'Dos hombres y medio' 12x15 Review: la sorpresa final de la serie

Por Francisco Pérez

'Dos hombres y medio' se despide de su público para siempre con un capítulo final de cuarenta minutos de duración y con la aparición de muchos de los personajes recurrentes de los últimos años, aunque con algunas excepciones.

(Cuidado SPOILERS)

Un regalo para los seguidores

Después de una temporada 12 con una boda gay (Walden y Alan) en la que apareció Michael Bolton cantando su archiconocida “When a man loves... another man”, una adopción (el pequeño Louis y sus mofletes nos hicieron recordar al Jake del principio) y una trama amorosa con más o menos acierto (Alan y Lindsey y Walden y la señorita McMartin que, por cierto, también estuvo con Alan), el doble capítulo final se aleja totalmente del argumento de la temporada, aunque hace alusión a él en algún momento, y nos regala una fiesta para los seguidores de la serie.

La llegada de una carta a la casa de la playa a nombre de Charlie en la que pone que tiene que cobrar la cantidad de dos millones y medio de dólares en concepto de royalties es el inicio del capítulo. Alan, por supuesto, quiere que ese dinero sea en exclusiva para él y, para poder cobrarlo, necesita el certificado de defunción de su hermano. Como no tiene ese certificado, decide ir a buscarlo a casa de su madre con la excusa de hacer un collage puesto que se cumplen cuatro años de la muerte de Charlie, aunque sin suerte, porque Evelyn tampoco lo tiene.

Al mismo tiempo, aunque en otro lugar, Rose rellena un vaso con vodka, lo pone en una bandeja con comida, coge una camisa de bolos y unos pantalones cortos y lo lleva todo a la mazmorra de su casa (¿Una mazmorra? Sí, claro, una mazmorra. A estas alturas, Rose ya no puede sorprender con nada.) para bajarlo mediante una cesta al pozo donde, oh Dios mío, tiene a un hombre encerrado. Rose le deja para que coma y se marcha pero, al llegar la noche, vuelve para darle la cena y descubre la ropa atada a la cesta y la ventana de la mazmorra abierta... “nunca pongas una ventana en una mazmorra” se dice.

Caos por los mensajes anónimos

Alan y Walden se encuentran desayunando con Berta en la cocina y un paquete llega a casa. Al abrir el paquete encuentran una caja de puros, una botella de whisky y un cuchillo de perseguir con el que, según Alan, Charlie le perseguía cuando iba borracho. El caos empieza a cundir entre los protagonistas cuando una serie de mensajes anónimos comienza a llegar a sus teléfonos. ¡Charlie está vivo! Berta, que es la más contenta ante esta situación le dice a Alan: “Si tú te largas y se queda Charlie con Walden, podemos alargar esto durante cinco temporadas más”.

Deciden ir a ver a Jenny, la hija de Charlie, para preguntarle si es ella quien tiene los dos millones y medio y es quien está haciendo todo esto, pero se dan cuenta de que no cuando le llega una carta con una tarjeta que dice: “Perdón por no estar ahí” y un cheque a su nombre. También llegan cartas a muchas de las mujeres con las que Charlie ha estado con frases como: “Perdón por pegarle gonorrea a tu madre” o “Para que te pongas una vagina”.

La historia real lo explica todo

Cuando vuelven se encuentran a Rose en casa para contarles lo que había pasado en realidad con Charlie, que no murió en París. Utilizando la animación, nos cuentan la historia real de la “muerte” de Charlie. Rose, siendo ya esposa de Charlie vuelve al hotel donde se encontraban de luna de miel y se lo encuentra con una chica, un mimo y una cabra. Ella intenta atraparle y él huye, con la cabra detrás. Cuando pasa el tren, Rose trata de empujarlo, pero la cabra se interpone y le salva la vida. Rose le droga y le mantiene viviendo en su sótano durante cuatro años. “Así que, me estás diciendo que una cabra bisexual salvó la vida de mi hermano...”. A mí no me parece tan raro, hablando de Charlie Sheen... HARPER, Harper, Charlie Harper. Ejem.

Walden y Alan van a la comisaría de policía en la que el inspector que les recibe, un tal Arnold Schwarzenegger intenta poner en orden todo lo acontecido: “Así que, viviste durante ocho años en la casa de la playa con un tipo que te odiaba sin pagar nada. Tú intentaste suicidarte ahogándote, pero el agua estaba muy fría y luego compraste la casa, supliste a Charlie y todo para que él siguiera viviendo cuatro años más sin pagar nada” a lo que ambos asienten, aunque Walden apuntilla que eso no va a ser así por más tiempo y mira directamente a la cámara.

Al llegar a casa, el dúo protagonista encuentra unas figuras de cartón de ellos con una soga en su cuello y una diana en su pecho y entonces aparece a sus espaldas... ¡¡¡JAKE!!! con su barba de haber estado en una secta y después de haber hablado las maravillas que habló de la serie vuelve diciendo que ha recibido una carta con un cheque de doscientos cincuenta mil dólares, que se han convertido en dos millones y medio tras su paso por Las Vegas. Aunque su aparición es muy breve, porque tiene que volver a Japón para contarle a su esposa e hijos que ahora son ricos.

Es entonces cuando, temiendo por sus vidas, Alan y Walden deciden llamar a las que son las mujeres de sus vidas. A todas. Aunque, finalmente, el inspector les tranquiliza diciendo que ha encontrado a un tipo que encaja con la descripción, aunque el tipo se defiende diciendo: “no soy Charlie, soy Christian Slater, Charlie me drogó y amanecí con una puta en mi armario”.

El giro final

En la terraza, fumándose los puros de Charlie y tomándose el whisky para celebrar su victoria, hablan relajados Berta, Walden y Alan cuando ven aparecer a lo lejos un helicóptero que lleva un piano colgando y se dirige directo a su casa. El caos. La vuelta de Charlie Sheen a la serie. El colofón final. Entonces, un hombre con una camisa de bolos y un pantalón corto aparece de espaldas andando hacia la puerta principal y... ¡¡¡LE CAE UN PIANO ENCIMA!!! Entonces se abre el plano, se puede observar el set de la serie y aparece Chuck Lorre, co-creador de la misma, sentado en la clásica silla de director para decir: “Winning”. Y que le caiga un piano encima.

Así acaban doce temporadas de 'Dos hombres y medio'. Los más puristas dirán que todo acabó cuando echaron a Charlie Sheen y que debería haber vuelto para el capítulo final, al menos. Pero como reza el título del capítulo: “Of course He´s dead”.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba