Adiós a 'Breaking Bad': el decálogo definitivo de una serie histórica, ¡biiiiitch!

Por Lorenzo Ayuso, Laura González García y Mireya Marrón

Llegó el día, el que todos esperábamos y a la vez nadie quería ver llegar. El episodio final para Walter White. Hoy, domingo 29 de septiembre de 2013, Breaking Bad llega a su fin tras cinco temporadas y un lustro. Para cuando toque a su fin esta última entrega, a eso de las 10:00 PM en Estados Unidos (en torno a las 4 de la santa madrugada para los que pasen la noche en vela en la península), las desventuras de un apocado profesor de química transformado en un genio de la delincuencia será ya historia, con h minúscula y también mayúscula.

Con motivo de tan relevante efeméride, queremos rendir nuestro tributo a esta creación del nunca suficientemente ponderado Vince Gilligan, que ha sabido hacer de ella una obra en constante ebullición, que no ha parado de crecer hasta su desenlace.

Podríamos rellenar decenas de artículos, pero, como el tiempo de nuestro lector es oro (como el de Gus Fring), acotamos en un decálogo (y dos anexos) todo lo que ha dado de sí Breaking Bad desde su primer a su (pen)último capítulo. Recomendamos para su lectura difrutar de un botellín Schraderbräu y un cubo de alitas calientes recién salida de Los Pollos Hermanos. Y recuerden que, si esta dieta de vídeos les provoca problemas de salud, les espera un negocio peligroso pero lleno de posibilidades que, a partir de mañana, tendrá una vacante.

Avisamos desde ya en que hay spoilers importantes, lean con precaución.

1. Walter White, sAludad al Rey

A lo largo de 62 capítulos, los espectadores de Breaking Bad han asistido a la creación, auge y decadencia de un monstruo. Una mente brillante embutida en el cuerpo de un don nadie afectado de cáncer. Con el fatal tumor alojado en su interior, de Walter White brotó una mente maligna: con la primera cosecha de la metanfetamina más pura y azul que todo yonqui pueda desear, el ensombrecido White (Heisenberg) salió del cascarón, hasta evolucionar en todo un gigante del crimen con el alma encallecida.


*Walter White empieza su transformación: "¡Que te jodan a ti y a tus cejas!"

Poco podremos decir que no se haya dicho ya de Bryan Cranston, un inérprete que nos había encandilado en Malcolm como padre de familia en las antípodas. El arsenal de galardones recibidos es impresionante, y las frases que ha pronunciado y que se repiten como tendencia de boca en boca, lo mismo. A ellas acudiremos en próximas líneas. El mejor resumen de su trabajo nos lo aporta el New York Times, que lo definió en 2011 como uno de los "8 actores que convirtieron en arte la televisión", y a eso poco hay más que añadir.

Bueno, quizás, uno de las escenas más desasosegantes que uno pueda recordar de un personaje siempre al límite y siempre con el control:


*Final del undécimo capítulo de la cuarta temporada

2. "Yo, BiTches!": lleGa el turno de JesSe Pinkman

Jesse Pinkman, interpretado por Aaron Paul, el eterno compañero de White en el negocio de la metanfetamina, ha sufrido la evolución contraria a su maestro. Poco a poco su actitud se ha ido humanizando y ha intentado desvincularse, sin éxito, del tráfico de drogas. Su mala relación con su familia y el hecho de que su actitud destructiva (y la mala suerte) acabe con todo lo que quiere hace que caiga con facilidad una y otra vez en el consumo de estupefacientes.


*Deslenguada recopilación de las muletillas de Jesse

A Pinkman se le puede atribuir el mérito de haber hecho de la coletilla "bitch" la más conocida de la serie. El joven utiliza esa expresión para cualquier situación, junto a "yo", palabra que también ha popularizado.

3. Hank SchRader, el buen Modelo a seguIr

Roger Salvans describió en Fotogramas a Hank Schrader como el gran héroe y antagonista de Walter White: si lo que este último había hecho era "to break bad", su cuñado, por el contrario, siguió siendo bueno o mejor ("keeping good"). Más allá de Tuco Salamanca, Gus Fring o la banda de Jack Welker, el gran rival del protagonista ha estado siempre en su más estrecho círculo familiar. Lo estuvo desde el principio (no olvidemos aquella primera aparición, robando todo el protagonismo en el 50 cumpleaños de Walt) y ha ido creciendo hasta que la pistola del tío de Todd incrustó una bala en su cerebro.


*Final del octavo capítulo de la quinta temporada: Hank desenmascara a W.W.

Mientras White decía velar con sus acciones clandestinas por el bien familiar, era Schrader el pegamento que mantenía pegada a la familia (el que tutorizaba a Walt Jr, el que reunía a todos cuando estuvo a punto de morir a manos de los gemelos Salamanca). Ha sido, también, el que espoleó con su aguerrida actitud el imperio de la metanfetamina azul: incluso cuando Walter dejó hecho un churrasco a Gus, el que se llevó el mérito fue, una vez más, Hank, el hombre exitoso que no solo supera sus dolencias físicas sino que progresa en su trabajo y hasta el que acaba ganándose la confianza de Jesse (al que manipuló tanto como lo hizo su cuñado). El hombre a quien Walter siempre envidió... Y admiró.


*Escena perteneciente a la segunda temporada

El personaje ha servido también para que Dean Norris recibiera el merecido ascenso a la primera liga televisiva, tras un cuarto de siglo como rutinario oficial de policía en una infinidad de proyectos para cine y televisión. Ahora, parece que no hay Cúpula capaz de retenerlo...

4. En la morgue: las muerTes que nos dejaron muErtos

Laura González García: El premio a los guionistas de Breaking Bad deberían dárselo por su capacidad de inventiva para matar a un personaje. Todas las muertes, o mejor dicho, todos los asesinatos son impactantes, llamativos y diferentes.

Entre los mejores que perpetra Walter White está en la mente de todos los seguidores el de Gus Fring. Épico, inesperado, sorprendente, brutal son algunos de los calificativos con los que explicar cómo acabó el paso por la serie de Giancarlo Esposito. Héctor Salamanca le mira desafiante y hace sonar la campana de su silla de ruedas, que activa la bomba preparada por Walter que matará al dueño de ‘Los Pollos Hermanos’, a su guardaespaldas Tyrus Kitt y al propio tío de Tuco Salamanca; convirtiéndose en una de las escenas más recordadas de la ficción.


*Fragmento de "Face Off", último capítulo de la cuarta temporada

Lorenzo Ayuso: Que un hombre aparentemente indestructible (a juzgar por su currículum previo) como Danny Trejo muera a los cinco minutos de entrar en escena, dice mucho de lo devaluada que está la esperanza de vida en Breaking Bad. La astucia (y revanchismo) de los personajes no entiende de protección posible.

En términos de cantidad (y calidad) está la masacre del Cártel de Juárez, una misión casi suicida para el inasequible Gus Fring que planeó con éxito un envenenamiento masivo a sus grandes enemigos (White aparte). Además de sellar, por si había dudas, le lealtad de Jesse hacia su mentor Mike, este episodio permitió ver al bueno de Steven Bauer, otrora lugarteniente de Al Pacino en Scarface, ahora asumiendo el papel de gran líder del narcotráfico y objetivo último del (solo en apariencia) apacible emprendedor chileno.


*Fragmento de "Salud", décimo capítulo de la cuarta temporada

Mireya Marrón: ...El degollamiento de Víctor a manos de Gus Fring con un cutter, ante los aterrorizados y estupefactos Walter, Jesse y Mike, es otra de las muertes más impactantes de la serie. No por espectacular (para eso ya están la del propio Fring o la masacre del Cártel que destacan mis compañeros), ni por la importancia del personaje asesinado (aquí se lleva la palma Hank), sino por la tensión de la secuencia y su inesperado desenlace. Pero sobre todo, por la carga de significado que tiene ese crimen en el recorrido de la serie. Un injusto asesinato que revela la auténtica personalidad de Fring, tanto para Walter como para el público.

La muerte de Víctor tiene varias interpretaciones. 1) La rabia. Gus no puede matar a Walter y se desahoga sacrificando a su fiel ‘esclavo’. 2) La vanidad y el ego, tan presentes en la serie, y el asesinato como demostración de poder. 3) Venganza de Fring por la injusticia similar de la que fue víctima su amigo en el pasado, y que marcó su futuro como narcotraficante despiadado. En definitiva, el de Víctor es un crimen gratuito con más trascendencia de la que parece. Fring es en realidad un capo frágil, no un simple hombre de negocios, con un odio interior y debilidad que desconocíamos hasta ese momento.

5. La fAuna de AlbUquerque: secundariOs memorables de un univErso vastíSimo

Laura González García: Poco recordados hasta el penúltimo capítulo de la serie, pero la pareja formada por Gretchen y Elliott Schwartz, fundadores de Gray Matter Technologies, han tenido gran peso en la serie. Su éxito, que pudo ser también de Walt, molesta al protagonista. A lo que se suma que Gretchen cuenta a Skyler que ellos nunca ayudaron a pagar el tratamiento, momento en el que empieza a descubrir muchas de las mentiras de su marido. Por último, como se vio en el pasado capítulo, la intervención de la pareja en televisión criticando a White hace que este cambie de decisión y prefiera no entregarse.


*Fragmento de "Peekaboo", sexto capítulo de la segunda temporada

Lorenzo Ayuso: No por más reciente menos destacable, el Tío Jack se ha convertido en un personaje decisivo en el último tramo de Breaking Bad. Esa extraña combinación de sangre fría casi médica en cada ejecución, ideología racista y paternalismo amable y honesto para con su sobrino Todd, ha configurado un personaje en el límite, avasallador y amenazante. A menudo en el fondo en el plano esperando a entrar en implacable acción, este carroñero en el sentido más estricto de la palabra se beneficia del carisma de Michael Bowen, actor de distinguido abolengo (pertenece a la extensa saga de los Carradine) que dota de un innegable encanto al que parece ser último gran ¿villano? del profesor que "rompió mal".


*El tiroteo final de "To'hajiilee", decimotercer episodio de la quinta temporada

Mireya Marrón: ... La serie está repleta de villanos que asesinan por superviviencia (Walter), vanidad (Gus), dinero (Mike) o fragilidad (Jesse). Pero hasta la quinta temporada, con la llegada del ‘a priori’ anodino empleado de empresa de fumigación, no aparece la maldad en su estado puro. Todd es uno de los pocos personajes de Gilligan sin rasgo alguno de humanidad, empatía o miedo. Le salva, si acaso, esa admiración que tiene por su 'maestro' Walter, pero que también entraña un cierto misterio. Hay muchas teorías sobre este personaje, sin duda uno de los más complejos del universo Breaking Bad. Desde que es más sociópata que psicópata, hasta que su personalidad es un reflejo de todos los personajes que han "roto a malos" en la serie, como transmite la escalofriante escena con Skyler del penúltimo episodio. La frialdad y eficacia del discurso que usa Todd para atemorizar a la mujer de Walter parece ser un compendio de todas las personalidades o actitudes perversas que hemos visto en las 5 temporadas.


*El asesinato de Andrea, en el decimoquinto episodio de la quinta temporada

6. Banda sonora: Canciones que generaron "Mono" por 'Breaking Bad'

Laura González García: Heisenberg’s song es uno de esos detalles geniales que ha tenido Breaking Bad. Los Cuates de Sinaloa, grupo que interpreta el tema, hablan de un tal Heisenberg y su cristal azul, diciendo que es una falta de respeto al cartel mexicano. La letra reza “a la furia del cartel nadie jamás ha escapado, ese compa ya está muerto no más no le han avisado”.

Lorenzo Ayuso: Retrotraigámonos al cuarto capítulo de vida de la serie, "Cancer Man", para escuchar Didn't I, del recientemente fallecido Darondo. Tras revelar su enfermedad a Skyler y compañía, el Señor White comienza a plantearse su asociación con Jesse en el boyante mercado de la metanfetamina. Mientras da vueltas a la idea, se encuentra con un triunfador en la vida que parece tenerlo todo. De ese individuo conocemos solo su nombre (Ken), su coche (un BMW convertible) y su lema, "Ken Gana". O ganaba, hasta toparse con Walt.

Mientras el químico provoca a hurtadillas un incendio en el flamante vehículo de Ken, comenzamos a oír los primeros acordes de la canción. No es complicado asociar su letra a la situación del protagonista: "¿No te había tratado suficientemente bien, no lo he hecho lo mejor que he podido?". Walter, vengativo con la vida por el cáncer con el que le ha premiado tras una vida de sacrificios, ha tenido bastante. Y Walter, como el coche, explota.

Mireya Marrón: ‘Fallacies’, el tema de TwaughtHammer, la banda de Badger y Pinkman, es otra de las canciones memorables de 'Breaking Bad'. Jesse la canta en varias ocasiones (con el niño del matrimonio al que va a pedir dinero en la 1ª temporada, cuando bosteza con Mike en el coche….). El propio Pinkman firma este videoclip que termina con la imagen del simbólico osito de peluche rosa y el grito de Badger: “It’s all a big fallacy, yo!”. “Fallacies, run for you, dead for me”, dice la letra. ¿Tendrá alguna relación con el final de Jesse en la serie?

7. Frases para el reCuerdo: Del "Yeah, Science!" al "Say my nAme"

Desde "Do you wanna cook?" ("¿Quieres cocinar?") al escalofriante "Say my name" ("Di mi nombre") son muchas las frases y monólogos que se han podido escuchar en Breaking Bad. Dos de las más repetidas son probablemente el eslogan del abogado más popular de Nuevo México "Better Call Saul" o el momento eufórico de Pinkman cuando deciden empezar a preparar metanfetaminas "Yeah, Science!".

Hank y Skyler también han tenido su momento de gloria. Muchos estuvieron al borde del infarto cuando Hank pronunció "A WW, mi estrella, mi silencio perfecto". "WW, quiero decir que... ¿sabes qué es eso? ¿Woodrow Wilson? ¿Willy Wonka? ¿Walter White?" y el posterior "Me pillaste" de su cuñado. Por su parte, la mujer de Heisenberg se encaró al mismo diciendo: "Alguien tiene que proteger a esta familia del hombre que protege a esta familia".

Walter White como protagonista ha pronunciado los mejores discursos de la ficción. Aunque no necesitó muchas palabras para asustar a todos y amenazar a Saul con "We’re done when I say we’re done" ("Habremos terminado cuando yo diga que hemos terminado"), ni para dar por finalizada la historia de Gus Fring "I won" ("Gané").

Pero uno de los momentos cumbre de la serie es el protagonizado por el monólogo que Walter grita a su mujer para mostrarle su poder: "No estoy en peligro Skyler, yo soy el peligro. Si llaman a la puerta de un hombre y le disparan, ¿piensas que ese seré yo? ¡No! Yo soy el que llama".

8. ¿Qué se escoNde tras Heisenberg? Curiosidades de una serie lleNa de elementos

Rumores, detalles, secretos y descubrimientos. Múltiples cosas se han dicho de Breaking Bad. Curiosidades que llaman más o menos la atención. Desde que Jesse Pinkman iba a morir en la primera temporada, como el mismo Vince Gilligan ha reconocido, a que en la intro de la serie muestra, de manera previa a su título, la fórmula de la metanfetamina: C10H15N, con el número 149.24 que es su peso molecular.

Samuel L. Jackson, que ha mostrado su interés por participar en la ficción de la AMC llegó a decir que le gustaría ir vestido de Nick Fury y pedir unas piezas de pollo en “Los pollos hermanos”. Pese a que no llevó su petición a cabo, porque sabía que los productores se negarían, sí hizo su propia versión del discurso sobre el peligro de Walter White.

Otra anécdota que ha dejado la serie es la escena en la que White, tras una discusión con su mujer, tira una pizza al tejado y ésta se queda en el tejado. Bryan Cranston contó orgulloso en una entrevista que se grabó en una sola toma.

Como últimas curiosidades, muchos saben ya que bettercallsaul.com, la web de Saul Goodman es una página web activa, que además sirve de promoción al spin off que se hará sobre el personaje. Pero muchos menos han entrado en Savewalterwhite.com, la web que Walter Jr. crea para ayudar económicamente a su padre. La página te dirige a la Coalición Nacional del Cáncer de Estados Unidos, si clicas en ‘donate’.

9. 80 millones de dólares y medio cenTenar de Premios: mucho que blanquear

4 AFI Awards al Programa de Televisión del Año (3 de ellos, consecutivos), 9 Premios Emmy (y otras 33 nominaciones), 4 Premios de la Asociación de Criticos de Televisión de Estados Unidos, 3 Premios Satellite, 3 del Gremio de Guionistas de América, un galardón a la mejor interpretación televisiva del Gremio de Actores para Bryan Cranston... Estos son solo algunos del más de medio centenar de reconocimientos obtenidos por Breaking Bad a lo largo de sus cinco años de vida.


*Aaron Paul recoge su Premio Emmy al Mejor Actor de Reparto en 2012

El único gran galardón que de momento se les resiste es el Globo de Oro: 4 candidaturas que de momento se han quedado en eso. Aún tendrán una última oportunidad para 2014.

10. Los Actores al Natural: las Reflexiones de las estrellas de la serie

El fenómeno mediático en el que se ha convertido poco a poco Breaking Bad ha llevado a sus actores a un ‘tour’ constante por los programas con más audiencia de la TV americana en el último año. Los fans disfrutamos con entrevistas distendidas como estas, en la que Vince Gilligan y los protagonistas comparten curiosidades del rodaje, analizan su paso por la serie y se muestran tal y como son en la realidad.

En este vídeo podemos ver a cada actor reflexionando sobre su personaje tras 5 temporadas. Por ejemplo, Dean Norris (Hank) se ve como el único de la serie “que no se corrompe”, y su mujer en la ficción, Marie (Betsy Brand) se sorprende por lo poco que comparte con esa “loca adorable” a la que da vida.

Por el show de Jimmy Kimmel han pasado Giancarlo Esposito (Gus Fring) ,que cuenta de una manera mucho más expresiva que el impertérrito villano al que interpreta, cómo se enteró del final que Gilligan le tenía preparado.

Es difícil encontrar un programa de TV en el que Bryan Cranston no haya estado, pero nos quedamos con esta charla con Jay Leno, donde revela su escena favorita. Y no os perdáis tampoco a un barbudo Aaron Paul en una entrevista reciente en el show de Jimmy Kimmel, en el que cuenta cómo vivió el ultimo día de rodaje.

Imprescindible también es este fragmento grabado en el backstage de los Emmy, donde Bryan Cranston (Walter), Dean Norris (Hank) o Bob Odenkirk (Saul Goodman) ejercen de reporteros con sus compañeros de reparto. Todos celebran el Emmy a golpe de “chupitos” de una improvisada botella de licor que trae escondida Gilligan. Aaron Paul y Jonathan Banks lo festejan a su manera: con sus característicos ‘yeah bitch’ y ‘mother fucker’.... Y a Anna Gunn, recién galardonada como mejor actriz, se le saltan las lágrimas y bromea con lo “cachonda” que está....

Bonus 1. Cuando la metanfetamIna no sale azul: cinCo temporadas en tomas falsAs

Con todos los momentos dramáticos que Breaking Bad ha hecho vivir a sus seguidores parece imposible que haya algo de humor detrás de todo eso. Pero Bryan Cranston y Aaron Paul han mostrado en multitud de ocasiones su química delante y detrás de las cámaras. Se lo pasan bien juntos y transmiten ese 'buen rollo' al resto del equipo. Muchos son los momentos que han quedado registrados en los que un fallo o una broma han dejado una anécdota divertida para los chicos de la serie.


*Tomas falsas de la segunda temporada


*Tomas falsas de la quina temporada

Bonus 2: CocinAr metanfetas, distribuIr memes: las parodias de WAlter White

Que Bryan Cranston es una bestia parda de la comedia nadie puede dudarlo (y si no, que vean este inenarrable documento audiovisual). El actor detrás de Walter White ha aprovechado cada aparición en antena para desfogarse y mostrar su lado más payaso. Y de paso, para instruir en el puntilloso arte de cocinar narcóticos, como a George López.

Aaron Paul tampoco faltó a esta clase magistral que Walter White ofreció a la audiencia estadounidense. El discípulo del señor White también suele hacer horas extraordinarias cuando Vince Gilligan se lo permite. Por ejemplo, se coló en hurtadillas en las instalaciones de Dunder Mifflin para una entrega especial a los compañeros de The Office.

En cualquier caso, la palma de todas las parodias, habidas y por haber, es este tour de force de Jimmy Fallon convertido en el Heisenberg de los late shows estadounidenses. En 12 minutos, Joking Bad reinterpreta la trama de Breaking Bad en el entorno de NBC, con traficantes de chistes con los que "partirse el culo" de manera literal, y con una impagable aparición final. Por supuesto, no faltan los cameos de los auténticos Walter, Jesse y Saul Goodman.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba