ENTREVISTA VERTELE Confidencias íntimas de Arturo Valls: 'Ninja Warrior cumple mi vocación'

Arturo Valls
Arturo Valls

Charlamos con el presentador, antes del gran estreno hoy en Antena 3. 'No sé qué ha pasado por el camino, que he acabado imitando a Shakira, produciendo películas y tirando gente por un agujero... pero el sueño desde pequeño era ser comentarista deportivo. Ahora se cierra el círculo'. Este programa 'es como ver la final de la Champions', asegura

Estrenas 'Ninja Warrior', un formato novedoso en España que supone la gran apuesta de Antena 3 para el verano. ¿Cómo recibiste esta propuesta? ¿Cómo te entrenaste para este trabajo?

La propuesta fue muy bien recibida, porque desde pequeño el deporte y la narración deportiva siempre me llamaron muchísimo la atención. Era el típico niño pesado que además de jugar a fútbol, a basket o a tenis, lo comentaba (risas). Me apetecía mucho y me sedujo desde el minuto uno. Poder hacer un evento deportivo, con espectáculo, al lado de un grande de la narración como Manolo Lama, me permitía cerrar el círculo. No tuve que pensármelo mucho, la verdad. Era además una vuelta al prime time, con un gran formato de espectáculo, con un gran plató... Era muy apetecible.

Al igual que en 'Ahora caigo', aquí los concursantes también deben evitar caerse y desplomarse, pero las similitudes parecen acabar ahí. ¿En qué se diferencia tu labor de ahora con el concurso de las tardes?

Digamos que hay un cambio de registro y de tono, porque como te decía no dejamos de ser comentaristas deportivos, dándole emoción y énfasis. Pero claro, la cabra tira al monte, y tenía que hacer un poco el ganso. No lo puedo evitar (risas). Había momentos en los que se me veía la tontuna. Por ejemplo, he probado el circuito... No diré cómo, ni con qué vestido, pero lo he probado... (risas) Pero hay un cambio de tono sustancial que me apetecía. Todo lo que sea probar registros y mostrar mi versatilidad me gusta.

Los números asustan: 6000 personas se presentaron al casting, 200 fueron los seleccionados y solo 24 guerreros han llegado a la fase final del programa, en el Monte Midoriyama. ¿Da miedo hacer chistes ante semejantes fieras?

Sí, sí, había cada cuerpo, cada pectoral y cada bíceps que... Como para hacer mucha broma. Luego hay sorpresas, porque hay gente más tirillas que luego llegan más lejos. Eso va a ser interesante, por las apuestas que la gente puede hacer en casa: "Yo apuesto por el bombero, o por el del parkour o el motero". Va a haber grandes sorpresas. Lo que mola también es ver el furor y la pasión por el deporte que hay en un país como España. Parece que lo hemos cogido tarde esto del deporte, pero la media era una de las más altas de Europa. Así que tanta sangría, tanta siesta parece que no hay. Estamos a tope.

Compartes los comentarios con Manolo Lama y Pilar Rubio. ¿Te ha costado entrar en la dinámica de una narración más deportiva y técnica que Lama implica? ¿Cuánto has podido "pegarle" a él de ti?

Sí, nos hemos contagiado mutuamente. A Manolo de repente le veías haciendo chascarrillos... Aunque él también es muy de la broma también. En su narraciones del fútbol siempre se inventa apodos y cositas. Y yo me he contagiado de esa energía que tiene narrando y que me apasiona y he mamado desde pequeño y no tan pequeño, oyendo los domingos de carrusel. A mí me encantaba. El "¡dale, Manolo!" se convirtió desde el minuto 1 en una muletilla. Es todo un profesional y un tío encantador.

Dices que 'Ninja Warrior' te ha servido para cerrar el círculo...

No sé qué ha pasado por el camino, que he acabado imitando a Shakira, produciendo películas y tirando gente por un agujero, pero la vocación era la de comentarista deportivo. No sé dónde me salí del camino.

Si hubiera un narrador o locutor al que te gustaría parecerte, ¿a quién sería?

Yo era muy de Ramón Trecet, me encantaba la NBA... Andrés Montes era un espectáculo oírlo narrar. Luego clásicos en otros registros, como José Ángel de la Casa, que son también tu infancia. Me gustaba el narrador que también ponía algo de comedia y espectáculo, que lo hacía más cachondo. El mundo latinoamericano, los argentinos, con sus narraciones tan locas y espectaculares.

De todas maneras, aunque yo era muy de fútbol y basket... Dirás que soy un viejoven por esto, pero me veía narrando tenis y viajando por el mundo en París y Winbledom... De pequeño tenía esa ilusión, un poco de señor mayor (risas). Está claro que todo depende de cómo lo transmitas, pero el tenis tiene esa cosa más sosegada y pausada. Luego no sé qué pasó que se ha torcido (risas).

Desde tu perspectiva, ¿esperabas que el programa tuviera el grado de dificultad que tiene cuando viste a los concursantes en acción por primera vez?

Pues sí... La sensación de verlo en directo, más allá de la emoción que supone el directo (porque no es lo mismo ver vídeos del formato americano que verlos a punto de saltar, coger una anilla o caerse al agua), ha sido más duro de lo que lo imaginaba. Hay obstáculos y pruebas realmente complicadas y exigentes. Y viendo a los "ninjas" a los que primero superaban el circuito para que los participantes tomaran nota, pensaba que no podrían... Luego hay gente que lo consiguen.

Ese grado de emoción lo tiene. No sé si viste el avance en el FesTVal de Burgos, pero la gente estaba en el teatro como si estuvieran viendo la final de Champions. Cuando se caía un tío, parecía como si hubiesen lanzado un balón al palo... La gente chillaba y disfrutaba. Es muy emocionante.

Llegáis a la noche de los viernes, en sustitución de los exitosos 'Tu cara me suena' y su versión de anónimos. ¿Genera tensión añadida o seguridad por la confianza en la apuesta?

Esperamos coger el rebufo. Ya hay un público que espera programas familiares y espectáculo en Antena 3, y por ahí ya tenemos algo ganado. La presión es menor con los años. Con el tiempo aprendes a relativizarlo todo un poco, a pensar que no todo depende de ti, que la programación es la que es... Llega un momento que intentas no presionarte demasiado, porque hay cosas que se te escapan. No hay mucho que hacer: tienes que asumir que hay una guerra que está ahí. No hay que agobiarse.

En ese sentido, se puede decir que contáis con un ejército de gente bien físicamente preparada para la batalla...

(Risas) Y gente muy atractiva también, por qué no decirlo. Ellos y ellas van a disfrutar de esta gente. Como te decía antes, hemos llegado tarde al deporte, pero estamos a tope. El casting ha sido de los mejores.

También se espera la vuelta de 'Me resbala' de cara al verano. ¿Qué puedes comentar de este regreso, donde por supuesto también hay caídas?

Había que hacerlo, estaba en la calle. Es un programa que se quedó muy en alto y la gente lo reclamaba por la calle. ¿Por qué no repetir y recoger esa inquietud de la gente y volver a hacer esta serie de especiales? Es lo que ha hecho la cadena, juntar a un grupo de cómicos y ponerlos de nuevo a improvisar. Fíjate, parece que donde no haya porrazos y caídas no estoy a gusto.

Para finalizar, en tu última visita a 'laSexta Noche', comentaste quetenías ya una nueva película como productor tras 'Los del túnel', que por cierto, acaba de salir en DVD. ¿Cómo va tu carrera como emprendedor cinematográfico?

Estamos ya en todas las plataformas con 'Los del túnel' y... No te puedo contar más porque estamos a la espera de anunciar la nueva película que vamos a hacer. Va a ser una vuelta de un director reconocidísimo que vuelve a la comedia surrealista. Tenemos muchas ganas de contároslo y en breve lo vamos a hacer. Rodamos en octubre y estamos en pleno proceso de preproducción. Si te gustó 'Los de túnel' ¿Te gustó 'Amanece que no es poco'? Pues por ahí van los tiros... (risas)

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba