Cuatro buenas razones por las que ver 'The OA'

Por Sabrina Rodríguez

La semana pasada Netflix nos sorprendía anunciando que el 16 de diciembre estrenaba una nueva serie que en principio salía de la nada, sin haber sido anunciada antes. Hablo de 'The OA', una producción envuelta en el misterio de la que Netflix no quiere que sepas mucho antes de verla. Si aún no te has zambullido en las enigmáticas aguas que componen esta serie, voy a darte unas cuantas razones (sin spoilers) para hacerlo.

Brit Marling es una creadora a tener muy en cuenta

La primera vez que supe de Brit Marling fue en el Festival Internacional de Cine de Cataluña porque se presentaban dos películas suyas, 'Sound of my Voice' (dir. Zal Batmanglij, 2011) y 'Otra Tierra' (dir. Mike Cahill, 2011), ambas protagonizadas, escritas y producidas por ella. Estamos entonces ante una actriz que no sólo es una intérprete, ella escribe sus propios papeles.

Brit Marling, nativa de Chicago, se licenció en Económicas en la Universidad de Georgetown y por ahí parecía que iba a ir su vida, cuando recibió una muy buena oferta de trabajo de la mano del grupo de banca e inversión Goldman Sachs. Pero Marling rechazó la oferta y en su lugar decidió mudarse a Los Ángeles con dos amigos suyos de la universidad, Zal Batmanglij y Mike Cahill, para intentar meterse en el complicado mundo del cine.

Cansada de que en sus primeros trabajos en la industria siempre quisieran darle papeles de “la chica guapa y rubia en la peli de terror”, decidió aprender a escribir guiones, juntarse con sus dos amigos aspirantes a directores y así poder darse a ella misma los papeles que le gustaría interpretar. Cada vez existen más actrices/guionistas por ese mismo motivo, para romper el status quo y los estereotipos. Creadoras que no se conforman con lo que les dan, sino que se crean nuevas oportunidades para ellas mismas.

Así terminó trabajando simultáneamente y sin casi presupuesto en las dos películas que antes citaba, 'Sound of my Voice' y 'Otra Tierra', co-escritas y dirigidas con cada uno de sus compañeros universitarios. Los dos filmes indies tuvieron la suerte de ser presentados a la vez en el Sundance Film Festival del 2011 y lo demás ya es historia. Los tres amigos creadores llamaron la atención de la industria haciendo sus propias creaciones en sus propios términos. Habían nacido tres carreras a seguir y tener muy en cuenta.

Marling siguió colaborando con Mike Cahill en siguientes proyectos, pero vamos a centrarnos en sus siguientes colaboraciones con Zal Batmaglij, que es lo que ahora nos ocupa. Juntos escribieron la película 'The East' (2013), Brit la protagonizó y Zal la dirigió. Esta vez la producción corrió a cargo de Ridley y Tony Scott. Los grandes de la industria ya confiaban en su saber hacer.

Mientras ella siguió trabajando como actriz en proyectos ajenos a su círculo creativo, no supimos nada de Batmaglij durante estos últimos años, a excepción de la dirección de un par de episodios de la serie 'Wayward Pines' en 2015. Hasta ahora. 'The OA' es un nuevo esfuerzo de este dúo. Juntos han creado la serie y han escrito guiones. Son productores pero entra en juego ahora Plan B (la productora de Brad Pitt), Anonymous Content y Netflix. Brit Marling vuelve a ser una protagonista interesante de su creación y Zal vuelve a ser un director y autor. Trabajo en equipo en colaboración con tus amigos. Las mejores interpretaciones de Marling, y los personajes más interesantes de su corta carrera, han salido de esta forma de trabajar.

Misterio y temática

Poco nos han dicho de 'The OA', como decía, manteniendo el misterio de su temática. Sabemos que la protagonista, Prairie Johnson, ha estado desaparecida durante siete años. Antes de desaparecer era ciega pero ahora puede ver. Tiene una misión que cumplir y pedirá ayuda a cinco extraños a los que contará su historia. La serie, dicen, nos habla de la identidad, la muerte y la vida. Y hasta aquí nos revelan.

Marling y Batmaglij son conocidos por mezclar temáticas fantásticas con lo cotidiano de forma muy natural, como en 'Sound of my Voice' con un pareja de documentalistas adentrándose en una secta en torno a una mujer que dice que viene del futuro, o también en exponer formas de vida no convencionales, como en 'The East' con un grupo de ecologistas que practican el freeganismo, un estilo de vida anticonsumista que utiliza estrategias alternativas para vivir. Ambos creadores están muy interesados en tocar temáticas que no necesariamente se han explorado antes en la ficción popular.

Representación y diversidad

El grupo de personajes que podemos ver en 'The OA' es bastante diverso, lo cual es lógico viniendo de dos creadores interesados en formas de vida no convencionales y narraciones fuera de la norma. Eso se extiende a su proceso de casting.

Como ejemplo, un botón. En la mayoría de las producciones comerciales en las que se toca el tema de la transexualidad, el actor o actriz que interpreta a la persona trans suele ser cisgénero (personas cuya identidad de género y género asignado al nacer coinciden, lo que se cree como la norma). Además suelen ser muy premiadas estas interpretaciones. Eddie Redmayne estuvo nominado por 'La Chica Danesa' en los Oscars de este año y Jeffrey Tambor ganó un Emmy y un Globo de Oro por su interpretación en 'Transparent'. ¿Qué ocurre con los actores y actrices transexuales cuando no se les suele dar visibilidad, ni tan siquiera la oportunidad de interpretar a personajes de su misma condición?

Brit Marling y Zal Batmaglij han decidido no seguir esta práctica tan extendida en la industria y contratar a un actor transexual de 14 años para interpretar a alguien que está pasando por los mismos cambios en su pubertad. Lo hicieron en un casting abierto, dejando claro sus intenciones en cuanto a representación diversa, no sólo presentada en sus personajes de ficción, sino con el equipo artístico y creativo de su producción. Netflix cuenta con varias series, como pueden ser 'Orange is the New Black' o 'Sense8', que también abogan por la diversidad de género en sus actores y creadores.

Es una película de 8 horas

Tal como está rodada y cómo pasamos de un episodio a otro, se podría decir que 'The OA' es una película de 8 horas, más que una serie. El formato televisivo tiene una reglas de ritmo determinadas, que se diferencian de un largometraje. La sensación que dan producciones como ésta es la de estar viendo un filme, algo que es posible gracias a las nuevas formas de creación en televisión y plataformas. Muchas de las creaciones más interesantes hoy en día se encuentran en este tipo de televisión en lugar de en las salas de cine, como era hace unos años. El nivel de producción está a la altura y, en muchos casos, la supera.

En definitiva, 'The OA' es un misterio que lentamente se va desarrollando, episodio a episodio, y del que es mejor saber lo menos posible antes de darle al play. Conocéis ahora los antecedentes de sus creadores. Dejad que el misterio de lo no convencional os envuelva en Netflix.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba