¿Puede Netflix romper la tradición "pirata" de España?

Netflix puede llegar a Europa a partir de 2012 y, posiblemente, también a España el próximo mes de enero.

Pero, ¿qué es Netflix? ¿Cuáles son las razones y claves de su éxito económico y social? En este reportaje, Vertele.com les acerca a una de las plataformas online llamadas a revolucionar el panorama televisivo y cinematográfico y el consumo audiovisual a nivel mundial:

El videoclub que acabó con Blockbuster

Durante años, los navegantes de la Red, gracias a los numerosos programas de descarga y portales de streaming de discutida legalidad, han tenido acceso ilimitado a películas y programas televisivos a la carta, de reciente estreno y de cualquier corte, factura o nacionalidad.

El hábito de la bajada de contenidos sigue usándose en Europa y Asia pero en Estados Unidos esta tendencia ha sido silenciada, y no por el acoso policial y legal, sino por decisiones de consumo de la ciudadanía con acceso a Internet.

El responsable se llama, directamente, Netflix. Fundada en 1997, esta empresa comenzó sus actividades como un videoclub tradicional, ofreciendo el envío a domicilio de filmes y series. Contra todos los pronósticos de expertos y profesionales, la compañía impulsada por Reed Hastings superó en poco tiempo a su máximo competidor, Blockbuster.

Primera conclusión: Netflix logra acabar en pocos años con su competencia más directa, un rival que había sido el líder del mercado mundial y que terminó en bancarrota el pasado otoño.

Apuesta por la distribución online

Derrotada su competencia, Netflix constató que las oportunidades del negocio pasaban necesariamente por Internet. ¿El siguiente paso para Netflix? Llegar a la Red.

A lo largo de estos años, la empresa ha ido cerrando acuerdos para distribuir legalmente contenidos (películas, series, tv movies...) cedidos por productoras, televisiones o majors. Esta estrategia le ha llevado a tener, en la actualidad, 23 millones de clientes sólo en Norteamérica. Se ha convertido en el rey del mercado de pago, desafiando a cadenas de cable como HBO o Showtime.

[youtube Zi7qbixpi6A]

2011 es su año de gloria. Mientras recibe las alabanzas de Mark Zuckerberg, su presidente Reed Hastings, que se ha asociado con Microsoft y Facebook, se alza como 'la tercera personalidad del año' según la revista Time. Junto al posicionamiento mediático de su creador, Netflix ha sustituido al grupo The New York Times en el S&P 500, el índice que Wall Street tiene reservado a las 500 mayores compañías de EE.UU.

Menos de 16 dólares al mes por ver tus series y películas favoritas

Y ha conseguido otro milagro. En Estados Unidos, los espectadores han sustituido Emule, Megavideo, Torrent, etc. por el consumo legal y premium. ¿La razón principal? La suscripción que ofrece Netflix: El ciudadano americano paga 15.99 dólares por una tarifa plana que le permite disfrutar, vía streaming, en alta definición o envío a domicilio, de numerosos títulos televisivos como Glee, Padre de Familia, The Office, Dexter o Perdidos y una larga lista de éxitos cinematográficos de todas las épocas, incluyendo estrenos.

Y eso no es todo... Cada cliente puede ver lo que quiera, cuando quiera, como quiera y donde quiera (en su PC, televisor, móviles como iPhone, tabletas, videoconsolas –Wii, Xbox, Playstation-...). Netflix tan sólo exige a su público que sus dispositivos puedan conectarse a su portal oficial (https://www.netflix.com/), se hagan usuarios y efectúen los pagos cada mes - que a lo largo de los últimos años han rondado primero los 7.99$, después los 9.99$ y, en la actualidad, los polémicos 15.99$-. La empresa ha elevado así un 60% sus precios en su modalidad combinada de Internet + alquiler DVD, aunque por paquetes individuales.

Cuando el pago superó a la piratería en Estados Unidos

Si todavía no se creen la revolución que ha provocado esta plataforma, vean en este gráfico los datos aplastantes que ofrece la empresa Sandvine:

Con un 30% total de la tarta, Netflix mueve más tráfico que ningún otro servicio en USA: el triple que YouTube o BitTorrent, seis veces más que los vídeos Flash y que su competidor Hulu (el portal en el que FOX, NBC y ABC cuelgan sus series de manera gratuita para 'competir' contra Netflix).

Por primera vez en la historia de EE.UU, la mayor cantidad de tráfico audiovisual de Internet es de pago.

La rivalidad de Apple, Google y canales de cable complica sus estrategias

Netflix no lo tiene fácil, ya que en Estados Unidos hay mucha competencia. Apple TV, Hulu Plus, Google TV, Amazon, Qriocity y Ultraviolet, entre otros, son plataformas que compiten directamente con ella. Los analistas apuntan a que Apple, con sus últimas novedades, podría convertirse en líder del mercado.

La plataforma también tiene más frentes abiertos. Los canales premium parecen haber declarado a Netflix la 'Tercera Guerra Mundial' . Showtime y HBO ya no le ceden sus nuevos productos de éxito, por ejemplo. Las cadenas de cable ven un futuro muy negro y se juegan su supervivencia: Si Juego de tronos, Dexter y resto de series de cable son seguidas en Netflix, la audiencia podría evitar sus suscripciones a estas cadenas poniéndolas en peligro.

Netflix, '¿la quinta network?', apuesta por producción propia

Pero Netflix no se queda quieta y ya ha dado su siguiente paso: la apuesta por la producción propia. Esta nueva estrategia ha provocado que la prensa influyente ya la llame 'quinta network' ('cadena de televisión en abierto').

Su primer proyecto es House of Cards. Una serie dirigida por David Fincher (La red social) y protagonizada por Kevin Spacey (American Beauty), remake de una miniserie de la BBC emitida en los años noventa que exploraba la política británica en la era de Margaret Thatcher. La ficción se estrenará a lo largo de 2012.

Con producción propia, ¿puede Netflix convertirse en la 'quinta cadena', acompañando a ABC, FOX, NBC y CBS? ¿Esta apuesta trastocará el futuro de negocios de cable como Showtime, HBO o AMC?

Los derechos de autor y el consumo ilegal, frenos para su llegada a España

El desembarco de este gigante, que se presentaba hasta ahora como una incógnita en nuestro país, ya ha cruzado fronteras hasta Canadá y llegará este verano a Latinomérica.

El diario francés Le Figaro aportaba más novedades, ya que el pasado mes de junio anunciaba que los siguientes destinos serán europeos: a España le tocará en enero de 2012 y, a principios de 2013, a Francia y a Gran Bretaña.

Pero las previsiones no están tan claras. En enero de 2011, la Asociación de Internautas desvelaba que los problemas de la compañía para entrar en España son los abusivos derechos de autor, que representan un coste de 2 a 3 veces mayor que en países de nuestro entorno, como Francia o Alemania. A ello, hay que sumarle que España es una de las potencias "piratas" del mundo.

No obstante, Pedro Pérez, presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (Fapae), confirmó que "Netflix ya ha establecido contactos con personas que están en esta sala", tal y como dijo a los presentes en el Foro de la Nueva Cultura celebrado recientemente. Asimismo, invitó Ametic (patronal de las empresas tecnológicas) a aunar esfuerzos para organizar una oferta que compita con la de este gigante, a la que hay que añadir la entrada de la plataforma sueca Voddler (el Spotify del cine) que ya opera en España y ofrecerá definitivamente sus servicios a partir de otoño.

Por consiguiente, las preguntas sobre su hipotética llegada están servidas: ¿Netflix costará el equivalente en euros a 7.99 dólares como sucede en Estados Unidos? ¿Qué acuerdos conseguirá con compañías nacionales? ¿Los clientes españoles podremos tener la misma calidad y catálogo?

Los usuarios de Vertele.com opinan

Vertele ha preguntado a sus lectores en Twitter sobre el desembarco de Netflix:

La mayoría desconocen el funcionamiento y la lógica del negocio de la plataforma, pero muchos se atreven aventuran que la propuesta es atractiva.

Otros destacan que que están dispuestos a pagar por calidad y buenos paquetes que incluyan series americanas con versión original subtitulada, a ‘ritmo USA’, música y emisiones deportivas en directo (Netflix ha confirmado que la compañía en principio no entrará en derechos deportivos).

Entre los twitteros hay dos posiciones claras: por un lado, que Netflix no evitará la piratería ("Mientras existan lugares como series o películas Yonkis o cinetube… tiene poco que hacer en España") y, por otro, la posibilidad de que revierta la tendencia ("Piratear cuesta esfuerzo. ¡Si Netflix es bueno, fácil, barato y rápido -y ofrece cine y series de estreno- arrasa!").

Se instale o no en España, Netflix es el reflejo de los tiempos, de los nuevos hábitos sociales y una muestra de que el sector audiovisual está evolucionando hacia nuevos horizontes.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba