Tu 'jingle' me suena: 10 anuncios que se 'apropiaron' de canciones de éxito

La publicidad se ha convertido en un baúl abierto del que rescatar y desempolvar canciones y otorgarles la repercusión que merecían -bueno, no siempre- y no habían conseguido. En otras ocasiones, permiten descubrir nuevos artistas (en el recuerdo está La Flaca de Járabe de Palo para Duca-2, el Summercat de Billie the vision and the Dancers, del spot estival de Estrella Damm...).

¿Pero qué ocurre cuando, en lugar de simplemente incluir una canción como fondo para las campañas publicitarias, estas se reapropian de melodías ya existentes y, por arte de birbibirloque -mejor dicho, por obra y gracia de guionistas avispados- se transforman en jingles identificativos y eficaces? Si no acaban de tener claro a lo que nos lo referimos, échenle un vistazo a las redes sociales... O a su óptica más cercana. Hablamos, no podía ser de otro modo, del anuncio de la temporada (y no es el de Loewe, ojo): el último spot de Visionlab, que se convierte en la excusa perfecta, y gratu-ita, para elaborar el Top Ten de esta semana, el último de marzo.

A continuación, abordaremos una selección de anuncios que hacen precisamente eso: apropiarse de melodías conocidas y hacerlas suyas para transmitir su mensaje y vender su producto. Como siempre decimos, esta selección esta abierta a las sugerencias que quieran agregar nuestros lectores. Lo que proponemos, a continuación, son algunas de las más conocidas, las más ingeniosas, llamativas o directamente estrafalarias. Alardes de genialidad que sirven para aderezar con sus pegadizas notas los bloques publicitarios que cada día vemos en televisión.

1. Los "Cristales Gratu-itos"... de Enrique y Ana

Empezamos este listado con el que es a todas luces, el anuncio más desopilante de la temporada: en un ejercicio de certero reciclaje posmoderno, Visionlab ha tenido el buen ojo (inserten aplauso para el autor tras este chiste) de adaptar aquel inenarrable hit de Enrique y Ana, Súper Disco Chino para su última campaña: Cristal gratuito -en referencia a la última oferta de la cadena de ópticas-, dirigido por César Pesquera (Toma 78), que nos devuelve a los ochenta. Y no será el único spot que se remita a aquellos maravillosos años de hombreras.

Por cierto, para nostálgicos, morbosos o desquiciados (o todo eso junto), aquí la ilesistible canción oliginal. Reconocedlo, lo estabais deseando:

2.Telefónica Empresas: ¡Ah-Ah-Ah-Ah-Autónomos!

Los de Telefónica Empresas no se quedan atrás con respecto al anterior, aunque en lugar de la música infantil de la transición, en esta ocasión, han puesto los grandes éxitos de las últimas décadas en su punto de mira. Y tocan desde el rock al disco pasando por la balada. En el primer vídeo, nos encontramos con estos tres autonomos cantarines versionando el I Want To Break Free de Queen y el All Together Now de The Farm.

Por último, demuestran una impresionante armonía y una gran habilidad para llegar a las notas más agudas en una interpretación del Stayin' Alive de Bee Gees, que popularizó el jovenzuelo John Travolta en Fiebre del sábado noche.

3. Coca Cola: Los ochenta son nuestros

¿Os acordáis de El club de los cinco? Mientras sus protagonistas se debaten entre el ostracismo profesional (Molly Ringwald, Judd Nelson), las politoxicomanías (Anthony Michael Hall) o, simplemente, tener un hermano que reúne todos los focos y empequeñece los méritos profesionales (Emilio Estévez), el tema de Simple Minds Don't You (Forget About Me) se mantiene como un himno inolvidable. Tan es así, que los publicistas de Coca Cola, que de tontos no tienen un pelo, utilizar0n esos inconfundibles arpegios de guitarra tocados por Charlie Burchill para acompañar ese divertido y emotivo spot que reivindica la herencia de la generación de los ochenta. Atentos a los cameos de Gordillo y de Mayra Gómez Kemp... Y hasta ahí puedo leer.

4. Renault Megane: La carretera interminable

Está visto que la generación de publicistas tienen en los ochenta su cuna biológica y creativa. En este psicodélico (o psicotrónico) spot se remezclan dos grandes iconos de esa época. El primer ingrediente, la banda sonora compuesta por Klaus Doldinger y Giorgio Moroderpara La historia interminable. El otro, la presencia, de punta en blanco, del acartonado Richard Clayderman, montado en su piano sin control, seduciendo a los potenciales compradores del Renault Megane... y, por qué no, a las nostálgicas (y nostálgicos) de aquellos tiempos de adolescencia y hormonas desatadas que esperaban con ansia cada golpe de tecla, y de rubia melena, de este sex symbol de la canción ligera. La suma de ambos factores, aderezada con imágenes francamente divertidas, dio como resultado este refrescante vídeo.

5. El Pozo: El chopped más guay(em-si-ei)

En uno de nuestros últimos Tops dedicados a la publicidad, recogíamos un anuncio del Fuet Imperial El Pozo cuya calidad (o su ausencia) le hacía convertirse en uno de esos spots que preferiríamos no haber visto. En esta ocasión, le hincamos el diente, por razones distintas, a este otro, con unos cuantos años más: una pieza en la que el YMCA de los Village People se convierte en una oda al chopped de esta conocida marca de embutidos. Obviamente, la coreografía no es tan vistosa como la que popularizó el grupo en las discotecas de todo el mundo, la estética de los noventa se ha quedado un tanto desfasada, y el subtexto gay de la canción original se pierde (¿o tal vez no?), pero bien que se merece un jugoso sitio en nuestro estómag... Listado.

6. Mutua Madrileña: Seguros de automóvil a ritmo de Winehouse

No vamos a entrar a hacer cábalas de mal gusto especulando por lo bien que le hubiera venido un seguro a todo riesgo a la finada Amy Winehouse, similares a los que oferta la Mutua Madrileña para automóviles. Limitémonos a comentar el partido que le han sacado desde esta empresa aseguradora al Rehab, la canción más reconocible de esta compositora londinense.

No era la primera vez que Mutua Madrileña reutilizaba una melodía conocida y pegadiza. En su anterior campaña, un coro se encargó de versionar el Eye of the Tiger que acompañaba a la interminable subida de escaleras del primer Rocky de Sylvester Stallone.

7. Toyota Auris con Raphael: ¡¡Yo!!

Para aquellos que se rasgaran las vestiduras por la ausencia de Raphael en las Navidades de La 1 (como un domingo sin Top Ten en Vertele), recuerden que no ha estado ausente en la pequeña pantalla: aparte de que Antena 3 le dedicara una tv-movie (con Félix Gómez poniéndose en su piel y su pelazo), el cantante se convirtió en el complemento definitivo del nuevo Toyota Auris, que reutiliza su clásico Como yo te amo en este spot. Desconocemos si el coche incluye un clon del cantante de serie, pero desde luego, su aparición en pleno momento romántico debe de ser todo un impacto.

8. Atún Calvo: La ruta del bacalao

Llega el momento más esperados por nuestros lectores más poligoneros, la reivindicación de Chimo Bayo, el DJ valenciano que se convirtió en superventas con un single en el que nos indicaba sus preferencias vitales/gastronómicas/toxicológicas. Así me gusta a mí era el nombre de esta canción, que lo llevó a convertirse en superventas en España, Japón e Israel. Además de la parodia con forma de tomate que realizaron de él en La hora chanante, Atún Calvo hizo perdurar el legado de Bayo con el Sacatunn que pen, que adaptó este himno de los bacalaeros en el lema de los adictos al bacalao y a otros productos de alta mar.

9. Twix: caramelo, power ballads y helio, una dulce combinación

¿Qué se puede hacer con barritas de chocolate y caramelo, un par de globos de Helio, y una balada roquera de los ochenta? Añadiendo a la fórmula un par de policías made in USA, estos publicistas han conseguido crear con esos elementos el anuncio de Twix: con el pelotazo Nothing's Gonna Stop Us Now de Starship -que tiene el dudoso honor de ser la canción principal de un film de miedo (no precisamente en el buen sentido), Maniquí- se marcan esta pieza que lleva algo más de un año rondando por las cadenas.

10. Los Creedence le 'ponen' a Antena 3

Terminamos este recorrido no con un anuncio normal y corriente, sino con una autopromo, en este caso la que Antena 3 realizó durante la temporada 2010-2011. En esta pieza musical, los rostros más conocidos de la cadena -Jorge Fernández, Susanna Griso, Matías Prats, Jaime Cantizano,...- aparecen cantando y bailando al más puro estilo de un musical de Broadway (venga, vale, va, tiremos de lo nuestro y digamos también que digno de la Gran Vía madrileña). El departamento de comunicación de la cadena de Planeta tuvo la feliz idea de remontarse a los últimos sesenta y rescatar el single Proud Mary de los Creedence Clearwater Revival, luego interpretada por Tina Turner.

Bonus: Julio Iglesias le canta a la Teniente Ripley

Nuestro Bonus, no lo podíamos evitar, es este prodigioso ejercicio de extrañamiento que pudimos ver en las primeras temporadas de vida catódica de Cuatro. Corría el año 2007, y el canal se atrevió a programar la cuadralogía completa de Alien, desde El octavo pasajero de Ridley Scott, a la Resurrección dirigida por el francés Jean-Pierre Jeunet (y que a nadie se le ocurra meter en el mismo saco a las dos entregas de Alien vs. Predator). Para anunciarlo, ejecutaron una estrategia tan deliciosa como aterradora: modificar muy ligeramente la canción Alguien de Julio Iglesias para adecuarla al objeto de las promociones.

Con estos suaves acordes (y las inquietantes imágenes a las que acompañan), damos por concluido este Top Ten, aunque dejamos la puerta abierta en la sección de comentarios para todas aquellas aportaciones que nuestros lectores tengan a bien hacernos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba