Los hechos ocurrieron en 2015 El 'pim, pam, toma Lacasitos' de 'Callejeros', condenado por resistencia a la autoridad

Ares, uno de los rostros más recordados de 'Callejeros'
Ares, uno de los rostros más recordados de 'Callejeros'

Ares G., uno de los rostros más recordados de la historia del programa, obligado a pagar dos multas económicas por insultar y forcejear a dos guardias civiles

Uno de los personajes más recordados de la historia de 'Callejeros' vuelve a ser noticia. Ares G.N. conocido tras pronunciar en el programa de Cuatro frases como "pim, pam, toma Lacasitos" y "viva España, viva el Rey, viva el orden y la ley", ha sido condenado a pagar 1.620 euros de multa por sendos delitos de resistencia contra la autoridad. 

Según informa Levante, los hechos se remontan a agosto de 2015, cuando Ares y tres amigos fueron parados por la Guardia Civil tras ver que el coche en el que iban realizó una peligrosa maniobra a la altura de Favara (Valencia). 

Uno de los amigos y conductor del vehículo superó la tasa de alcoholemia permitida, por lo que las autoridades decidieron realizar un segundo control. Una decisión que no gustó el joven, que reaccionó de forma violenta al propinar un puñetazo a uno de los agentes

A él se unió Ares, que forcejeó con los guardias civiles y dedicó varios insultos a los mismos. Según el citado medio, hasta 6 agentes resultaron heridos durante el altercado, provocando la automática detención del propio Ares y su compañero. 

Ares, condenado por varios delitos contra las autoridades

Casi dos años después, el joven ha reconocido los hechos y ha sido condenado con dos multas. La primera, de 1080 euros por un delito de resistencia a la autoridad. Y la segunda, de 540 euros por 3 delitos de lesiones leves a los guardias civiles

Su amigo ha recibido la misma sanción, y además se le ha retirado por un año el carné de conducir

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba