Crítica Vertele "Los Nuestros 2": entre lo incoherente, lo superficial y un desfile militar de clichés

Los Nuestros II
Los Nuestros II (Foto: Telecinco)

Una pasarela con Paula Echevarría, guapos de uniforme y árabes malísimos que desfilan sin pies ni cabeza.

La miniserie de Telecinco se nutre de rostros atractivos que son insuficientes para disimular tramas, localizaciones y personajes poco creíbles.

Los Nuestros 2 se ha estrenado en Telecinco con un primer capítulo totalmente confuso que no ha dejado claro ni dónde estaban los personajes, ni la razón de cada uno para estar ahí, ni el interés que pueda llevar al espectador a seguir viendo la serie. 

Si la apuesta se hubiera llamado El Príncipe 2 o Paula Echevarría perdida en el Isis habría sido mucho más acertado ya que lo único que ha dejado claro esta entrega es que lo importante era cocinarla con los ingredientes: CNI + malos islamistas + historias de amor con chicos y chicas guapas + velos, uniformes y torsos desnudos + el fichaje estrella de la actriz. Ya, si las tramas tienen sentido entre ellas o no, lo dejamos a la suerte de la batidora. 

Imagen de Los Nuestros 2
Imagen de Los Nuestros 2

Aún así, mirando el lado bueno, de todo este experimento sacaremos una importante conclusión para nuestra ficción: si en la batalla entre Los Nuestros 2 y Matadero gana la primera, es que los clichés aún funcionan, pero si vence la segunda es que la audiencia ya los ha superado. 

¿Qué está pasando y dónde?

El capítulo arranca con una Paula Echevarría conectada al ordenador en una casa de algún lugar. Minutos después la vemos en combate, junto a Rodolfo Sancho, en lo que parecen ser tierras árabes. Alguien habla de Siria, después de Kabul y a algunos les parecerá lo mismo pero no lo son. Para seguidamente, observar que Rodolfo está en Madrid, y de golpe llama al timbre de Paula que estaba en ¿Siria?... y en mitad de todo esto: un barco.

Para más inri, la lluvia de personajes sin presentación no cesa: una hermana que se convierte al Islam de un segundo a otro, otra española que intenta huir de su marido musulmán, uno de El Príncipe que le ayuda y nadie sabe de dónde ha salido, y policías del CNI y más militares duros pero buenos que ven vídeos de youtube que demuestran lo malos que son los árabes. 

En definitiva, una lluvia de información inconexa que deja al espectador totalmente desorientado, exhausto y atormentado por la insatisfacción de no asimilar lo que ha visto.

Una pareja sin química, pero una pareja al fin y al cabo

Lo que sí está claro es que el personaje de Rodolfo Sacho tiene interés en el de Paula Echevarría. Cierto es que esa atracción nace de forma bastante gratuita (tras saltar en paracaídas) y hasta precipitada porque se echan de menos algunos preliminares: conflictos que les unan, conversaciones, incluso miradas cómplices... porque sin todos ellos, el resultado es esa falta de química que desprenden ambos en este primer capítulo. 

Rodolfo Sancho y Paula Echevarría, en Los Nuestros 2
Rodolfo Sancho y Paula Echevarría, en Los Nuestros 2

Aún así, se agradece la existencia de la pareja porque es la única sustancia que - sabiendo todos que van a acabar juntos- puede despertar el interés por continuar la serie. 

Buenos guapísimos y árabes malísimos, más clichés

Y a falta de historias sorprendentes, ¿buenos son los actores guapos que las sostengan? El reparto de Los Nuestros 2parece sacado de una pasarela y, por supuesto, de Instagram. Con dentaduras que deslumbran en unas localizaciones desérticas. Mostrando torsos desnudos a los pocos minutos de emisión y hasta casi posando en cada escena. 

Para masticarlo aún más todo (con esas dentaduras perfectas) los malos son todo lo contrario: feos, visten de negro, comen con la boca abierta, tienen una voz ronca, gritan y son árabes. 

Un árabe malvado de Los Nuestros 2
Un árabe malvado de Los Nuestros 2

Desde luego, el espectador que busque clichés los tachará todos. 

El test perfecto para el público de ficción

Pero todo tiene su parte positiva. Como decíamos anteriormente, cuatro años después de la primera temporada de Los Nuestros y cinco después de El Príncipe, Telecinco sigue apostando por la misma fórmula: CNI + malos islamistas + historias de amor con chicos y chicas guapas + velos, uniformes y torsos desnudos. 

Pero quizá no es casual que la enfrenten a Matadero, una serie tan extraña y arriesgada que ni la propia Atresmedia creía que fuera a hacer los números que hizo en su estreno. Y quizá gracias a esta batalla de ficción podamos testar a la audiencia mejor que nunca:

Si lidera la miniserie bélica es que los ingredientes estrella de Vasile aún siguen gustando, pero si es la serie de Antena 3 la que vence, el público de la TV en abierto estará dando ese golpe en la mesa que espera Mediaset para empezar a innovar en su ficción. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba