'El señor de los cielos', la primera apuesta de Nova por las narconovelas

Por Betty M. Martínez

Después de una tendencia por las telenovelas más o menos clásicas, Nova da un giro a su programación con 'El señor de los cielos', una ficción catalogada como 'narconovela', género ampliamente desarrollado en América, especialmente en Colombia, pero que a España ha llegado con cuentagotas (‘La reina del sur’, “El cártel de los sapos’).

La temática es simple: la historia de un narcotraficante aliñada con los elementos tradicionales de la telenovela.

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Una producción diferente

Lo primero que llama la atención es que su formato no es el convencional. Estamos acostumbrados a telenovelas que superan los cien capítulos y que se emiten sin interrupciones. Sin embargo, ‘El señor de los cielos’ rompe con todo esto ya que, para empezar, se divide en tres temporadas de 74, 84 y 104 episodios, respectivamente, y ya se está preparando una cuarta tanda de capítulos, lo que indica que el público ha respondido muy positivamente a la historia.

La duda está en saber qué hará Nova. ¿Emitirá los 262 capítulos disponibles todos seguidos? Esta opción tendría como ventaja que podríamos enlazar con la nueva temporada. ¿Cuál sería la alternativa? Emitir una temporada, intercalar una telenovela diferente, recuperar otra temporada y así sucesivamente. En este caso se respetaría el formato original. Veremos qué deciden los programadores.

Al margen de cómo se emita, esa división por temporadas implica varias consecuencias. La primera, que la trama es mucho más dinámica en el sentido de que tiene la capacidad de cambiar aquello que no funciona, introducir nuevos elementos, hacer evolucionar la trama con giros novedosos.

La segunda, que se da un constante ir y venir de personajes. He revisado por encima el elenco de actores y actrices que han colaborado, en mayor o menor medida, en ‘El señor de los cielos’ y es impresionante. Un consejo, que nadie se encariñe demasiado con ningún personaje porque el que ahora parece indispensable puede “desaparecer” de un momento a otro.

Un protagonista conocido

El que tiene todas las papeletas para aguantar todos los capítulos es Aurelio Casillas, o, lo que es lo mismo, Rafael Amaya en la vida real. He aquí uno de los puntos positivos de esta narconovela.

En España este actor cuenta ya con una gran popularidad gracias a su participación en la serie ‘Hospital central’, donde interpretó durante varias temporadas al doctor Enrique Guerrero.

¿Y cómo representa al narcotraficante? Por lo visto hasta ahora, parece que el traje de delincuente le sienta bien. No hay que olvidar que no es nuevo en este ambiente.

Ya actuó al margen de la ley en ‘La reina del sur’. Recordemos que fue él quien metió en problemas a Teresa Mendoza.

Dicho ya que Rafael Amaya parece convencer, veamos cómo es Aurelio Casillas. Y aquí llega la primera gran sorpresa. Este tipo de producciones suelen tender a dotar de un aire romántico al protagonista por muy violento que sea el entorno en el que se mueve (recordemos al Duque). Esto es, por muy malo que sea, tiene que ser un galán.

Tiene que resultar atractivo para el público. Sin embargo, en este caso, al menos por ahora, apenas hay razones para empatizar con este personaje.

Aurelio Casillas dice que su mujer es “especial”, pero no tiene ningún reparo ni remordimiento en saltar de cama en cama (incluyendo la de su cuñada). Cuando se lanza para proteger a su hija, muestra su amor paternal, pero no podemos olvidar que poco antes disparó sin pestañear al perro de la pequeña Rutila. Intenta infundir valor a su hijo, pero el consejo que le da viene acompañado de un arma. Definitivamente es un personaje complejo.

Por lo tanto, tenemos como protagonista a un villano, aunque todavía es demasiado pronto para intuir su evolución ¿derivará en galán o se reafirmará como el malo de la historia?

Un héroe con sed de justicia

Si al protagonista ya lo conocemos, también identificamos perfectamente a su alter ego. En esta ocasión a Gabriel Porras le toca la tarea de defender la ley y perseguir a Aurelio Casillas. Y lo persigue no sólo porque sea su trabajo como policía, sino porque el narcotraficante mató a su padre. Y es por eso que Marco Mejía camina al borde del precipicio.

Como hijo dolido tiene ansia de venganza, por lo que podría aprovechar cualquier ocasión para acabar literalmente con su enemigo. Sin embargo, es un firme defensor de la ley y quiere que Aurelio Casillas acabe en la cárcel. Me pregunto si esos buenos sentimientos durarán toda la serie o si en algún momento decidirá tomarse la justicia por su mano.

Sea como fuere, lo cierto es que tengo muchas ganas de ver cómo se desarrolla este duelo. Ambos personajes son valientes, inteligentes, astutos, hábiles, con lo que el juego del gato y el ratón puede darnos muy buenos momentos. Y, sobre todo, porque no deja de ser curioso que Gabriel Porras sea ahora el bueno, cuando hace solo unos meses nos despedimos de él como el “diablo” Marrero en ‘Los miserables’.

Entonces hizo una gran interpretación y estoy casi segura de que ahora tampoco defraudará. Haga lo que haga, Gabriel Porras siempre convence.

Cuatro mujeres de armas tomar

En cuanto a los roles femeninos, quiero empezar por el papel que interpreta Fernanda Castillo. Colidera con sus hermanos el cártel rival de Casillas, por lo que su relación se basa en una competencia a muerte dado que ambos comparten intereses “comerciales”.

Sin embargo, hay mucho más. Mónica Robles tuvo un romance con Aurelio Casillas en el pasado y, por lo que podemos intuir, la historia no terminó nada bien, por lo menos desde el punto de vista de ella, que no tiene ningún reparo en mostrar abiertamente sus ganas de ver muerto a su ex.

Eso sí, también se intuye eso de que donde hubo fuego, cenizas quedan. ¿Volverá a caer Mónica en los brazos de Aurelio?

Al margen de esto, lo bueno es que podremos disfrutar de la actuación de Fernanda Castillo como villana después de haberla visto bordando el papel de mejor amiga incondicional en ‘Amor bravío’. Me gustan las actrices que se la juegan con papeles tan opuestos y que huyen de encasillamientos.

Otra mujer protagonista es Ximena Herrera a quien le toca ser la mujer de Aurelio Casillas. Tiene un papel complicado porque ni es la esposa (no están casados), ni la única, pero es la madre de sus hijos y eso le confiere una autoridad a tener en cuenta. Es complicado valorar este personaje.

No creo que sea tan tonta como para no conocer las aventuras de su “marido”, pero también me cuesta creer que admita tan tranquilamente la situación. Sin duda, es uno de los personajes a seguir con más atención porque no tengo demasiado claro cómo va a evolucionar.

Y como no hay dos sin tres, llegamos a Matilde, la cuñada (y algo más) de Aurelio. Me parece uno de los personajes más interesantes porque si Ximena parece ser la niña buena, Matilde es a todas luces una villana en potencia.

Ya ha mostrado su estrategia: va a hacer todo lo posible para “envenenar” a Víctor, su marido, en contra de Aurelio y dar un golpe de estado en el cártel porque está bastante claro que Matilde es mucho más lista y ambiciosa que su marido y no se va a conformar con la posición de segundones.

Solo espero que por una vez Sara Corrales no haga de Sara Corrales e interprete al personaje. Insisto. Quiero ver a Matilde, no a Sara Corrales, que es lo que siempre me pasa con esta actriz. Ojalá sepa aprovechar la oportunidad porque este papel tiene aspecto de ser uno de los más interesantes de toda la trama.

Y llegamos a la cuarta, que aún no ha aparecido, pero que tendrá una gran importancia. Carmen Villalobos es una agente colombiana que logra infiltrarse en el cártel de Casillas con el objetivo de detener al narco. Su propósito es bueno, pero por el camino recurrirá a ciertos métodos que pueden llevar a la confusión.

Además, no podemos perder de vista que trabajará codo con codo con Marco Mejía. ¿Será Leonor un nuevo motivo para la lucha entre Aurelio y Marco?

Un entorno convulso

Al margen de los roles, otro de los aspectos interesantes de ‘El señor de los cielos’ está en el mundo que recrea: el narcotráfico. Son muchos los puntos a abordar: la relación de los cárteles mexicanos con los narcos de Colombia, la actuación del Gobierno de México en la lucha contra el narcotráfico, la corrupción de los poderes públicos, el papel de Estados Unidos, etc.

Para concluir ¿qué podemos esperar de ‘El señor de los cielos’? Por lo visto en su estreno vamos a tener dosis importantes de acción, persecuciones, violencia, disparos (¿alguien ha sido capaz de contar la cantidad de balas que han derrochado en el primer capítulo?), pero no descartemos que haya una cuota destacada de amores y pasiones.

No hay que perder de vista que una narconovela es un subgénero de la telenovela y sin cuota romántica no hay historia.

Mi esperanza está en que, dentro de los límites razonables, se acerque más a una serie norteamericana que a una telenovela, aunque solo sea para ver algo diferente de vez en cuando, pero eso habrá que ir comprobándolo capítulo a capítulo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba