Supuesto altercado días antes de su entrada a 'GH VIP' Aída Nízar, denunciada por 'agredir y amenazar de muerte' a una recepcionista

Aída Nízar en GH VIP
Aída Nízar en GH VIP

Unos hechos que habrían ocurrido en un hotel de Granada, tras alertar la concursante de 'GH VIP' de un robo en su habitación de hotel

La audiencia de 'GH VIP' decidió anoche que Aída Nízar debía salir expulsada de la casa. La polémica concursante ponía así punto y final a su breve paso por el reality, en el que apenas ha permanecido un par de semanas. 

Sin embargo, esta prematura expulsión es el menor de sus problemas. Y es que Aída habría sido denunciada "por amenazar de muerte a una recepcionista del hotel Ziryab, situado en la estación de esquí de Sierra Nevada", tal y como informa Granada Digital.

En concreto, el establecimiento se encuentra en Pradollano, localidad granadina donde este pasado mes de enero, antes de entrar en 'GH VIP', la propia Aída denunció el robo de 174.000 euros tras ser forzada la caja fuerte de su habitación. 

Según el citado medio, tras percatarse de este hurto, Aída se habría presentado rápidamente en la recepción del hotel para alertar de lo sucedido y dar parte a la Guardia Civil. 

Aída habría "golpeado y dado manotazos" a la recepcionista

Pero más allá de esto, la polemista habría entrado en el puesto de recepción para comenzar a "golpear y dar manotazos" a la recepcionista, dirigiéndose a ella "con alto tono de voz" y diciendo que "estaba compinchada, que era una ladrona", según recoge la denuncia, a la que ha tenido acceso Granada Digital. 

Dentro de este supuesto altercado, Aída también habría agredido con "patadas en las piernas" a la empleada del hotel, diciendo de ella "que era "una hija de puta", que la iba a "matar" y le iba "a abrir la cabeza"", según informa el medio granadino en base al documento. 

Además, la ya exconcursante de 'GH VIP' habría salido de nuevo a la recepción para afirmar que los trabajadores del hotel eran “unos ladrones”, aconsejando que “no dejaran nada en las habitaciones” porque se lo iban “a robar”. 

Denuncia "amenazas" y "dos patadas en las espinillas"

La Guardia Civil, por su parte, intentó "aplacar la tensión existente y templara los nervios de Aída Nízar", quien querría que "saliera la persona autora de los hechos". 

Por otro lado, "en un despacho del hotel" se realizó "una entrevista para identificar y localizar a la presunta autora de la apropiación del dinero". Finalmente, resultó ser "un empleado de mantenimiento", quien habría reconocido haber sustraído el dinero, y que fue al hotel con el mismo. 

Antes de esta confesión, Aída habría continuado "inculpando de la complicidad de los hechos a la recepcionista". Habría sido entonces cuando ésta última dejó clara su intención de denunciarla "por increpar a los clientes que tenía atendiendo en recepción, entorpecer su trabajo y desacreditarla delante de los clientes, tachándola de ladrona y cómplice de los hechos". 

Unas acusaciones que, a su vez, podrían haber disgustado sobremanera a Aída Nízar, que no solo elevó la voz presuntamente, sino que se habría abalanzado sobre ella para propinarla "dos patadas en las espinillas", según expone la denuncia. 

Etiquetas

Volver arriba