Venganza tras el divorcio del tenista Alba Carrillo airea en 'Deluxe' sus prácticas sexuales con Feliciano López

Alba Carrillo en 'Deluxe' (Telecinco)
Alba Carrillo en 'Deluxe' (Telecinco)

La televisiva modelo ('Hable con ellas', 'Amigas y conocidas') reapareció en un plató de Telecinco y no se reprimió contra su ex, tampoco en lo más íntimo ('Nuca fue para tirar cohetes'... 'no es muy fogoso'...'me preguntaba si era gay'...). Y así lo tuitean desde la web del programa, junto a otros mensajes llamativos sobre cómo proceder en la entrevista y sobre las lágrimas al final de la invitada

Alba Carrillo fue la protagonista del 'Deluxe' del último viernes de febrero, en una de las entrevistas más esperadas para los espectadores del programa. La modelo habló sin cortapisas de su relación con Feliciano López y de su mediática separación, sin escatimar en detalles sexuales e íntimos sobre el tenista.

La índole de los comentarios motivaron una actitud agresiva por parte de los colaboradores del espacio producido por La Fábrica de la Tele, con Kiko Matamoros como uno de los más vehementes en sus críticas.

La que fuera también presentadora de 'Hable con ellas' en su segunda etapa en Telecinco narró su vida marital con el deportista, a quien calificó con baja nota: "Nunca fue para tirar cohetes", llegó a decir. "No es muy fogoso". Carrillo llegó a preguntarle a su exmarido "si era gay" por el hecho de que no quisiera tener relaciones con ella.

Eso sí, en su relato no faltaron otras confesiones de similar índole: la que más llamó la atención fue su aseveración de que tuvieran por rutina practicar sexo mientras veían el 'Deluxe'. "¡Somos tan fans!", exclamaba el programa en redes sociales. Carrillo también aseguró que López le propuso hacer un trío.

Fuera de estos comentarios íntimos, la entrevistada cargó también contra quien fuera su suegra y su exfamilia política: "Me veían como a un jarroncito sobre el que poner flores", sostuvo. "Vivíamos en una casa alquilada donde ahí aún fui feliz. Cuando llego a la casa mansión, me encuentro a mi suegra opinando de absolutamente todo. Tuvo trifulcas con la decoradora y yo intentaba mediar porque al principio no lo veía tan grave. Es a raíz de entrar yo en la familia que ellos me vieran más como una amenaza", narraba.

"Ellos tenían llaves y ellos venían a su antojo. Salía de la ducha en albornoz y me encontraba a mi suegro en mi habitación... Al final llegué a normalizar lo anormal", continuó.

Además, Carrillo explicó que nunca pensó que fuera a aguantar la situación. "Tuve que estar ingresada en la clínica López Ibor porque no podía ni dormir. Estuve un día porque mi madre decidió llevarme a su casa", explicó. "Feliciano no lo sabe. Si lo está viendo se estará enterando ahora. Era una persona que no tenía en cuenta muchas cosas de mí y de mi hijo", manifestó.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba