ENTREVISTA VERTELE Antonio Castelo: 'Vivimos un tiempo oscuro para la comedia en televisión'

Antonio Castelo, al frente de 'Comedy Central News'
Antonio Castelo, al frente de 'Comedy Central News'

Charlamos con el cómico, que vuelve con la segunda temporada de 'Comedy Central News' (jueves 23:50 horas). "Esta temporada es más "programa", lo hemos acercado a lo que sería un late night, con público en directo", comenta, y se queja de la ausencia de formatos como este: "Creo que de verdad hay hueco en la televisión en abierto para esto". Nos explica el papel de los nuevos colaboradores, de entre los que destaca Edu Galán (Mongolia) como el 'Enrique de Vicente del programa'

Mañana llega la nueva temporada de 'Comedy Central News'. Más allá de los temas, ¿qué trae de nuevo esta temporada con respecto a la anterior?

Buena pregunta. Creo que esta temporada es más "programa". Hemos tratado de acercarlo más a lo que sería un late night, con público en directo. Ha crecido un poco. Hay gradas, tenemos más cámaras en plató. El programa es un poco mejor.

Además, tenemos la novedad en el equipo: ha llegado Edu Galán, que es el director de Revista Mongolia, Eva Redondo, Pilar de Francisco y Valerio Ros, y siguen el cómico Miguel Iribar y Manuel Burque.

¿Cómo cambia la dinámica al tener el público en plató?

Cambia un montón, tanto para el cómico como para los colaboradores. Este programa podríamos hacero enlatado y editado con chistes en silencio, a saco como un youtuber. El año pasado se usó el silencio como un espacio para que la gente se riera al verlo. Pero a todos nosotros lo que nos gustaba era estaba dinámica. Decir algo y ver cómo el público se ríe o no. Si no se ríe, yo puedo reaccionar: "¿Este no os ha hecho tanta gracia?". Gana en espontaneidad.

Pero no es nada fácil gestionar al público. Están muchas horas teniendo que estar atentos y se cansan porque no están trabajando. Es complicado y es caro. Puede verse como un lujo absurdo para nosotros, pero no lo es. Era una petición de todos, no solo mía, y creo que el programa es mejor ahora. Quizás no está bien que lo digo, pero este año estoy mucho más contento con el programa, me gusta más que el del año pasado. Vaya luego bien o mal, pero creo que está mejor, y así se lo decía al director, a Álex Navarro. Hemos encontrado la fórmula del programa. Ahora ya podemos decidir si hacemos más programas, o si lo hacemos más bestia; puede ser diario, o semanal o una temporada, como hemos hecho al final, pero hemos dado con el programa.

En relación a lo que comentas de los late shows, es un formato que ha desaparecido de la televisión en abierto, y que parece haber quedado solo para la televisión de pago, como es este caso o el de Buenafuente con 'Late Motiv' en #0. ¿Es un género que ya solo tiene espacio en estas plataforma?

Tristemente creo que sí. Los hechos lo demuestran. Los late shows están ahora solo en Comedy Central y en #0. Fuera de eso es imposible. Siempre me he quejado de que esta situación, de que no haya estos espacios en televisión en abierto. Ahora mismo soy una de las tres personas que tiene la suerte de tener un formato de late night, junto con Andreu [Buenafuente] y David [Broncano]. Me siento afortunado y es acojonante, pero también me da miedo.

No creo que la gente no quiera esto. A la gente le gusta, lo sigue y funcionan guay. No sé por qué no hay más late shows. Creo que vivimos un tiempo oscuro para la comedia en televisión. Solo tenemos el pago. En cambio, en la radio es un tiempo dorado para los cómicos, tanto como colaboradores como presentadores. Todos tenemos formatos. Yo tenía mi late show en la SER ['Antonio Castelo domina el mundo'], ahora hago 'Yu', que parece un programa de MTV juvenil con cómicos; está 'La vida moderna' de David; Andreu está en la SER... Ahora mismo los tres que tenemos late shows en televisión de pago tenemos también un programa de humor propio en la radio, es acojonante. Pero solo hay hueco ahí, en televisión de pago y en radio.

Creo que de verdad hay hueco en la televisión en abierto para esto. A todo el mundo le gusta. Pero es complejo. A mí me llama la atención que poco a poco lo cómico se concentra en un horario. Ahora se mantienen 'Zapeando' y ha llegado 'Dani & Flo' a la sobremesa, y que no se muevan de ahí. Ahora se puede hacer comedia a mediodía. Ha ido colonizándose poco a poco ese horario. ¡Jolín, molaría lo mismo por la noche!

Lo pienso y hace tiempo estaba 'Uau!' de Santi Millán, donde estábamos David y yo, Andreu en laSexta, 'Noche Hache'... Y funcionaban.

¿Puede tener que ver en esta dificultad para que el formato vuelva a las noches las turbulencias que han tenido últimamente programas de televisión como 'El Intermedio'? ¿Hay temor a ofender?

Me lo preguntan mucho y me da miedo. Está tan candente... Yo siempre he hecho el mismo tipo de comedia. Es mi voz y mi estilo, muy cabrón y muy incisivo. No es premeditado, es como te va saliendo. Al fin y al cabo de eso va la profesión de cómico, de decir lo que nadie te dice. Luego puede llegar cualquiera y decir que no le has gustado, que le has ofendido, que me vas a denunciar... Pero el humor tiene que existir.

En ese sentido, ¿había reparos en tratar ciertos temas en 'Comedy Central News', por si resultan ofensivos? Para empezar, tenemos el de "El negocio de la muerte"...

Creo que por nuestra parte no. Por ejemplo, uno de los programas está dedicado a la marihuana, que no es un tema que nadie se atreva a tratar, ahora que se va a legalizar en España la marihuana medicinal. Por ejemplo, 'El negocio de la muerte', que es con el que abrimos, va sobre lo caro que es morirse en España. Es el país donde más caro es morirse. No sé, son temas interesantes y polémicos. En ese sentido, hay temas que no hemos tratado como la eutanasia, por ejemplo. Podríamos haber hecho ido aún un poco más allá o haber hecho muchísimo menos. Estamos en un punto bastante equilibrado.

Estoy orgulloso de lo que contamos y de cómo lo contamos. Estamos siendo honestos en nuestro tratamiento. Por ejemplo, hay temas muy interesantes como el de Elon Musk y el de la Deep Web, y otros que va a la par que la actualidad, como la marihuana o la gentrificación. Y hay otros más polémicos. No hay tapujos a la hora de escoger temas, el programa es bestia y es guay, y sin censura.

En cuanto a ofender, ahora el nivel de ofensa e ilimitado. No pienso en ofender, pienso en ser buena persona y no avasallar a los demás.

¿Hay algún macrotema que no hayáis visto forma de abordar en esta ocasión?

Para el año que viene me gustaría tratar temas sobre la iglesia, algunos relacionados con ella. Pero eso requiere una investigación para poder hablar de ello. Pero hay cosas muy curiosas dentro de la iglesia y me interesan. Ten en cuenta que tenemos 20 temas esta temporada, pero manejábamos cuarenta. De esos se hizo una criba en la mitad, y no es fácil escoger. Buscas apelar a todos los públicos.

Así surgen temas como la conciliación laboral. Parece una tontería, pero para mucha gente es un auténtico drama. Para mí puede que no, porque yo estoy soltero y vivo solo, pero es un tema preocupante. Por eso nos interesa tratar temas para todos, cosas que nos ocurren y te llaman la atención.

¿Cuesta mantener el equilibrio entre lo que es eminentemente información y lo cómico? Al fin y al cabo, más allá del humor el programa tiene una vertiente divulgativa o informativa.

Creo que eso es lo que distingue a este espacio del resto. Aquí manejamos muchos datos, mucha información. ¡Damos muchísima información! Hay muchas estadísticas y documentación. Yo en las reuniones me he peleado para que hubiera más comedia. Discutimos mucho con cada guion, podemos llegar a tener 10 o 12 versiones de cada uno. Todos los años hay temas en los que debates sobre cuántos datos dar. Hay momentos en los que puedo estar leyendo el teleprompter y me encuentro con un montón de datos. Dar todo eso, tratar de darle ritmo no es fácil. Hay que encontrar ese equilibrio, porque siempre hay algunos que estamos tirando hacia un lado u otro. Pero cuando estamos con los guiones, siempre se relee pensando en esa idea.

Se mantienen Manuel Burque y Miguel Iribar como colaboradores, pero llegan también algunos nuevos: Edu Galán, la actriz Eva Redondo y Pilar de Francisco y Valerio Ros. ¿Qué aportarán cada uno de ellos?

Manuel Burque y Eva Redondo son dos actores súper buenos. Hacemos sketches con ellos. Pilar y Valeria harán reportajes junto con Miguel, que ya los hacía el año pasado. Y luego Edu Galán se encarga de poner la parte de conspiranoia. Es como si fuera un tertuliano de 13tv o de Intereconomía. Por ejemplo, si el programa va sobre los chinos, él tiene sus leyendas urbanas, sus datos que respaldan las cosas más alocadas que puedas imaginar.

¿Es algo así como el Enrique de Vicente del programa?

Exacto, eso es (risas).

Has mencionado durante la entrevista los temas que esperas tratar en la próxima temporada. ¿Está el futuro asegurado para 'Comedy Central News'?

Seguro no es nada. Tengo un contrato de exclusividad con Comedy Central que termina este próximo junio, por el que he hecho 'Comedy Central News' y alguna cosa más, como las piezas para YouTube, de las que hacía varias a la semana. Para el año que viene hay intenciones, pero todo depende de cómo funcione. Lo que es verdad es que el programa nos ha gustado a todos. Es mejor que el del año pasado, porque todos hemos mejorado... ¡Lo raro es que fuera peor!

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba