Entrevista Vertele Alfonso ("OT 2018"): "Tenía clara la expulsión, Sabela es de Galicia y yo venezolano"

Alfonso en la segunda gala de "OT 2018"
Alfonso en la segunda gala de "OT 2018" GTRES

Hablamos con el primer expulsado de esta edición, que se despidió tras cantar "All of Me": "Soy un amor de persona pero también a veces voy muy metido en un personaje", reconoce. Sobre los fallos de sonido y el nivel de esta segunda gala del curso: "Nada puede ser perfecto pero creo que todo fue bien"

¿Cómo te sientes después de la expulsión?

Echo en falta estar con mis compañeros en la academia, comer aguacate por la mañana... pero luego también estoy muy feliz y contento por todo lo que está pasando fuera que no sabía que había tanta gente apoyando. Estoy muy emocionado.

¿Cómo te viste al llegar a la gala con esa versión de "All of me"?

Me sentí bien cantándola porque era una versión que había hecho anteriormente, pero lo hice también porque el jurado cuando me nominó me pidió que hiciera otra cosa: una balada, una en la que transmitas mucho más que baile y moverme, que es lo que había hecho desde el casting final. Por eso escogí esa canción.

Baladas me sé muy pocas, y ["All of me"] fue la primera que me vino a la cabeza. Y en el momento de nominaciones te lo preguntan nada más salir de plató, y la que tienes en la cabeza la sueltas y, una vez lo haces, ya no puedes cambiarla. 

Después de decidir cantar esa me sentí un poco inseguro pero, como ya lo había dicho, tiré para adelante. Siento que a la hora de cantar aproveché toda la técnica vocal, pero no me convenció del todo el hecho de estar siempre en el mismo sitio del escenario, de pie. Y eso me chocó un poco.

¿Si te hubieran dado la posibilidad de elegir otra canción distinta a "All of me" la habrías cambiado?

Sí, pero de haberla cambiado lo haría hecho por Calipso o por cualquier otra canción movida e iba a volver a ese bucle, a lo mismo. Era esa y punto.

Manu Guix publicó un mensaje en Twitter diciendo que le costaba escuchar tu canción por la letra que habías elegido. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Tiene razón porque esa versión la he escrito yo produciéndola en internet con lo que pude, y luego cambiando algunas palabras tal vez no tenga el mismo poder para escucharlo y entenderlo. A mí me pareció medianamente bien cuando la hice hace dos años y, a la hora de proponérselo, me sugirió que cambiara algunas palabras que no sonaban bien cantando, porque tal vez hablando puede que suene bien. 

Él es un profesional y un maestro, así que obviamente tengo que hacerle caso. Todos los consejos que me dio los recibí.

¿Consideras que tener un estilo musical tan definido te ha podido perjudicar de cara a la audiencia? ¿Crees que hay prejuicios hacia el reggaetón en este tipo de programas?

No, creo que incluso había mucho público que estaba contento con la oportunidad porque el Operación Triunfo nunca se había visto algo igual. Quiero recalcar que canto de todo; lo que más me gusta es la música movida, la música latina, pero canto de todo y creo que eso fue lo que vio el programa en mí en cada casting. 

Cuando entras en la academia las cosas cambian por completo: hay que vivirlo para saberlo, pero varían muchas cosas.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido de la academia?

El estar aislado por completo. Es impactante. Desde fuera no se ve igual pero cuando lo vives es brutal. Al principio con los compañeros se conversa, nos damos fuerza entre nosotros... pero van pasando las noches, va pasando el tiempo y cuando te quitas el micrófono para dormir hay un momento muy emocional en el que hablas de todo, te desahogas diciendo que echas de menos a tu madre, a tu perro...

Lo que me ha marcado es eso, llevar el micro 12 horas al día; desde que te despiertas hasta que te vas a la cama. Es muy complicado.

¿Te ha dolido ser expulsado con un 21.2% de porcentaje de votos?

No, lo tenía claro, porque si hablamos de mi compañera Sabela, ella es de Galicia y yo soy venezolano -llevo tres años aquí en España. Si es por votación y las votaciones solamente son en España, obviamente la van a votar más a Sabela. A mí me conoce muy poca gente.

¿Crees que te ha perjudicado la app del programa que no permite que se realicen votos desde fuera de España?

Es lo que hay. Si es una normativa que tiene el programa yo no puedo cambiarla. Más bien debería estar agradecido por la oportunidad. No lo veo como una traba para continuar; las cosas son como están.

Ha salido hoy la normativa para representar a España en Eurovisión. Si te dieran la oportunidad, ¿te gustaría representar a España en el festival?

Por querer, quiero. Para poder tendría que trabajar mucho, pero es muy complicado. Y yo ya tengo a mi favorito de Eurovisión y eso no me lo quita nadie de la cabeza: Noelia. 

Pese a ello, ¿qué estilo llevarías a Eurovisión de resultar elegido?

Iría con mi rollo rápido, una canción pop. Tal vez no pueda ser algo latino porque lo entiendo, pero iría con algo pop. Cuando me sacan de mi zona de confort me siento desnudo, lo juro.

Mimi fue la primera expulsada de OT 2017 y eso no la impidió convertirse en un ídolo de masas. ¿Cómo ves tu futuro a partir de ahora?

Ahora mismo lo que pienso es salir y trabajar mucho, buscar oportunidades, hablar con productores... aprovechar al máximo hasta la más mínima oportunidad porque no puedo dejarla pasar. Y Mimi es un ejemplo brutal; estuve la semana un poco decaído por el tema de la nominación, pero después de hablar con Mimi me dio mucha fuerza. 

Y es que es verdad. Operación Triunfo no es llegar a la final, es todo esto. Hemos pasado tantos filtros de casting que ya me siento afortunado aunque me vaya el primero. De verdad que estoy súper feliz. 

Además de tu candidata favorita para Eurovisión, también crees que Noelia ganará OT 2018. ¿Por qué tienes esa convicción?

Todos somos buenos, y con esto no quiero decir lo contrario, pero Noelia tiene una voz que me gusta mucho, tiene mucho potencial. Y es una tía que es muy profesional en lo que hace domina el góspel, el flamenco, la música latina... lo hace todo. Y siento que para Eurovision necesitan a una persona con muchísima versatilidad.

Operación Triunfo 2017 fue un fenómeno. Con el listón tan alto, ¿había preocupación entre vosotros por el éxito que pudiera tener el programa, por igualar los datos de hace un año?

Nada. No sabemos nada, incluso cuando me quitan el micro y me voy de la Academia, lo primero que le pregunto a una chica de protocolo fue que cómo iban las cosas, porque allí no nos dicen nada. Me dijeron que iba bien. Y claro, luego al coger el móvil ves toda la locura. Ves también las cosas negativas, pero yo paso de eso. 

¿Estás preparado para afrontar las críticas?

Me estoy preparando (risas) No lo he leído todo, solo un par de cosillas. Buenas he leído un montón. De las malas intento pasar, es lo mejor. No le puedes caer bien a todo el mundo.

Durante tu paso por la academia, te hemos visto más contenido de lo que te vimos en los castings. ¿A qué se ha debido? ¿Ha pasado algo?

Me pasa al estar en la academia que empiezo a rallarme por el tema del micro, las cámaras... Sabes que te están grabando y eso es mucha tensión para el cuerpo. Y también que me hace falta mi familia, necesito hablar con mi madre en Venezuela. Me sentí doblemente separado, ya de por sí, y en la academia tenía preocupación de lo que pasara fuera, si mi familia estaría bien... Me dejé llevar mucho por eso, tal vez si no me hubiese hecho hubiese estado más animado.

¿Crees que hubieras podido aguantar más con otra actitud más alegre?

No lo sé, no te lo puedo decir (Risas).

¿Qué canción hubieras querido cantar de haber proseguido en el concurso?

Me hubiese gustado cantar Calipso de Luis Fonsi porque la tengo entre ceja y ceja. También me hubiese gustado Estamos bien de Bad Bunny, me encanta y es uno de mis artistas favoritos.

¿Cómo vivisteis Sabela y tú la nominación?

Desde el momento en que me nominan intenté ver el lado positivo. Soy una persona que intenta buscar el lado bueno a las cosas. Le dije a Sabela que estaba trabajando duro para hacer mi última canción y sin intención de rivalizar, de que estuviéramos compitiendo. La última semana la pasé bien con mis compañeros y con Sabela lo que hice fue unirme más. Hicimos el dúo y fuimos los nominados de esa noche, y para ambos era complicado, ella no estaba en su zona de confort, aunque yo sí. Sabela no estaba bien y me decía que en la gala 0 había cantado una bachata y en la siguiente un reggaeton, y que necesitaba cantar otra cosa. A veces se rallaba un poco. Tiene mucho carácter y cuando antes de la nominación preparábamos Échame la culpa, intentaba decirme todo el rato: "Esto lo haces así, esto lo haces así".

¿Hay competitividad entre los concursantes?

Nada, un rollo increíble. Incluso antes de entrar al concurso pensaba mucho si encajaría con personas con una cultura distinta a la mía. Pero ha sido fenomenal, no me quejo de ninguno, me han tratado muy bien y al revés yo también los he tratado fenomenal.

¿Te han parecido justas las nominaciones de esta semana?

Ellos son profesionales y ven quién lo hace bien y quién lo hace mal. Es cuestión de perspectiva. Tal vez yo hable desde el cariño, porque todo se han convertido en una familia para mí. Esas dos nominaciones me duelen, porque a los dos los quiero muchísimo.

¿Con quién te hubiera gustado hacer un dueto y con qué canción?

Con África he tenido en mente hacer un dúo y cuando esté en casa tendré que hacerlo. Aunque sea en casa para grabarlo y para subirlo a YouTube (Risas) Y luego con Dave, que es que tienen un arte... me ha enseñado cosas de Andalucía que es que estoy enamorado. Y me ha dicho que cuando saliésemos de OT teníamos que hacer cosas juntos. 

Si tuvieras que decantarte por Dave o por África, ¿quién dirías que será el próximo expulsado?

No lo sé, va a ser muy difícil y lo voy a pasar mal viendo la gala. 

¿Qué ocurre cuando se apagan las cámaras de OT por la noche y estáis en la intimidad? ¿Qué puedes contar de la cara oculta del programa?

Lo primero es que decimos muchos tacos en la habitación para desahogarnos (risas). Pero sigue siendo igual salvo que nos ponemos un poco más melancólicos y algunos lloran porque echan de menos a su pareja, a su familia... pero nada más. No queremos mostrar tanto drama ante la cámara; por el día lo pasamos genial, desconectas por completo, pero luego llegas a la noche y cuando ves en la cama que no está tu chico ni tu chica...

Se ha hablado mucho de la gala de este miércoles, pero no precisamente para bien. Se ha criticado el nivel de las actuaciones, el reparto de temas por considerar que no fue el apropiado, además de los problemas que hubo con el sonido. Bajo tu punto de vista, ¿qué crees que ha podido fallar para que todo acabara así?

Yo con el tema de sonido me escuché fenomenal; te hacen muchísimas pruebas antes y se encargan de que sea perfecto. Ensayamos dos días seguidos en plató donde te lo marcan todo, te miden el volumen, y yo la verdad es que me sentí bien. Mis nervios luego ya es otra cosa. 

Desde mi punto de vista el sonido estuvo fenomenal, en la actuación de mis compañeros como la de Marta se le va un poco el micro; una pequeña excepción. Nada puede ser perfecto pero creo que todo fue muy bien.

Uno de tus comentarios fue calificado de "machista" fuera de la academia. ¿Hay algo que quieras decir o aclarar al respecto?

Ahora que he salido me he dado cuenta de que sonaba como un comentario machista. No lo hice con esa intención, lo hice en plan broma. Sé que soy responsable de lo que digo, pero también la gente tiene que ser responsable de lo que interpreta; puedes engancharte en dos palabras, si hay una conversación y un filo que seguir no puedes enfocarte en una sola cosa.

¿Cómo voy a ser machista? ¿En qué cabeza cabe eso? Hubo un momento en el salón en el que Sabela me preguntó por qué si era gay escribía canciones para las mujeres -soy compositor y siempre que compongo hablo de la mujer-, y le digo que porque la mujer me parece lo más preciado que tiene el mundo. Que yo vengo de una mujer.

Creo que también mi manera de ser... porque yo soy un amor de persona pero también a veces voy muy metido en un personaje e intento ser chistoso; hay gente a la que le hago gracia y gente a la que no, pero es que no puedo caerle bien a todo el mundo. Aparte que tengo un acento totalmente distinto y prácticamente un idioma distinto y hay gente a la que le costará entenderlo. Mis compañeros de la academia me entendían perfectamente porque ya llevábamos mucho tiempo juntos, pero al principio no fue fácil. 

Pero claro, hay gente que no me conoce y que ve el primer comentario y ya se lo toma de engreído. Es como por ejemplo aquí un colega te dice que no seas cabrón, y para vosotros no es una gran palabra, pero lo dices en mi país y no veas la que se arma. 

Recalco que no soy machista. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba