Probamos 20 minutos las Google Glass

Ventajas e inconvenientes de este nuevo dispositivo electrónico de Google: son cómodas, su pantalla, poco invasiva y permite orientarse con los mapas con un solo golpe de vista. El problema de la privacidad, principal inconveniente

La periodista de ElDiario.es Marilín Gonzalo ha tenido la oportunidad de probar las Google Glass, las gafas inteligentes que ha desarrollado la compañía de Mountain View. A través de una entrada en Diario Turing, esta ha querido dar cuenta a los lectores de la experiencia de utilizar este dispositivo electrónico durante 20 minutos.

“La interfaz es lo suficimiente discreta como para que no moleste”

“Debo confesar que un arco de metal con un cubo de cristal a la altura de la ceja no me parecía interesante. Hasta que lo usé”. Si bien las gafas no tiene un aspecto exterior especialmente atractivo, destacana especialmente por su comodidad, así como por el hecho de “que su pantalla sea tan poco invasiva”: "La interfaz es lo suficientemente discreta para que no moleste”.

Varias opciones en el display: hacer una foto, vídeo, un hangout o buscar direcciones

La gran novedad que aportan las gafas de Google no es lo que hacen, sino cómo hacen lo que se les pide: “Para "encenderlas" o activar el display hay que mirar hacia arriba o decir "Ok Glass"”, prosigue con su particular tutorial. Al encender el display, un menú desplegable aporta varias opciones diferentes: hacer una fotografía, un vídeo, un hangout, o buscar direcciones. "Al deslizar las pantallas con el toque en la patilla derecha podemos ver la temperatura actual, las fotos que hemos tomado y más información de las búsquedas".

La facilidad para compartir todos estos archivos es total, aunque incluye un pero: "Todas las fotos que se envían desde Glass están geolocalizadas, sin la opción de desactivar esto", puntualiza la periodista.

“Uno se pregunta cómo vamos a volver a usar los mapas de otra forma”

Las gafas también permiten consultar los mapas de un solo golpe de vista. “Después de ver mapas en Glass uno se pregunta cómo vamos a volver a usar los mapas de otra forma que no sea en un ángulo de nuestra visión, teniendo que mirar abajo y otra vez enfrente para saber a dónde ir”. Esto le hace pensar a Gonzalo en que las Google Glass favorecerán que el usuario se distraiga menos, al no tener que detenerse para sacar el teléfono móvil, entrar en una aplicación...

¿Cuáles son entonces los inconvenientes de las Google Glass?

Claro está, también surgen problemas, inconvenientes o incomodidades en los veinte minutos de prueba con las gafas.De una parte, la falta de nitidez que notarán todos aquellos que necesiten graduación en la vista, un problema, este, que se antoja fácil de resolver (tan solo habría que agregar cristales graduados a la montura). Por otra parte, una batería que dura unas 3 horas, muy por debajo de lo que puede aguantar un teléfono inteligente.

El problema verdaderamente importante tiene que ver con la privacidad. “Todo lo que registras con Glass se comparte casi automáticamente”, dice. “También te geolocaliza automáticamente, no puedes quitarle la geolocalización a las fotos. Por el momento Google ha vetado la utilización de reconocimiento facial en el dispositivo”, añade.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba