Redes sociales Críticas a Sálvame por hacer "apología del franquismo"

Belén Esteban en "Sálvame"
Belén Esteban en "Sálvame" MEDIASET

Jesús Manuel y Kike Calleja defendieron el régimen y al dictador. "Tenemos sanidad pública gracias a Franco". Belén Esteban pidió a Pedro Sánchez "una votación" para decidir si se exhuman los restos del Valle de los Caídos. La presentadora estalló: "¿Se puede entender que hay gente que no puede descansar porque no sabe dónde están sus familiares?". Antonio Montero la acusó de tener "lavado el cerebro"

Sálvame ha causado indignación en redes sociales por su decisión de abordar el franquismo como uno de sus temas principales en la tarde del martes 24 de julio, y por las opiniones de algunos de sus colaboradores que, a juicio de la audiencia, podía considerarse "apología" del régimen que dominó España desde 1939 gasta 1975.

La conversación partía del reportaje especial de En el punto de mira de Cuatro, sobre el patrimonio y la herencia de la familia Franco. "Esto es como la navidad, si sacamos el tema de Franco nos vamos a enfadar todos", advertía Belén Esteban, quien a continuación exponía su punto de vista sobre la exhumación de los restos del dictador.

Belén Esteban: "¡Dejemos el pasado ya!"

Si bien dijo no simpatizar con el franquismo, consideró innecesaria la iniciativa del gobierno de sacar los restos del militar del Valle de los Caídos: "Ya después de cuarenta y tantos años que lleva este señor fallecido, lo que importa es el presente. ¡Dejemos el pasado ya!", exclamaba, antes de dirigirse a Pedro Sánchez: "Como aquí hay gente que querrá sacarle de allí y gente que no... ¡Votación! ¡Lo que diga el pueblo".

Jesús Manuel, Antonio Montero y Calleja, en defensa de Franco:

Más extremistas fueron las posturas defendidas de Kike Calleja y Jesús Manuel: "¿Qué va a ganar España si sacamos los restos de Franco? Estamos gastando un dinero innecesario", cuestionaba el primero, que además alababa la figura del militar que lideró el golpe de estado de 1936: "Tenemos sanidad pública gracias a Franco, todo el mundo tenía trabajo en esa época y a los presos les hacía trabajar y cobraban un sueldo”.

El segundo, por su lado, reclamaba que no se "falseara la historia". "Cuando la historia está escrita no podemos tergiversarla por estar en un bando", gritaba alterado, mientras la Esteban le acusaba de ser "muy franquista". "Ese monumento representa un momento triste y oscuro de la historia", gritaba hasta casi quedarse sin voz.

Montero acusa a Padilla de tener "lavado el cerebro"

"A mí me sabe mal que se manipule la historia para enfrentar a la gente", declaró Antonio Montero, que acusó a Paz Padilla y a la familia de esta de tener "lavado el cerebro" por estar a favor de la exhumación.

"Se habla de la historia de los Franco con demagogia y desinformación absoluta", defendía. "Se habla de un patrimonio acojonante cuando Carmen Martínez Bordiú se quita el hambre a bofetadas".

Paz Padilla, indignada: "Hay gente que no puede descansar"

Ante estas posturas e incluso ataques, Paz Padilla perdía los nervios. "Si un señor le pega un tiro a tu abuelo, ¿tú le haces un monumento a ese señor? ¿Se puede entender que hay mucha gente a la que le resulta muy doloroso? ¿Se puede entender que España sea el único país de Europa donde se venere a un dictador? ¿Y que hay gente que no puede descansar porque no sabe dónde están sus familiares?", protestaba.

La humorista acusaba a los tertulianos que hablaban del tema de no haber conocido el período que justificaban o blanqueaban, algo en lo que también coincidía Chelo García Cortés. 

Para ejemplificar su discurso, muy afectada, hacía una llamada telefónica en directo a su madre, Lola, quien narró sus recuerdos del franquismo: "Pasé mucho, había muchísima hambre, miseria...", decía la anciana.

"¿Cómo era cuando llegaban y escuchabas a los que se llevaban? ¿Qué pasaba en Zahara?", le preguntaba. "Claro que sí, los mataban detrás del Peñón... Entraban en las casas, se los llevaban y ya no aparecían". Antes de colgar, la madre bromeaba: "No me hagas hablar más de Franco, a ver si me va a pasar algo".

Críticas en redes: "Es denunciable, ¿verdad?"

Las críticas hacia el programa no se han hecho esperar en redes sociales. Primero, por frivolizar con el sufrimiento causado por la dictadura, algo a lo que el programa contribuía en redes sociales, a través de encuestas y del hashtag #francodicia; y segundo, por permitir comentarios apologéticos sobre Franco. "Ya no hay límites, se van quitando los pasamontañas sin miedos", lamentaba un internauta. Otros iban más allá: "Es denunciable, ¿verdad?".

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba