Crónica Vertele 'Maestros de la costura' se desquita con doble expulsión y una oferta laboral en pie

Maestros de la costura se desquita con doble expulsión y una oferta laboral en pie
Maestros de la costura se desquita con doble expulsión y una oferta laboral en pie

Alejandro y Saray se marcharon del talent, pero esta última recibió la propuesta de trabajar con María Escoté, al ver su evolución en su segunda etapa tras la repesca

La nueva entrega de Maestros de la costura tenía pendiente una doble expulsión tras no haber despedido a ningún aprendiz la pasada semana. Y la cumplió. 

Tanto Alejandro como Saray se marcharon del taller, entre sonrisas y lágrimas por la evolución que habían demostrado y la tristeza de abandonar el talent. 

Pero no se fueron de vacío, María Escoté propuso a la respescada que trabajara junto a ella, gracias al nivel que había demostrado. 

Inédita expulsión en una primera prueba

El primer reto propuso a los aprendices elaborar un vestido de flamenca con la ayuda de Eduardo, Luisa, Pa, Jaime, Anna, Vanessa y los gemelos Sergio y Vicente, concursantes de la anterior edición del talent.

Tras la presentación de sus vestidos, el jurado valoró positivamente el trabajo de Saray. Mientras que la peor parte se la llevó Alejandro, que convenció tan poco con su resultado que se convirtió en el primer expulsado de la noche. 

Una chaqueta militar desata la guerra

La segunda prueba llevó al equipo a visitar el taller de la marca Extreme Collection, una firma de alta calidad y producción totalmente española.

Cada equipo reprodujo una chaqueta de mujer de corte militar icónica de la marca, aportando algo novedoso al diseño para hacer una edición única y limitada, sin perder la sobriedad y la elegancia original.

A mitad de trabajo, el jurado les cambió de equipo y estos se desubicaron por completo. Mientras el equipo verde sí entregó una chaqueta acabada, el otro no lo logró y se fue directo a la prueba de expulsión. 

La repescada se marcha por segunda vez

Saray, Rosa, Sergio y Lara se enfrentaban a una de las pruebas más duras e igualadas de la edición. En ella los jueces propusieron diluir las fronteras entre géneros en la moda para crear una prenda masculina a partir de unos vestidos de mujer en 90 minutos.

Saray se quedó sin tiempo para acabar su peto tejano, se arriesgó demasiado en algo que no sabía hacer y no le salió bien. Tampoco fue la mejor prueba de Sergio que hizo una prenda "pretenciosa con fallos en las costuras, solapas y forro". Mientras que Rosa hizo el mejor trabajo y Lara también se lució. 

Tras la deliberación, los jueces sentenciaron: "El aprendiz que no sigue en Maestros de la costura es Saray". Esta se marchaba alegre por todo lo que había aprendido en esta segunda etapa tras su repesca. Y al abrazar a María Escoté, la diseñadora le proponía trabajar en su taller: "Has evolucionado muchísiimo y tus ideas son maravillosas". 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba