Crítica Vertele

'Adivina qué hago esta noche' o cómo Mediaset aprovecha los retales de 'Got Talent'

'Adivina qué hago esta noche' o cómo Mediaset aprovecha a los retales de 'Got Talent'
'Adivina qué hago esta noche' o cómo Mediaset aprovecha a los retales de 'Got Talent'

El estreno del nuevo concurso de Cuatro demostró la capacidad de Fremantle por seguir descubriendo nuevos talentos, pero presentó una dinámica repetitiva y demasiado similar a la de El Concurso del año

Adivina qué hago esta noche se ha estrenado en el prime time de Cuatro con la conducción de Santi Millán y el actor Pablo Chiapella como famoso invitado.

El nuevo concurso es un formato original de Fremantle (España) creado conjuntamente con Mediaset. Una idea que parece concebida para dar salida a todos esos participantes del casting de Got talent que no lo pasaron. 

El buen ritmo de las pruebas, la pizpireta primera concursante y el momento de la revelación de los talentos fueron los puntos fuertes del estreno. Mientras que la excesiva repetición de la dinámica, la falta de implicación de la estrella acompañante y la gran similitud con El concurso del año se convirtieron en sus claras debilidades. 

Un equipo de casting experto en talento

Si por algo destaca Fremantle es por su capacidad de encontrar el talento de nuestro país. Y lo ha vuelto a demostrar: acróbatas con cadenas, jóvenes bailando punk rock, levantamiento de piedras y hasta bailes con los dedos han sido algunos de los curiosos números que han pasado por el escenario. 

Además, el participante con talento no se mostraba desde el principio sino que muchas veces sorprendía al desvelarlo con una actuación totalmente contraria a su apariencia. Eso fue lo más novedoso de la apuesta. 

Una de las participantes del concurso
Una de las participantes del concurso

También supieron escoger a su primera concursante: Lorena, la novia de un exmiembro de la banda infantil Bom Bom Chip. Una vivaracha joven que con su expresividad facilitó el trabajo de Santi Millán para estimular una dinámica de concurso demasiado repetitiva. 

¿Programa para prime time?

Pero la elocuencia de la concursante dejaba en evidencia un gran fallo del programa: la inútil labor de la estrella ayudante. Lejos de apuestas como Password o Pasapalabra en las que el famoso se puede lucir (o todo lo contrario) con sus conocimientos y es imprescindible su labor para la suerte del concursante, en este caso Chiapella estuvo junto a la joven sin función alguna.

Si, en cambio, Lorena hubiera jugado con un familiar o su pareja, las discusiones entre ellos y los triunfos contendrían una emoción -y storytelling- que ha faltado en el estreno. 

Pablo Chiapella, junto a la concursante Lorena
Pablo Chiapella, junto a la concursante Lorena

Pero quizá eso hubiera acercado aún más Adivina qué hago esta noche a El concurso del año con el que son casi idénticos, cambiando la edad por el talento. Por lo que, acortando el número de actuaciones y sin la ronda final, esta apuesta bien podría colocarse en las tardes de Cuatro, más que en un prime time que pide sorpresas mayores. 

Las actuaciones más destacadas

Dos fueron las actuaciones aplaudidas tanto por la concursante como por los espectadores en las redes. 

Por un lado las hermanas Jacqueline e Isabel que actuaron junto a su padre haciendo acrobacias

Y Elisabeth que demostró su soltura con el handpan tocando el tema de la cabecera de Juego de tronos.

También llamó la atención la aparición de Sergio Alcover, el coreógrafo de la anterior Fama, que fue a desvelar su talento oculto: bailar con los dedos. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba