Cuatro

Carme Chaparro, a unos okupas de lujo: "¿El resto de españoles somos tontos?"

Carmen Chaparro, ayer martes en 'Cuatro al día'
Carmen Chaparro, ayer martes en 'Cuatro al día'

La presentadora de 'Cuatro al día' puso en juicio el testimonio que arrojó una pareja de 'okupas' del municipio toledano de Borox

Carme Chaparro manifestó este martes en Cuatro al día su descontento con la realidad del movimiento 'okupa'. "El resto de los españoles que pagamos un alquiler, qué somos ¿tontos?", preguntó la presentadora a una pareja de 'okupas' del municipio toledano de Borox, donde las ocupaciones en una de las urbanizaciones de nueva construcción de la localidad están causando malestar entre los vecinos.

Los entrevistados espetaron que "no se consideraban ocupas" porque "cuando llegamos aquí estaba todo sin puertas ni ventanas". "Aquí no rompemos puertas, gastamos dinero y somos restauradores de viviendas", se autodefinió uno de los entrevistados. Su compañera, por su parte, reconoció que no pagaban alquiler, y fue entonces cuando Chaparro se preguntó si son "tontos" aquellos españoles que sí lo pagan "con el sudor de su frente" y "hacen las cosas legalmente". 

A modo de respuesta, uno de los 'okupas' respondió que se encontraban en trámites con la administración municipal para regularizar la situación de estas viviendas. "Estamos pendientes de que venga un banco, un dueño, para arreglar esta situación lo más rápido posible", agregó el entrevistado, que detalló que la casa en la que vivía actualmente no tenía dueño. 

"No queremos estar aquí de gorra", se defendió poco después la otra 'okupa', sino pagar un "alquiler social" dentro de sus posibilidades económicas. Fue entonces cuando Chaparro explicó una urbanización privada de chalés no ofrece la posibilidad de tramitar alquileres sociales. "Lo que pagan los propietarios en esa urbanización no es un alquiler social, ellos pagaron por su casa", replicó la presentadora. 

Al respecto de esta situación, el Código Penal castiga la usurpación de viviendas con multas de tres a seis meses y, si además se ejerce violencia o intimidación, con uno o dos años de prisión. En el conjunto de España el número arrojado por las últimas cifras en relación con esta problemática por ocupación ilegal de viviendas se redujo de manera constante desde 27.263 en 2015 hasta 10.373 en 2017. Y, en lo que respecta a la fase posterior de concreción del delito, por casos de usurpación había en 2015 un total de 3.461 escritos de calificación, cifra que descendía a 1.057 en 2016 y a 278 en 2017, según datos recogidos por EFE

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba