Televisión Pública

Álvaro Zancajo se blindó con una reducción de jornada 3 días después de saber que el PP saldría de RTVE

Álvaro Zancajo
Álvaro Zancajo (Foto: RTVE)

Una sentencia estima parcialmente la demanda del exdirector del Canal 24 horas contra la Corporación por su cese del contrato de "alta dirección" y obliga a pagarle 25.000 euros (pedía 160.000) y a readmitirle de forma "inmediata" en sus "anteriores condiciones de trabajo". La reducción de jornada por cuidado de hijo a la que se acogió al poco de aprobarse el decreto que renovaría RTVE le blinda ante modificaciones de circunstancias de trabajo. La Corporación recurrirá la sentencia.

Una sentencia del Juzgado de lo Social número 6 de Madrid estima en parte la demanda de Álvaro Zancajo, exdirector del Canal 24 horas, y declara nulo su cese como directivo por estar en situación de reducción de jornada por cuidado de hijo. El fallo obliga a RTVE a indemnizarle con más de 25.000 euros -pedía 160.000- y a reponerle con "carácter inmediato" en sus "anteriores condiciones de trabajo". 

Según ha podido saber VERTELE, Zancajo se acogió a la reducción de jornada por cuidado de hijo el 25 de junio de 2018, solo tres días después de que se aprobara el Real Decreto del 22 de junio para la renovación del Consejo de RTVE tras la moción de censura contra Rajoy y que supondría la pérdida del control del PP de los nombramientos en la Corporación, y por lo tanto, su más que probable salida de la dirección del 24 horas.

De esta forma, con el blindaje que le proporciona estar en estas circunstancias, presentó una demanda en los tribunales por "contrato de dirección fraudulento", un contrato que fue firmado por la anterior dirección y por el que cobraba cerca de 120.000 euros anuales. Una vez que se le concedió la reducción de jornada, pasó a cobrar algo más de 100.000 euros hasta su cese.

Álvaro Zancajo tenía un contrato de "alta dirección",algo totalmente inusual dentro de la Corporación. Llegado desde Antena 3 y contratado a final del año 2016, se le otorgó este cargo a pesar de que no hay ningún otro director de canal de radio, televisión o web, que tenga esa representación en la cúpula directiva. El cargo está reservado para las personas con más altas responsabilidades, como directores generales, de grandes departamentos o financieros.

Zancajo fue cesado de su puesto de director del Canal 24 horas tras la llegada de Begoña Alegría a la dirección de informativos, al ser nombrada Rosa María Mateo como administradora única. Fue entonces cuando se le cesó de su cargo como alto directivo y pasó a trabajar como redactor en el Informativo Territorial de Madrid. 

A pesar de que desde la llegada de Mateo varios directivos cesados han acusado de "purga" ideológica a la actual dirección por despojarles de sus puestos, la sentencia desecha la existencia de una conducta discriminatoria y de que haya razones ideológicas, considerando que la medida adoptada por RTVE responde a la renovación del equipo directivo.

La sentencia asegura que "no han quedado acreditados daños y perjuicios del actor que puedan cuantificarse en la cantidad reclamada ascendente a 160.000, considerándose adecuado condenar a la demandada a abonarle por los perjuicios económicos sufridos". Así, se hace el cálculo entre la diferencia de la retribución que percibía como alto directivo y la que pasó a cobrar como redactor, estimándose una indemnización de unos 25.000 euros.

Aunque el fallo recoge que "lógicamente, la demandada [RTVE] no estaba obligada a perpetuar al actor en su cargo indefinidamente",  se declara nulo el cese "al concurrir el dato objetivo de que el actor estaba acogido a una reducción de jornada al amparo de lo previsto en el artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores".

RTVE ha confirmado a VERTELE su intención de recurrir la sentencia ante el TSJM.

Esta mañana, Zancajo daba a conocer parte de la sentencia a través de Twitter, acompañando la captura con un mensaje: "No todo vale".

Lluvia de denuncias por el cambio

La estrategia de demandar a la empresa ha sido llevada a cabo por numerosos excargos directivos afines al PP en RTVE o bien para conseguir una indemnización o para tratar de quedarse en sus puestos, tal y como adelantó en exclusiva VERTELE. Es el caso de el exdirector general corporativo de RTVE Enrique Alejo, que ha demandado por despido improcedente mientras en paralelo aspira a presidir la Corporación. El exnúmero dos reclama también una indemnización de unos 18.000 euros.

Carmen Sastre, exdirectora de contenidos informativos, pide 70.000 euros por "modificación sustancial de las condiciones de trabajo", mientras que Cecilia Gómez, hasta su cese subdirectora de Economía y que descalificó al Consejo de Informativos por su ideología "militante de izquierdas", esgrime que es víctima de una "purga" y pide 50.000. Víctor Arribas, expresentador y exdirector de La Noche en 24 horas, reclama 60.000 euros y la nulidad de su despido por haber sido "discriminado" ideológicamente.

Las demandas tendrán que resolverse en los juzgados de lo Social en las próximas semanas.

Previamente, mediante la vía judicial consiguieron mantener su puesto en RTVE Julio Somoano, exdirector de informativos y exdirector de El Debate de La 1, y Elena Sánchez exsubdirectora de La Mañana de La 1.

El que fuera director de los Telediarios, José Gilgado, perdió por su parte la demanda contra la Corporación con la que pretendía quedarse como indefinido y mantener el sueldo de más de 100.000 euros que tenía como directivo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba