y contextualizando la serie - obligatorio antes de evaluar- consigue su objetivo: entretener.

Es una serie de acción, policíaca, con tintes románticos. Vamos, un Sin tetas no hay paraíso, con mezcla del Romeo y Julieta deBaz Luhrmann, resquicios de El Comisario y flashes de El clon. Batidora en mano y sale El Príncipe. Pero repito, con un nivel más alto que las mencionadas (excepto la de Luhrmann, por supuesto).

Mediaset, ¡valientes!

Acaba el capítulo. Aplausos. Se encienden las luces. Y aparecen en escena directivos de Mediaset y creadores de la serie. A la palestra. A escuchar nuestra opinión.

La duración de los pilotos en España, el acento de los actores, la audiencia del estreno, la nueva estrategia de Telecinco... todo eso y más es lo que se les preguntó y nos fueron respondiendo uno a uno. Mientras repartían risotto, más bebida y croquetas. ¿Se puede pedir más? A mí, personalmente, me ganaron. Y no por la comida, que también, sino por el gesto de querer conocer la opinión de una audiencia sin pelos en la lengua. ¿Cuántas veces se había hecho eso antes?

Seamos sinceros, la ficción para muchos -enamorados de USA- de los ahí presentes era un 5. Pero escuchándolos a ellos, entendiendo que hacen televisión generalista y que deben dirigirse a una audiencia amplia. Conscientes del canal, del presupuesto y comparándolo con la ficción pasada: El Príncipe es un 8 (el primer capítulo, claro, después ya veremos si es el 10 que apuntaba alguno).

En definitiva, fue un evento exquisito, gracias a la esencia #BirraSeries por el ambiente y al toque Mediaset por la atención. Una combinación perfecta para un segundo aniversario. ¡Felicidades!

¿Seguimos hablando? @Enawebseriada

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba